Toshiba OCZ RD400, el primer SSD NVMe de la marca

Escrito por Rodrigo Alonso

Toshiba ha anunciado el primer SSD NVMe PCIe fabricado bajo su nueva marca Toshiba OCZ, el RD400 Series. Se trata de un dispositivo de estado sólido de muy alto rendimiento que vendrá tanto en formato M.2 como en éste mismo formato pero con un adaptador PCI-Express, con capacidades que alcanzarán los 1024 GB.

Al contrario que los SSDs SATA normales que utilizan el protocolo AHCI (Advanced Host Controller Interface), el protocolo NVMe está diseñado expresamente para dispositivos de estado sólido, lo que permite un mayor aprovechamiento del ancho de banda que brinda la interfaz PCI-Express y que se ve traducido en unas cifras de rendimiento de infarto.

Toshiba RD400 M2

Los nuevos RD400 Series de Toshiba OCZ tienen una interfaz PCI-Express 3.0 x4, siendo capaces con ello de entregar un rendimiento que aproximadamente es cuatro veces el de un SSD SATA3 convencional. Concretamente, éstos SSDs de formato M.2 son capaces de entregar hasta 2.600 MB/s de lectura y 1.600 MB/s de escritura, con hasta 210.000/140.000 operaciones de entrada/salida por segundo (IOPS). El rendimiento depende de la capacidad del dispositivo, podéis verlo todo resumido en la siguiente tabla:

RD400 specs

La serie RD400 está orientada a portátiles y ordenadores de sobremesa del más alto rendimiento. Con unas capacidades de entre 128 y 1024 GB pretenden cubrir un amplio espectro de usuarios con diferentes necesidades de almacenamiento, pero en todos los casos gracias al formato M.2 2280 son compatibles con casi todos los portátiles de alto rendimiento así como con las placas base modernas. Además, para placas base no tan modernas, la compañía también venderá éste SSD con un adaptador opcional para poder instalar la unidad en un zócalo PCI-Express de la placa base.

Toshiba RD400

Los SSDs Toshiba OCZ RD400 Series cuentan con los nuevos chips Toshiba 15nm MLC NAND que mejoran la fiabilidad y durabilidad (hasta 592 TBW (Terabytes written)), motivo por el que están respaldados en todos los casos por 5 años de garantía directa con el fabricante. Además, son compatibles con el software OCZ SSD Utility que permite monitorizar y controlar todos los parámetros del dispositivo.

Lo que no han anunciado todavía es la fecha de disponibilidad ni el precio de éstos nuevos SSDs que pintan muy pero que muy bien. Por nuestra parte ya estamos hablando con Toshiba para ver si nos pueden enviar una unidad para análisis.

Continúa leyendo