Xtrfy K3: un teclado “mem-cánico” con lo mejor de ambos sistemas

Escrito por Rodrigo Alonso

Seguramente no conozcáis la marca Xtrfy de por sí, pero si sois seguidores de los equipos profesionales eSports seguramente os suene Ninjas in Pyjamas. Xtrfy es su marca de periféricos, la cual ha anunciado ahora el lanzamiento del nuevo teclado Xtrfy K3, que presume de contar con interruptores “mem-cánicos”, o en otras palabras, cuenta con una base de interruptores de membrana combinados con diseño mecánico, trayendo según ellos lo mejor de ambos sistemas.

Según la compañía, el Xtrfy K3 brinda a los usuarios la agradable sensación de los teclados mecánicos al pulsar y utilizarlos, pero cuenta con una infraestructura de membrana que permite tener un coste de fabricación mucho más reducido y que, por lo tanto, el teclado sea bastante más económico que uno mecánico convencional, los cuales suelen rondar los 100 euros normalmente.

El Xtrfy K3 cuenta con prácticamente todas las características que cualquier usuario gamer, para los que se ha diseñado este periférico, pueda llegar a necesitar. Así, encontramos entre otras cosas iluminación RGB configurable sin necesidad de software (ahora lo explicamos), 1000 Hz de frecuencia de refresco, anti Ghosting 19-Key Rollover, y además sus interruptores cuentan con una durabilidad estimada de más de 20 millones de pulsaciones por tecla, mucho menos que las de un teclado mecánico pero aun así muy superior al de cualquier teclado de membrana.

Claro que, al tener un corazón de membrana el Xtrfy K3 no tiene iluminación por tecla sino en seis zonas, que como decíamos no necesita software y se puede configurar con combinaciones de teclas gracias a la inclusión de la tecla Fn para tal efecto. Por cierto que según el fabricante el teclado tiene un diseño duradero, anti salpicaduras y que le durará años a cualquier gamer aunque lo utilice de manera intensiva varias horas al día todos los días.

Lo que no ha dicho el fabricante es cuándo lo veremos en las tiendas ni a qué precio, pero vistas sus características estimamos que no debería costar más de 40 euros, la verdad.

Continúa leyendo