Cómo saber si una tarjeta SD o microSD es falsa

Escrito por Juan Diego de Usera

Todos hemos visto alguna vez, en varias tiendas online, tarjetas de memoria SD o microSD que anuncian enormes capacidades de almacenamiento. Y, sobre todo, a unos precios excepcionalmente bajos. Sin embargo, mucho nos tememos que no es oro todo lo que reluce. Y la gran mayoría de estas tarjetas son falsas, en el aspecto que realmente no contienen toda la capacidad que publicitan. En el tutorial de hoy os vamos a explicar cómo consiguen engañar a nuestros ordenadores y cómo podemos detectar si una de estas tarjetas de memoria es auténtica o falsa.

Amazon o eBay está lleno de anuncios de tarjetas de memora SD o micro SD que ofrecen 256, 512 GB o incluso hasta 1 TB de capacidad de almacenamiento. En muchos casos, por tan solo unas decenas de euros. La mayoría de ellas emplean logos falsificados de compañías reputadas como Samsung o Huawei.

Cuando os encontréis con una de estas ofertas, lo primero que debéis de tener en cuenta es que el tamaño máximo de memoria en una tarjeta SD y microSD que se está comercializando actualmente es de 512 GB. Y esas tarjetas con esta cantidad de almacenamiento, suelen costar varios cientos de euros. Como, por ejemplo, esta SanDisk Extreme PRO de 512 GB, cuyo precio original es de 315,99 euros, aunque luego la podamos ver de oferta.

Aunque sepamos que los mucho de los componentes chinos que se pueden adquirir en diversas tiendas online no suelen caracterizarse por ser de los más fiables (al menos, a largo plazo), algunos comerciantes chinos son especialistas en dar gato por liebre a los compradores occidentales y deberemos andarnos con mucho cuidado.

La tarjeta microSD falsa tienen el controlador manipulado

Una manera que podéis tener de saber si vuestra tarjeta SD o micro SD es falsa es mediante el código EAN que llevan ese tipo de componentes por su parte trasera. Este es un número de 13 dígitos que podemos introducir en el buscador de Google y nos dirá inmediatamente, a qué modelo de artículo pertenece. Si el resultado de la búsqueda es el mismo modelo que hemos comprado, entonces es muy probable que el modelo sea auténtico. En caso contrario, no creemos que vaya a ser un modelo bueno.

Otra manera de saberlo es copiar muchos archivos de gran tamaño al interior de la tarjeta SD o micro SD. Muchas de las tarjetas falsas lo que hacen es copiar los datos nuevos encima de otros que ya se habían copiado, con lo cual estos archivos quedan completamente inaccesibles para ser consultados más adelante por el usuario.

Muchos de vosotros se estarán preguntando cómo es esto posible. Es posible porque el fabricante de la tarjeta es capaz de manipular el micro controlador que llevan integrado todas las tarjetas SD y micro SD. Este controlador se puede manipular para que informe de una cantidad de espacio muy diferente a la que en realidad tienen. Por eso, cuando conectamos la tarjeta a nuestro ordenador, aparece con el Terabyte de espacio disponible en su interior. Sin embargo, ya sabéis que, en cuanto la cantidad de datos que estéis traspasando a la tarjeta supere la capacidad real de memoria de ésta, en ese momento comenzará a copiar los nuevos datos encima de los antiguos.

Continúa leyendo