Review: Roccat Horde AIMO, ¿el mejor teclado de membrana?

Escrito por Alberto García

Hoy analizamos el último teclado de Roccat, el Roccat Horde AIMO. Este teclado usa una tecnología que Roccat ha bautizado como “membranical”, que básicamente es un teclado de membrana con un punto de actuación más corto que otros teclados con esta tecnología.

Roccat Horde AIMO: la gama alta de los teclados de membrana

En los últimos años se han popularizado mucho los teclados mecánicos, hasta el punto de que encontramos modelos chinos por apenas 30 euros en tiendas como Amazon. A pesar de ello, todavía son muchos los usuarios que siguen utilizando teclados de membrana debido a que por el mismo precio pueden ofrecer más funcionalidades, o un tacto mucho más silencioso que los mecánicos (cuya seña de identidad es el ruido que generan al usarlos).

El Roccat Horde AIMO se sitúa en la más alta gama de los teclados de membrana, ofreciendo además cinco teclas macro programables con un perfil bajo que añade dos ventajas: se pulsan antes que otras teclas normales, y ayudan a evitar confundirnos. La rueda o dial que tiene arriba a la derecha es otro de los puntos a destacar en este teclado, ya que permite cambiar diversos ajustes como el volumen, el brillo, cambia de programa, etc. El dial multifunción es una característica única de este teclado, y para encontrar algo similar en el mercado tenemos que irnos al Surface Dial.

La iluminación del teclado es RGB de 16,8 millones de colores, pero está limitada a sólo 6 zonas diferentes. Los efectos de transición de colores se suavizan gracias a cambios en el nivel de brillo. Si eres de los que le gusta dejar un color fijo en el teclado probablemente esto no te importe demasiado.

El acabado del teclado es de alta calidad, con un peso de 1,1 kg para evitar que se mueva cuando lo estamos utilizando. El tacto de las teclas es similar al de otros teclados de membrana, pero con un muy ligero toque mecánico que suaviza su pulsación; aunque ya os adelanto que hay que pulsarlo con más fuerza que un teclado mecánico, ya que hay que pulsar la tecla para que actúe.

Por último, una de las características que más me ha gustado de este teclado es que permite reprogramar cualquier tecla del teclado. Por ejemplo, si no usamos nunca el F1, podemos asignarle una función que queramos (por ejemplo, abrir un programa o silenciar el sonido). Esto lo hace ideal para aquellos que quieran personalizar las funciones de su teclado, e incluso como teclado secundario. Su principal inconveniente: el precio.

Sin más dilación, os dejamos con el análisis.

Análisis: Roccat Horde AIMO

Continúa leyendo
  • III-Ari-III

    Desde que probé mi actual cougar 600k con switches cherry red, no podría volver a usar teclados de membrana para uso personal y diario.. la diferencia es abismal.