¿Qué tamaño de monitor es mejor para qué resolución?

¿Qué tamaño de monitor es mejor para qué resolución?

Juan Diego de Usera

Una vez tras otra veo usuarios entusiasmados con monitores de pequeño tamaño y muy alta resolución. El problema de fondo, es que el usuario no está educado en que tamaño de monitor es mejor según para qué resolución. Porque está claro que el uso del monitor, en un ordenador personal, no se centra únicamente en jugar.

Si bien a fecha de hoy, el tamaño de monitor más popular entre los usuarios es el de 24 pulgadas, con una resolución FullHD, eso no quita que ese tamaño con esa resolución acaba dejando los caracteres que aparecen en pantalla de un tamaño bastante reducido. Y es que, algo que los usuarios no quieren ver (nunca mejor dicho), es que dada la cantidad de horas que pasamos delante de nuestros monitores, cuanto más a gusto se encuentren nuestros ojos, menos problemas tendremos a la larga.

Por otro lado, no deja de ser verdad que no existe ninguna tabla y ninguna especificación que nos permita saber que tamaño es muy grande, cual muy pequeño o qué tamaño de monitor es mejor para según qué resolución. Así que tendremos que guiarnos un poco por el sentido común. Y por la experiencia previa que tengamos cada uno de nosotros. Porque nada puede sustituir al hecho de haber experimentado ciertas combinaciones de tamaño de pantalla y resolución. Y da igual que tengáis una visión perfecta: todo es fabuloso cuando se tienen 20 años; pero cuando llegan los 40, siempre llega el tío Paco con las rebajas.

En líneas generales, a mayor resolución mayor tamaño de pantalla

Como punto de partida tomaremos una resolución FullHD. Para esta resolución está bien un tamaño de pantalla de 27 pulgadas el monitor. Cierto es que si nos acercamos mucho a la pantalla, podremos ver quizás los píxeles. Pero como nadie trabaja con el monitor pegado la nariz, a una distancia normal, no los veremos. Si seguimos subiendo el de tamaño de pantalla pero mantenemos la resolución, entonces sí que podremos ver sin problemas cada píxel de manera individual, lo que nos obligaría a alejarnos además de la pantalla. Y lo que ganamos de una manera, lo perderíamos por otra.

La siguiente resolución es 2K. Para esta resolución, yo aconsejo un tamaño de pantalla no inferior a 32 pulgadas. Sé que más de uno y más de dos se va llevar las manos a la cabeza diciendo que eso es una exageración en un monitor, pero la experiencia me demuestra que esa resolución en un tamaño inferior los obligaría a lidiar con la escalado de pantalla de tu sistema operativo. El de Windows 10 es estirando a decente, aunque no conozco cómo funciona el de Mac OS o el de Linux.

Para una resolución de 4K, yo no miraría monitores con un tamaño de pantalla inferior a las 43 pulgadas. Sí, ya se que ese es el tamaño de la televisión que tenéis en el salón, pero también es verdad que en ella no veis programas en resolución nativa 4K y tenéis que estar leyendo constantemente texto en él. Por eso, en el televisor del salón no es tan importante, pero en el monitor de vuestro ordenador sí lo es. Y es precisamente por esto mismo porque es importante saber elegir el monitor.