Nvidia está tratando de crear una gráfica con varios módulos, como Ryzen

Escrito por Juan Diego de Usera
Tarjetas Gráficas
5

Nvidia cree que el camino para seguir aumentando el rendimiento en las gráficas es crearlas con un diseño interno como el de Ryzen. Así se desprende de un documento de trabajo que acaban de publicar. Por lo que se desprende de él, la gráfica estaría compuesta de varios módulos, o MCM, con un sistema de interconexión interno como el Infinity Fabric.

Hasta ahora, el diseño de tarjetas gráficas se ha visto principalmente limitado por la Ley de Moore. Y la escalabilidad de los transistores que componen los núcleos. Todo ello unido a un único núcleo de procesado de datos. Dado que ya sabemos que los transistores cada vez se están haciendo más pequeños. Hay más problemas con el tema de la fuga de electrones en las vías de datos. Especialmente, al aumentar la densidad de transistores que se emplean en los núcleos.

Lo que Nvidia estaría proponiendo es crear una arquitectura modular. Muy del estilo a lo que ha hecho AMD con Ryzen. La estructura básica sería un módulo, al cual se unirían más o menos en función del rendimiento que se quiera obtener. Esto podría abaratar tanto los costes de desarrollo como los de producción.

El sistema con varios módulos podría ser la clave, pero también presenta desventajas

El “problema” que podría tener esta solución es uno que ya presenta Ryzen. Y son las latencias que se generan cuando los varios módulos tienen que hablar entre ellos. Todos somos bien conscientes que, cuando una instrucción tiene que saltar desde un CCX de AMD a otro, hay una gran latencia intrínseca a ese proceso. Y ello a pesar de que su Infinity Fabric cumple perfectamente su función.

Nvidia piensa que el diseño que ellos proponen es fácilmente realizable. Y que, al menos sobre el papel, podría ser hasta un 45% más potente. Que el diseño basado en un único bloque monolítico.

Del diseño de Nvidia también se desprende que cada uno de los varios módulos iría unido a su propio banco de memoria GRAM.

Está claro que construir uno de estos núcleos modulares siempre va a ser mucho más sencillo que construir un único núcleo monolítico. Sin embargo, luego está el tema de cómo funcionarán éstos con juegos que no están optimizados para ellos. Ya hemos visto este mismo problema en Ryzen. En que el software también determina en gran medida el rendimiento del hardware. Y, aunque el software actual está más o menos optimizado para multi núcleo. No ocurre lo mismo con la implementación de los juegos.

Continúa leyendo