Ésto es y así funciona Li-Fi, el sustituto de las redes Wi-Fi

Ésto es y así funciona Li-Fi, el sustituto de las redes Wi-Fi

Rodrigo Alonso

Las Visible Light Communications (VLC), más conocidas como Li-Fi u Optical WAN, llevan ya un tiempo en desarrollo y están pensadas para ser las sustitutas de las actuales redes WiFi. Éste sistema de transmisión de datos solo había sido probado, hasta ahora, en laboratorios, pero por fin ha sido sometida y con un éxito rotundo a pruebas reales. Os contamos en qué consiste ésta tecnología, cómo nos afectará y qué resultados han obtenido en las pruebas reales.

Vamos a empezar por el final: los resultados de las pruebas reales, pues son lo más prometedor de esta tecnología ya que han obtenido tasas de transferencia superiores a un GB/s, o lo que es lo mismo, una velocidad de transmisión 100 veces superior al máximo conseguido por la tecnología WiFi actual, si bien es cierto que es muy, muy inferior a las pruebas realizadas en laboratorio y en las que lograron velocidades de 224 GB/s.

En qué consiste y cómo funciona la tecnología Li-Fi

Para que nos entendamos y hablando de manera directa, si la WiFi transmite la información a través de ondas electromagnéticas (microondas para ser exactos), la Li-Fi lo hace a través de la luz visible. Una gran ventaja de esta tecnología es que con solo instalar moduladores en cualquier bombilla LED podríamos hacer que ésta fuera capaz de transmitir datos (además de dar luz, claro). Básicamente podremos hacer que cualquier elemento que de luz de nuestro hogar sea un pequeño router Li-Fi (aunque por debajo es más complicado pues los dispositivos receptores tendrán que tener un fotodiodo (diodo de luz) para permitir una comunicación en ambos sentidos).

lifi

En esencia, estos moduladores harán que las bombillas (ojo, pues antes especificamos LED por algo) se enciendan y se apaguen millones de veces por segundo (imperceptible por el ojo humano), creando con esto los unos y los ceros que necesita una comunicación de datos binaria.

Hay que tener en cuenta que de momento lo que manejamos es una tecnología Li-Fi que está muy verde todavía, ya que sin ir más lejos los receptores tienen un tamaño demasiado grande como para que resulte viable su uso cotidiano, así que queda bastante tiempo por delante antes de tener resultados satisfactorios. En cualquier caso, es todo un hito que por fin se haya logrado superar, y con creces, la velocidad WiFi en entornos reales. Sin duda la tecnología Li-Fi promete y mucho.