AMD ha mejorado hasta un 6% el rendimiento de la Radeon VII en 2 semanas mediante drivers

Ya hace dos semanas desde la presentación de la última tarjeta gráfica de AMD para el sector gaming. La Radeon VII, como primera GPU del mundo en 7 nm para gamer pretendía usurpar el segundo puesto que ostentaban hasta ahora la GTX 1080 Ti y la RTX 2080, pero los datos no fueron muy favorables para los de Lisa Su. Con la salida de los Adrenalin 19.2.2 se ha reportado un incremento de rendimiento, pero ¿en cuánto se cifra?

AMD sigue con problemas en sus drivers para los lanzamientos

AMD Adrenaline Edition drivers edit

Lo cierto es que, si dispones de un producto que tienen que probar cientos de analistas en todo el mundo, lo más lógico es que te asegures de que el driver suministrado no solamente es estable, sino que hacer rendir a la tarjeta a su nivel óptimo.

AMD lleva pecando de no cumplir esta premisa demasiadas veces, ya que arquitectura tras arquitectura siempre hemos visto con el paso de los drivers alguna mejora de rendimiento, donde en algunos casos fue realmente una gran mejora, pero ¿estamos ante el mismo panorama actualmente?

Los nuevos drivers Adrenalin 2019 se lanzaron en diciembre, las Radeon Instinct con Vega 20 fueron puestas a escena meses antes, entonces ¿realmente AMD ha tenido tiempo y recursos para optimizar su nuevo driver para la Radeon VII? ¿hay mejora real? ¿cuánto se gana con esta nueva versión 19.2.2?

Aunque no exentos de problemas, parece que estos drivers ofrecen un rendimiento extremadamente elevado desde su inicio.

AMD hace un mejor trabajo general e iguala a NVIDIA

AMD

Siempre se ha dicho que las tarjetas gráficas de AMD mejoran como el vino, con el tiempo. Drivers más pulidos y juegos mejor optimizados tuvieron la culpa años atrás, pero este escenario es realmente cosa del pasado.

Los datos que acaba de facilitar Techpowerup comparando la versión 19.2.1 y la 19.2.2 demuestran otra tendencia en la compañía roja, tal y como vemos en la siguiente tabla comparativa, donde cada juego ha sido probado en las tres resoluciones más comunes: 1080p, 2K y 4K (en ese orden)

Drivers AMD comparación Radeon VII

Así es, salvando Assassin’s Creed Odyssey y Battlefield V, donde las mejoras han llegado hasta un 6% (problemas evidentes con la anterior versión) el resto del empuje del rendimiento no llega al 1%, dentro del margen de error.

Incluso en algunos casos se pierde rendimiento como es el caso de Far Cry 5, entonces ¿qué conclusión podemos sacar después de estos datos y una batería de 21 juegos probados?

Los datos reflejan cierta mejora por el cambio de pasta térmica

AMD-Radeon-VII-Thermal-Pad-Grafito

Pues a tenor de lo que ha desvelado TPU, parece que las conclusiones no son buenas desde el punto de vista del rendimiento.

Ya que estos resultados incluyen la variable que supone el cambio de la pasta térmica en favor del Thermal Pad que portaba y que consiguió reducir la temperatura del hotspot sobre 10 grados.

Para presentar los datos de más arriba tuvieron que probar de nuevo con los Adrenalin 19.2.1, pasando todos los bench a los 21 juegos y 3 resoluciones, para así discernir que la mejora por el cambio de pasta térmica supuso un 0.2% del total, mientras que la mejora de los drivers se contabilizó en un 0.45%, dando un total de aumento del rendimiento del 0.653% (pasta + drivers).

Volvemos a entrar de nuevo dentro del margen de error de cualquier medición, lo cual evidencia que, salvando ASO y BFV, las mejoras son despreciables y que aunque el nuevo driver ha corregido ciertos problemas en otras facetas, AMD lanzó un driver muy sólido y eficaz desde su inicio.

Con ello, se descarta la teoría del aumento de rendimiento al poco de ser lanzados los productos, y donde como ya hemos visto con anterioridad, la mejora con el paso de los años se produce a un ritmo muy similar que lo conseguido por su competidor NVIDIA.

Esto pone de manifiesto el gran trabajo que AMD está desarrollando de un tiempo a esta parte con sus drivers, donde desde el minuto cero sus usuarios pueden disfrutar de un rendimiento cercano al 100% del potencial de la tarjeta, al menos, con títulos Triple AAA.