Para Project CARS sí querrás tener un PC Gaming

Ya os hemos hablado en anteriores ocasiones de Project CARS, y ahora que por fin el juego está en las tiendas es el momento de ver si ha merecido la pena la espera o no, después de múltiples retrasos, mucho hype y un proyecto tremendamente ambicioso. El veredicto es que Project CARS es actualmente el juego de simulación de conducción más parecido a la realidad, al menos en lo que a gráficos se refiere.

Desde sus inicios, Project CARS siempre ha podido presumir de una cosa: la intención de ir un paso más allá de lo habitual. Con el uso del motor gráfico Shift 2, los creadores de Project CARS han querido buscar los límites del realismo, y el resultado es más que satisfactorio. A continuación vais a poder ver (y disfrutar) de una serie de vídeos que mostrarán el juego en todo su esplendor, incluso comparando escenas del juego con otras del mundo real (aunque a veces cueste distinguirlo).

Para PC y consolas

Project CARS ha sido optimizado para poder ejecutarse a 60 FPS incluso en consolas, y está disponible tanto para PC como para PlayStation 4, Xbox One e incluso Wii U. Viendo los gráficos que es capaz de mostrar, desde luego parece un motivo más que suficiente para que aquellos aficionados a los simuladores de conducción actualicen los componentes de su PC, y que los que no tengan por fin logren la excusa perfecta para adquirir un PC Gaming.

En lo relativo a los requisitos de sistema, los recomendados por el desarrollador incluyen un procesador Intel Core i7-3700 ó un AMD FX-8350, con una tarjeta gráfica AMD Radeon HD 7000 Series o una GeForce GTX 600 o superiores, pero si de verdad pretendéis poder jugar a tope a este título estamos hablando de palabras mayores y necesitaríais una Radeon R9 290 o bien una GeForce GTX 970.

¿Habéis probado ya Project CARS?