AMD afirma que el bajo precio de las NVIDIA RTX SUPER es gracias a ellos

Scott Herkelman, vicepresidente y Director General de Radeon Technology Group, ha declarado en una entrevista que, el motivo de la bajada en el precio de las nuevas tarjetas gráficas NVIDIA GeForce RTX SUPER, se debe en gran parte a la jugada que realizaron ellos con los precios de las nuevas AMD Radeon RX 5700. En otras palabras, RTG estudió la estrategia de mercado de NVIDIA y desarrolló su propia estrategia de mercado con la que combatirla de manera efectiva.

El movimiento que realizó AMD Radeon Technology Group (o AMD RTG) con el lanzamiento de sus tarjetas gráficas AMD Navi fue una jugada muy bien calculada a nivel empresarial. Pero, el hecho incontestable es que, ahora que NVIDIA vuelve a tener competencia dentro del segmento de tarjetas gráficas, los precios disparatados que habíamos estado viendo con los últimos lanzamientos de NVIDIA y su arquitectura Turing, se han moderado considerablemente. No solo las nuevas tarjetas gráficas NVIDIA GeForce RTX SUPER son sensiblemente más potentes que las versiones normales. También son más baratas que estas.

Y todo esto se lo deberíamos a AMD Radeon. O eso afirma Scott Herkelman, que es Vice Presidente y Director General de AMD RTG en una entrevista que recientemente ha realizado para otra página web, donde ha desgranado, con pelos y señales. el porqué de la estrategia de precios de su compañía. Y de cómo, con esta estrategia, consiguió hacer que NVIDIA ajustara mucho más el precio de sus nuevos modelos cuando se lanzaran al mercado… Para que, acto seguido, RTG volviera a bajar sus precios y situara más ventajosamente a sus nuevas tarjetas gráficas AMD Radeon RX 5700 en el mercado y a ojos de los entusiastas.

AMD RTG analizó cuidadosamente la estrategia de precios de NVIDIA

El éxito en el movimiento de AMD RTG se basa en que la empresa analizó cuidadosamente la estrategia de precios de su gran rival. Para ello se tuvieron en cuenta los márgenes de beneficios que obtiene NVIDIA por cada tarjeta gráfica que vende (que siguen siendo cercanos al 60%), así como la madurez del proceso de fabricación de los núcleos Turing e incluso el tamaño de las dies que se necesitan para fabricar las tarjetas gráficas GeForce RTX (recordemos que la dies de las GeForce RTX SUPER son unos monstruos de 545 mm², mientras que la die de las AMD Radeon RX 5700 es de solo 251 mm²).

Por otro lado, AMD Radeon sabía que NVIDIA intentaría ajustar sus precios lo máximo posible para que sus nuevas GeForce RTX SUPER fueran más baratas que las nuevas AMD Navi. En este caso, AMD mantuvo una falsa ilusión al mantener los precios de lanzamiento de las nuevas gráficas bastante altos hasta el día antes del lanzamiento. En ese momento, anunció la rebaja de los precios a los que estas nuevas gráficas saldrían al mercado, cuando NVIDIA ya no tenía ningún margen de maniobra con sus precios.

También es verdad una cosa: si NVIDIA hubiera continuado con su estrategia de mantener los precios altos, también es muy probable que AMD RTG no hubiera bajado los precios de una manera tan drástica como lo han hecho. Y es que, si hay algo que tenemos muy claro es que las compañías están en el mercado para ganar dinero, no para ir de hermanitas de la caridad.