Jonsbo entra en el mercado de la RL con sus kits AIO Angel Eye TW2

Escrito por Rodrigo Alonso

El fabricante Jonsbo no es demasiado conocido, si bien es cierto que tiene un catálogo de cajas y disipadores bastante extenso. Ahora, han decidido aventurarse en el mercado de la refrigeración líquida, más concretamente -y como hacen casi todos los fabricantes al iniciarse- con kits AIO con todo integrados. Así, Jonsbo ha presentado los nuevos Angel Eye TW2 Series, inicialmente con modelos de radiador de 120 y de 240 mm.

Nunca es sencillo iniciarse en un nuevo ámbito del mercado -salvo que seas Intel, Samsung o alguna otra compañía con tanto capital que te permita “salir a la aventura”-, y menos si eres una empresa modesta. Por este motivo, Jonsbo ha recurrido a AseTek para crear sus nuevos kits de refrigeración líquida todo en uno, de nombre Angel Eye TW2 Series, que cuentan con el diseño tradicional de bloque de CPU con bomba y depósito integrados, y su correspondiente radiador.

Sí que hay que decir que el bloque de CPU -también como es habitual- ha sido personalizado, en éste caso con iluminación RGB y una forma un tanto diferente a lo habitual. Si la tendencia es que el bloque de CPU sea pequeño, Jonsbo ha decidido prescindir de éste recurso estético y tirar por la calle del medio para asegurarse de que su Angel Eye TW2 proporciona un rendimiento impecable para todo tipo de procesadores. Por cierto y hablando de éstos, el sistema AIO del fabricante es compatible con todos los sockets modernos del mercado, incluyendo AMD AM4, AM3(+) y FM2(+), e Intel LGA2066, LGA2011(v3), LGA1366, LGA115X y LGA775, o en otras palabras, todos los sockets actuales salvo TR4 puesto que ya sabéis que para éste hace falta modificar la base de contacto del disipador.

Como decíamos al principio, el Angel Eye TW2 de Jonsbo viene en dos variantes, una con radiador de 120 mm y otra con radiador de 240 mm, en todo caso refrigerados por uno o dos ventiladores (dependiendo del modelo) de 120 mm que se mueven a una velocidad controlada por PWM de entre 800 y 1.500 rpm, siendo capaces de mover hasta 50,4 CFM de aire y emitiendo tan solo 25 dBA de ruido.

El fabricante todavía no ha desvelado cuándo podremos ver éstos nuevos kits de refrigeración líquida AIO en el mercado ni a qué precio, así que tocará esperar para saberlo.

Continúa leyendo