Tipos de caja para PC: cuáles son sus diferencias y cuál necesitas

Escrito por Juan Diego de Usera

Todos sabemos que el mercado de cajas de ordenador es uno de los más saturados de opciones y con un mayor rango de precios disponibles. En este tutorial hablaremos de los diferentes formatos de torre y sobre sus características específicas, con vistas a que podáis elegir mejor la torre que mejor se adapte al ordenador que queréis montar.

La caja del ordenador debe de ser el componente de PC que más se compra por impulso y por estética de todos los que lo componen. En general, las cajas entran más por los ojos y por el corazón que por la cabeza, y esto es algo que saben bien los fabricantes. Si no, ¿a santo de qué la moda actual de recubrir las cajas de cristal templado, eliminando la rejilla y las bahías frontales de 5,25″?

Y ojo, que nosotros somos los primeros en reconocer que, de esta manera, las cajas son mucho más bonitas que los antiguos modelos, pero se ha disminuido la refrigeración interna de los componentes y la capacidad de almacenamiento interno.

De todas formas, en este tutorial nos vamos a centrar en explicar los diferentes modelos de cajas de ordenador y cuál es su empleo más adecuado.

Cajas formato mini torre

Este tipo de formato engloba tanto las desarrolladas para el estándar mini ITX, como las desarrolladas para el estándar micro ATX. Por tanto, en este segmento encontraremos todas las cajas de ordenador pequeñas, incluyendo muchas con forma de cubo u orientadas para HTPC.

Este tipo de cajas se han pensado para ocupar el menor espacio físico posible, pero sin sacrificar la posibilidad de instalar tarjetas gráficas de tamaño decente. Lo malo es que sus envolventes térmicas no son de las mejores del mercado, así que es más conveniente instalar en ellas componentes de bajo consumo que de alto.

En cuanto a sus posibles usos, dado el pequeño tamaño que tienen y las limitadas capacidades de ampliación de las que disponen, sus usos son bastante limitados,

Cajas formato semitorre

También denominadas midi torre o formato ATX, este formato es el más empleado a fecha de hoy para cajas de ordenador, dado que en él se concentra la mayoría de la producción de placas base para usuarios de escritorio.

Este tipo de caja suele permitir la instalación de componentes de gran tamaño en su interior (siempre dependiendo de las dimensiones de la caja, obviamente) y suelen emplear varios ventiladores de 120, 140 o incluso 200 mm para su refrigeración. Antiguamente solían incluir bastantes bahías de 5,25″ en su parte frontal y varias de 3,5 / 2,5″ en su interior, con lo que tener espacio asegurado para dispositivos de almacenaje era algo que se daba por hecho.

Hoy en día, ya no es así y estas cajas suelen tener dos o tres bahías de 3,5 / 2,5″ y un par de bahías extra para 2,5″. Las de 5,25″ han desaparecido en los diseños más modernos.

A diferencias de las cajas en formato mini torre, estos modelos son más todoterreno y en ellas podremos montar cualquier tipo de sistema, desde un equipo gaming de altas prestaciones hasta una potente estación de trabajo, pasando por un servidor de archivos.

En cuanto a los precios, cubren todo el espectro desde modelos de 30 o 40 € (que, en nuestra opinión, no deberíais ni de mirar) hasta modelos de casi 200 €.

Cajas formato súper torre

Este tipo de cajas se emplean más para acomodar placas base de tamaño E-ATX y suelen tener, como principal característica, un espacio interno especialmente grande, tanto para poder acomodar este tipo de placas base como para poder utilizar un gran número de unidades de almacenamiento.

El uso principal de este tipo de caja es en la construcción de servidores de tipo SOHO (Small Office Home Office). Suele ser un tipo de caja de bastante tamaño y peso, que suele contar con una refrigeración interna bastante buena. Eso sí, sus precios no son precisamente baratos.

Continúa leyendo