[Review] Intel Core i7-6950X, analizamos Broadwell-E

Escrito por Miguel Ángel Rodríguez
Procesadores
6

No son muchos los cambios que Intel ha introducido con Broadwell-E respecto a Haswell-E. Desde el punto de vista físico, la diferencia está, sin duda, en el nuevo cambio de arquitectura desde los 22 hasta los 14 nm actuales de Broadwell-E. Pero ¿Éstas diferencias justifican un cambio en los gustos del usuario? Lo vamos a analizar de primera mano a continuación con el nuevo procesador Intel Core i7-6950X.

Digamos que, como es obvio, el simple paso a la arquitectura de 14 nm no justifica el cambio aunque para un tipo de público muy específico el tener procesadores de hasta diez núcleos, como es el procesador que hoy analizamos, si es un paso importante. En materia de virtualización y codificación, por poner un ejemplo, ese número de núcleos si puede ser un factor diferencial.

Turbo Boost Max Technology 3.0. La otra gran diferencia.

El ajuste de las frecuencias de cada núcleo en función de las cargas de los procesos sí puede haber significado un importante paso adelante en cuanto a la nueva tecnología habida cuenta que los consumos van a estar más controlados y el uso de los núcleos de un procesador van a ser más eficientes. En cualquier caso eso es un tema que a algunos les podrá parecer interesante y a otros no.

tbm3

En cuanto a lo puramente palpable (o tangible, según lo pensemos) los cambios principales entre Haswell-E y Broadwell-E vienen de la mano de Skylake y es que las principales diferencias serán los cambios introducidos en cuanto a las conexiones para medios de almacenamiento. Si no, y dentro de mi limitado conocimiento, no podría concebir grandes diferencias entre las placas X99 antiguas y las actuales que no pudiera solucionarse con un simple flasheo de bios que me permitiera utilizar los nuevos procesadores.

No queremos ser una influencia sobre vuestra decisión futura sino que, a mi humilde entender, nuestra obligación es trasladaros la nueva información de la que disponemos aportándola con la mayor objetividad posible. El único dato que sí es totalmente objetivo es que intel decidió, el 31 de mayo pasado, dar carpetazo a su antigua tecnología para los ordenadores HEDT y sustituirla por el nuevo Broadwell-E. ¿Merece la pena el cambio? una de las cosas de las que se siente orgulloso hardzone es del espíritu crítico de sus lectores así que os toca a vosotros decidir si el cambio merece o no la pena…

Comienza la era de Broadwell-E.

Continúa leyendo
  • Hachazos

    Vaya rendimiento más brutal de memoria. Ahí AMD sí que tiene que tomar nota…

  • startup68

    Pero poco más. Si quitas el procesador de 10 núcleos ya no hay mucho más. Aún así Intel no necesita hacer mucho para mantener la hegemonía…es una pena.

    • claublog

      La cuestion es si el usuario gamer o profesional necesita más potencia. Yo creo que hace años que se ha quedado estancada la necesidad de aumentar la potencia. Donde aun queda mucho por mejorar son las tarjetas graficas

  • startup68

    Totalmente de acuerdo, compañero pero también estaras de acuerdo conmigo en que esto no era asi antes. Cuando AMD era lo que era, Intel tenia que esforzarse un poc más….en fin.

    • Ricardo

      También habrá que preguntarse por qué AMD ya no es la que era. Y por qué la han dejado bien atrás tanto Nvidia como Intel. Espero que al menos ellos mismos hagan esa reflexión.

  • Ricardo

    Este es el problema de no tener rival. Suben el precio a las nubes y el rendimiento se incrementa muy poco respecto a la anterior generación. Lo que no quita que sea un gran procesador pero con ese precio se lo dejo para Amancio Ortega o Florentino Pérez.