Microsoft y Razer estarían desarrollando teclado y ratón para la Xbox One

Escrito por Juan Diego de Usera

Microsoft y Razer podrían estar colaborando en el desarrollo de la tecnología necesaria para que la consola Xbox One, fuera capaz de soportar el empleo simultáneo de un teclado y un ratón, algo que Microsoft lleva años diciendo que se iba a hacer. Sin embargo, el uso de estos periféricos sería injusto para el resto de gamers de la consola.

Microsoft lleva ya muchos años prometiendo que la consola Xbox One tendría soporte para el empleo de teclado y ratón. Tanto tiempo, que la mayoría de usuarios ya lo habían dado por imposible y pensaban que, en realidad, esto no eran más que dulces palabras por parte de la empresa para seguir generando expectación con sus juegos y su hardware. Y es que, está claro que, la llegada del soporte de estos periféricos, podría cambiar todo el panorama de uso de esta consola.

Especialmente en ciertos juegos como los RTS (Real Time Strategy), donde el uso del mando de la consola no es tan eficaz como el uso de los otros dos periféricos. O en los juegos de acción FPS. Está claro que la llegada de estos periféricos, podría animar a muchos usuarios de PC a invertir también dinero en comprarse una de estas consolas, de manera que pudieran disfrutar de ciertos juegos que solo se pueden ver en la consola, sin planes de pasar a los ordenadores personales.

La consola Xbox One, con estos periféricos, se convertiría en un serio rival para la PS4 de Sony

Microsoft ya estuvo informando, a principios de año, a muchos de los principales desarrolladores de juegos para la Xbox One, cómo funcionaría el acuerdo al que han llegado con Razer. Por principio Razer se encargaría de traer el soporte de su iluminación RGB Razer Chroma. Como podéis ver por las capturas de pantalla, durante la presentación también se establecieron numerosos preceptos que deberían de cumplir los juegos para que puedan soportar estos periféricos.

Quizás lo más importante sería el aspecto del balanceo en las partidas multijugador. En principio, los juegos deberían de ser capaces de preguntarle a la consola qué tipo de control está empleando el usuario, si teclado / ratón o mando. Y, de esta manera, juntar a todos los usuarios que emplearan el mismo tipo de control en las mismas partidas, de manera que no se produjeran situaciones de ventaja o desventaja entre ellos.

Curiosamente, en el caso de estos periféricos, las consolas solo soportarán un teclado y un ratón, a diferencia de los mandos, de los que la consola es capaz de soportar hasta 4 de ellos de manera simultánea.

Fuente > The Verge

Continúa leyendo