Gigabyte lanza al fin su tarjeta RX 590 Gaming 8G con disipador WindForce 2X

Escrito por Javier (Javisoft) López

Las tarjetas gráficas basadas en la RX 590 llevan con nosotros algunos meses, donde muchos ensambladores han presentado todos sus modelos y donde otros están ultimando sus GPUs más potentes para su salida al mercado. La noticia y novedad radica en Gigabyte, ya que hasta hoy no había puesto en venta ninguna tarjeta gráfica que incluyese el chip Polaris 30 XT y donde finalmente ha lanzado su Radeon RX 590 Gaming 8G.

Gigabyte llega tarde y sin novedades

GIGABYTE-RX-590-GAMING-1

 

Resulta extraño que un gran ensamblador como Gigabyte no dispusiese de tarjetas RX 590 a la salida de ésta al mercado, sobre todo por la acogida que se previó en su momento con esta tarjeta.

Y es que son algo más de cuatro meses y medio después cuando podemos ver el primer modelo de Gigabyte en su sitio web, donde lo realmente curioso es que dicha espera no ha sido para incluir novedades en su serie de tarjetas.

El modelo lanzado es el Radeon RX 590 Gaming 8G, el cual, y como no puede ser de otra forma, incluye el chip Polaris 30 XT bajo la arquitectura GCN 4.0 en 12 nm gracias a GlobalFoundries.

El chip contiene 5700 millones de transistores con un tamaño total de 232 mm2, lo que le permite albergar 2304 Shaders, 144 TMUs, 32 ROPs en 36 CUs, todo a una velocidad de 1469 MHz en base, que se verá elevada hasta los 1545 MHz en Boost (modelo de referencia).

En este aspecto y siendo una tarjeta custom, es de esperar unas frecuencias mayores, sobre todo teniendo en cuenta el atraso que Gigabyte lleva con respecto a las demás marcas, pero lo cierto es que en esta RX 590 Gaming 8G nos encontraremos dos modos de frecuencia distintos: Gaming (1545 MHz) y overclock (1560 MHz).

GIGABYTE-RX-590-GAMING-4

Como toda RX 590 tendrá 8 GB de VRAM GDDR5 a 2000 MHz (8000 efectivos), unida a un bus de 256 bits, todo con un consumo de 175 vatios que serán alimentados con un solo conector de 8 pines.

Sistema de enfriamiento WindForce 2X

GIGABYTE-RX-590-GAMING-7

Siendo el modelo más básico de la gama (deben llegar más, o al menos eso se espera) cuenta con el sistema de enfriamiento WindForce 2X, el cual tiene como principal aval 3 heatpipes en contacto directo con el die, dos ventiladores de 90 mm con FanStop con tecnología de aceleración del aire a través de una serie de bandas 3D en sus aspas y un backplate trasero para aportar rigidez a la tarjeta.

Como viene siendo habitual en los modelos de Gigabyte, dichos ventiladores se pararán cuando la tarjeta esté a poca temperatura, logrando reducir el ruido generado y aportando mayor vida útil a los rodamientos.

Como el resto de las gamas, estas RX 590 Gaming 8G contará con el sistema de iluminación RGB Fusion 2.0, donde podremos configurar el color del logotipo situado en el perfil de la tarjeta con hasta 5 efectos diferentes y 16.7 millones de colores.

De momento no sabemos el precio de esta nueva tarjeta, pero al ser gama de entrada y viendo los precios tan competitivos que Gigabyte está desarrollando, es más que previsible que sea una de las RX 590 más baratas del mercado.

Fuente > Videocardz

Continúa leyendo