De cómo Bioware intentó arreglar lo que funcionaba bien con ME: Andromeda

Es indudable que uno de los juegos más esperados para este principio de 2017 por todos los amantes de los juegos de rol y acción con temática de ciencia ficción era el nuevo Mass Effect: Andromeda, sobre todo si tenemos en cuenta la gran acogida que habían tenido siempre todas las tres ediciones anteriores de este juego. Pero ¿qué sucede cuando un desarrollador de la talla de Bioware se pone a intentar arreglar algo que no está roto? Pues que lo estropea y acaba sacando un producto muy por debajo de la calidad esperada.

Vaya por delante que soy fan incondicional de la saga Mass Effect (también lo soy de la saga The Witcher, pero eso ya es harina de otro costal) desde que salió el primero de ellos hace 10 años (que se dice pronto) y me he mantenido fiel a la saga durante todos estas años, jugándolos en repetidas ocasiones y disfrutando de juegos que se desarrollan de manera muy diferente en función de las acciones y decisiones que tomas en el juego, algo que hoy en día ya no está muy presente en los juegos, a parte de disfrutar de unas tramas y caracteres que te mantienen pegados a la pantalla de tu ordenador durante muchas muchas horas.

La saga «en teoría» terminó con la versión 3 del juego, que fue lanzada en el año 2012, con la muerte de su protagonista principal, el comandante Shepard, pero estaba claro que Bioware no podía dejar morir a la gallina de los huevos de oro, así que decidieron crear una nueva historia, ambientada en un grupo de exploradores que llega a la galaxia de Andrómeda unos 600 años tras el desenlace del primer juego. Y aunque la premisa es interesante, prometiendo un nuevo comienzo lejos de la actuación de los Reapers (los «malos» de toda la saga Mass Effect hasta la fecha) la ejecución de Bioware no ha podido ser más nefasta.

Y es que en este nuevo juego, la narrativa deja bastante que desear, los personajes son bastante sosos y es imposible crear ningún tipo de cariño por ellos o por lo que les pasa… Pero peor de todo es el estado en el que el desarrollador ha permitido que el juego salga a la venta, con las animaciones de movimiento, y especialmente las de la cara, en estado completamente catastrófico, con labios que hacen lo que les da la gana sin seguir para nada el diálogo que se está escuchando, ojos que miran hacia lugares absurdos, expresiones faciales de lo más grotescas…

¿En qué estaba pensando Bioware cunado decidió sacar al mercado un juego que claramente sigue estando en fase Beta al mercado? Si algo tiene este desarrollador es que siempre se ha dedicado a pulir mucho sus juegos antes de sacarlos al mercado. Sí, es cierto que no hay juego que salga al mercado hoy en día que esté perfecto, pero los suyos lo estaban casi al 100, y Andromeda es una auténtica burla para los usuarios y fanes de la saga.

Se supone que hoy jueves debería de lanzarse un parche que debería de corregir varios de los fallos que tiene el juego, especialmente el tema de las animaciones faciales, más otro más que debería de llegar a mediados de Mayo pero, sinceramente… ¿No creéis que hubiera sido mejor que el juego hubiera salido en Mayo ya con todos los parches incluidos y en mucha mejor condición de lo que está ahora? Vaya manera absurda de cargarse la reputación de un estudio por ir con prisas. Y es que las prisas nunca han sido buenas consejeras en el mundo de los videojuegos.

17 Comentarios