AMD volvería a cambiar el boost en AGESA: es demasiado agresivo con las frecuencias y el voltaje

Cada nueva UEFI en AMD por parte de los fabricantes de placas base es un quebradero de cabeza para muchos usuarios, sobre todo si esta incluye una revisión de AGESA. Y es que AMD ha modificado o actualizado su microcódigo en varias ocasiones, intentando ajustar los parámetros de estabilidad y rendimiento. Ahora, nuevas declaraciones hacen presagiar que volveremos a ver cambios en las frecuencias y voltajes de los Ryzen 3000.

El nuevo algoritmo del Boost de los Ryzen 3000 de nuevo a la palestra

AMD-Ryzen-3000-review-12

Ya hemos hablado varias veces sobre él, pero por lo que parece AMD no termina de afinar mediante microcódigo su desempeño. Los poseedores de un Ryzen 3000 han visto como el sobrevoltaje aplicado a la CPU es común, incluso con distintas versiones de AGESA de por medio, pero por lo que sabemos ahora, dicho voltaje puede estar poniendo la vida útil del procesador en peligro, o al menos reduciéndola por el sabido efecto de la electromigración.

Según Shamino -conocido overclocker profesional de ASUS– cada nueva versión de BIOS ha cambiado el funcionamiento del Boost, lo cual se asocia a que tanto AMD como los fabricantes de placas base estaban siendo muy agresivos con el empuje de las frecuencias, lo que deriva por el algoritmo en voltajes cada vez más altos.

Esto ya lo vimos tanto en nuestras pruebas como en los datos ofrecidos a posteriori por Anandtech, los cuales tuvieron tiempo de revisar por segunda vez su review, dando valores de Boost distintos y con ello un rendimiento diferente, por lo que todas las reviews lanzadas el día de la presentación deberían de haber sido corregidas.

Salvando esto, la sucesión de acontecimientos no parece parar, ya que Shamino afirma que el comportamiento actual del Boost está más orientado hacia la fiabilidad a largo plazo de las CPUs que hacia el rendimiento.

Esto es debido a que los 7 nm de TSMC unidos al algoritmo de AMD podrían estar provocando una electromigración acelerada de las CPUs, donde se han podido ver de stock voltajes de hasta 1.5 voltios.

Las nuevas UEFI podrían atajar el problema con nuevas versiones de AGESA menos agresivas

AMD-Ryzen-3000-review-16-

Dicho esto, todo apunta a que en las próximas UEFI podríamos ver nuevas versiones de AGESA menos agresivas con frecuencia y voltaje, lo que podría hacer bajar ambas con la consecuente pérdida de rendimiento, aunque sea minúscula.

Esto se estima por el FIT (fitness monitoring feature) de cada procesador, donde al parecer el voltaje máximo para Ryzen 3000 en carga no debería superar los 1.325 voltios, mientras que en idle este no debería romper la barrera de los 1,47 voltios.

Todo lo que supere esos voltajes al parecer no es seguro para la CPU. El problema es que los fabricantes de placas base, tal y como hemos visto en otros artículos, logran esquivar esas restricciones para empujar la frecuencia lo más alto posible dentro de los parámetros del algoritmo, por lo que el voltaje se dispara, ya que la curva de frecuencia/voltaje es muy empinada conforme se escala.

Esto no sería un problema en nodos como los 12 nm o 14 nm, pero sí en los 7 nm de TSMC, ya que este proceso litográfico tiene un «Metal Pitch» de casi 40 nm.

tsmc-10-7nm-cell-height-768x472

Esto influye en los choques de los iones de cobre y los electrones de alta velocidad que fluyen a través de los cables de interconexión.

A menor Metal Pitch (partiendo de los 14 nm) esto ocurría con mayor frecuencia, por lo que se introdujeron en los nuevos procesos litográficos materiales como el nitruro de silicio y al tantalio, pero esto solo palía el problema, ya que la distancia actual es tan pequeña que los electrones de cobre se dispersarán con mucha más frecuencia, aumentando con ello la resistividad del cobre.

EUV_Roadmaps_1EUV

El aumento de la frecuencia y el voltaje amplifican este efecto, el cual produce (entre otras cosas) la llamada electromigración del silicio, solo que en este caso a una mayor velocidad por todo lo comentado.

Al parecer, AMD es consciente de esto y de ahí tanto problema y tanta disparidad con placas base, UEFI y AGESA, por lo que la lógica impera a que podríamos ver un descenso de frecuencias y voltajes en sucesivas UEFIs, siguiendo por otro lado la tendencia actual.