Aparece en SiSoft Sandra la primera placa base Intel Z390

Escrito por Rodrigo Alonso

Como es habitual en los últimos tiempos, en la base de datos pública de SiSoft Sandra ha aparecido una prueba de un producto que todavía no se ha lanzado, y en éste caso corresponde a una placa base Intel de chipset Z390 Express de socket LGA1151 fabricada por SuperMicro (bajo su marca SuperO). Es sorprendende encontrar ya indicios de éste chipset puesto que su lanzamiento está programado para la segunda mitad de 2018, lo que indica que Intel podría estar intentando acelerar su lanzamiento.

Según el calendario de lanzamientos oficial del fabricante, el chipset Z390 Express debería de ser lanzado al mercado en la segunda mitad del año que viene, y llegaría después del chipset H370 Express, B360 Express y H310 Express que llegarán en la primera mitad de 2018. Éste es el motivo por el que resulta extraño ver ya indicios de que ya existen placas base con el chipset Z390, ya no solo por el hecho de que parece demasiado pronto sino porque deberíamos de haber visto algo de los otros antes, dado que serán lanzados al mercado con anterioridad.

El chipset Intel Z390 Express añade algunas mejoras a la plataforma existente (Z370) pero nada especialmente sustancial. Cosas como un procesador de audio DSP quad core programable o la interfaz de audio SoundWire están bien, pero no se pueden considerar como importantes. Hay otras cosas que sí tienen algo más de importancia, como la controladora USB 3.1 integrada, la controladora WLAN 802.11ac integrada (eso sí, con un PHY externo), controlador SDIO (para lectores de tarjetas) también integrado, o la compatibilidad con la nueva controladora Thunderbolt 3.0 “Titan Ridge”. Son mejoras a la plataforma que tienen mayor o menor peso, pero como decíamos nada que tenga un peso real en la plataforma.

Ya veremos de todos modos qué sucede al final. Dado que el fabricante de la placa es SuperMicro, un fabricante que suele dedicarse a sistemas OEM e industriales más que para el público general, es bastante posible que simplemente haya sido un despiste de un ingeniero de Intel que estaba realizando las primeras pruebas y se olvidó de desmarcar la opción de subir el resultado del benchmark directamente a la base de datos tras el test.

Vía | VideoCardZ.

Continúa leyendo