El Mountain Graphite VR es el portátil perfecto para VR.

Escrito por Juan Diego de Usera

Mountain, la marca española líder en el diseño y fabricación de sistemas informáticos de altas prestaciones presenta su nuevo portátil Mountain Graphite VR, un equipo repleto de las posibilidades de una moderna workstation pero con un cuerpo de tan solo 3,9 kg y preparado para entrar de lleno en el diseño de aplicaciones y juegos centrados en el empleo de la realidad virtual.

El nuevo Mountain Graphite VR pone a la marca a la vanguardia de la tecnología al crear el modelo de portátil más avanzado del mercado aprovechando la base de su anterior modelo, el Mountain Graphite. Que fue una de las puntas de lanza de Mountain en este mercado. Aunque su peso lo calificaría más como ordenador portable en lugar de ordenador portátil como tal, el Mountain Graphite VR da un salto cualitativo enorme para aparatos de sus dimensiones al ser fácilmente transportable allá donde sea necesaria su gran potencia de trabajo.

En el apartado técnico, el nuevo Graphite VR viene equipado con un procesador Intel Core i7 6700 de núcleo Skylake, el modelo propio de los ordenadores de sobremesa, porque Mountain no quiere realizar ningún compromiso en el apartado de rendimiento de su nueva máquina, acompañado de memoria RAM DDR4-2133 de tipo SO-DIMM en una cantidad que los usuarios pueden configurar a la hora de comprar su nueva unidad, pudiendo variar entre los 16 GB de la configuración inicial a los 64 GB de la configuración más avanzada.

En el apartado gráfico, el nuevo Graphite VR cuenta con una gráfica Nvidia GTX 980 con 8 GB de RAM GDDR5, para asegurarse que se pueda mover cualquier aplicación de diseño sin ninguna pega ni tirón. Y el panel es de 17,3 pulgadas de diagonal con una resolución FullHD que se mueve sobre una magnífica matriz IPS que es compatible con la tecnología G-Sync de Nvidia.

El nuevo portátil de Mountain viene con todo tipo de entradas de I/O, incluyendo las más modernas para garantizar su perdurabilidad en el tiempo. Para ello, cuenta con puertos tanto USB 3.0 como USB 3.1 y Thunderbolt para obtener las mejores velocidades de transferencia de datos.

Como opciones de almacenamiento, el Graphite VR vienen con un SSD de conexión M.2 NVME de 240 GB que se puede sustituir por otros modelos de hasta 480 GB de capacidad, e incluso incorporar dos discos duros funcionando, ya sea estos iguales en alguna configuración de RAID, o bien diferentes, pudiendo incorporar también discos duros mecánicos de hasta 1 TB de capacidad.

El nuevo Mountain Graphite VR nace con la clara aspiración de satisfacer a los profesionales del sector de la creación y el disfrute de contenidos relacionados con el 3D que requieran de altos requerimientos técnicos, pero ellos han decidido ir un paso más allá al catalogar su máquina como totalmente válida para las especificaciones mínimas que han sacado los dos fabricantes de gafas de VR, Oculus y Valve.

Continúa leyendo