SilverStone le pone LEDs RGB a su modelo Raven y saca la RVZ03

Escrito por Juan Diego de Usera

SilverStone ha lanzado su nueva caja dentro de la serie Raven Z. De modelos con reducido tamaño pero amplia funcionalidad. Se trata de la nueva SilverStone Raven RVZ03, un nuevo modelo basado en la Raven RVZ01-E, pero añadiendo nuevos detalle a la caja. Para seguir haciéndola un modelo de lo más deseado entre los entusiastas del hardware.

El mercado de cajas de ordenador compactas es un segmento bastante nicho. Quizás porque son cajas que tienden a hacer muchas concesiones en pos de ocupar un espacio lo más reducido posible. Así, es normal que en este segmento abunden las cajas construidas con la idea de utilizar placas base en formato mini ITX o mini DTX. Que para quien no lo sepa, diré que el formato mini DTX es similar al mini ITX pero con altura añadida para incorporar una segunda ranura PCIe sobre la placa. Y, aunque el formato mini ITX está bastante bien asentado y es conocido, no ocurre lo mismo con el mini DTX. Que al final se ha quedado como un formato que usan más bien los ensambladores OEM en sus propios equipos.

La SilverStone Raven Z RVZ03 es un lavado de cara de la antigua Raven RVZ01-E

El diseño de la Raven RVZ03 presenta varias características con las que se quiere diferenciar de la competencia. Por ejemplo, la altura máxima para el disipador del procesador es de 83 mm. Pero por ubicación, este caería justo debajo de un agujero de ventilación que ha dejado situado SilverStone. De esta manera, el disipador recibe aire fresco directamente del exterior y permite que el procesador trabaje más fresco.

Otro aspecto importante es que la caja posee dos ventiladores de 120 mm. Los cuales giran a una velocidad máxima de 1.500 rpm pero con una sonoridad de tan solo 18 dBA.

También interesante es el hecho de admitir el montaje de fuentes de alimentación en formato ATX. Y con una longitud de hasta 150 mm. Esto le viene muy bien a sus posibles cliente para no tener que lidiar con el formato SFF de fuentes, que suelen ser algo más caras. O admitir el uso de tarjetas gráficas de hasta 330 mm de longitud.

Finalmente, el aspecto estético es en lo que más se ha remozado la caja frente a la antigua RVZ01-E. Para ello se ha rehecho todo el frontal de la caja, de manera que sea algo más angular y agresivo. Y, como no puede fallar en estos tiempos, se le ha añadido una tira LED RGB.

Continúa leyendo