Corsair amplía la familia VS-Series con modelos en formato SFX

Escrito por Rodrigo Alonso

Corsair ha actualizado su catálogo de fuentes de alimentación VS-Series con la adición de -por el momento- tres nuevos modelos, en éste caso en formato SFX compacto. Se trata de fuentes de alimentación básicas sin cableado modular pero con todas las protecciones y garantías con las que buscan poder cubrir un mayor espectro de sistemas, para usuarios con equipos en formato SFX que buscan una fuente de calidad sin tener que rascarse mucho el bolsillo.

Las tres fuentes que Corsair añade a la familia VS tienen potencias de 450, 550 y 650 vatios, y todas ellas cuentan el habitual formato compacto SFX que mide apenas 125 mm de longitud, por lo que son ideales para sistemas compactos y slim. La parte mala es que para abaratar su precio, no se trata de fuentes modulares como las demás en formato SFX que Corsair tiene en su catálogo, así que todos los cables están fijados a la fuente los utilicemos o no.

Bajo el capó, éstas nuevas fuentes de alimentación cuentan con un diseño de un único y potente raíl de +12V, certificación 80 Plus (a secas), y cumplen con los estándares ATX12V v.2.31 y EPS 2.92 para soportar los estados C de alimentación de los últimos procesadores de Intel. Cuentan eso sí con todas las protecciones, incluyendo sobre y bajo voltaje, cortocircuito, sobrecarga, sobre temperatura, etc. Y al igual que los modelos SFX normales del fabricante, están refrigerados por un ventilador de 120 mm que asegura un funcionamiento a temperatura óptima y con bajo nivel de ruido.

Por último, a destacar que los tres modelos tienen los mismos conectores: ATX de 20+4 pines, EPS de 4+4 pines, dos PCIe de 6+2 pines, siete SATA, dos MOLEX de 4 pines y un Berg. Como podéis ver, se trata de fuentes muy básicas (especialmente por su nivel de eficiencia) pero que por fortuna son relativamente asequibles, pues los modelos de 450, 550 y 650 vatios cuestan 39,99, 49,99 y 59,99 dólares respectivamente.

Continúa leyendo