Curiosidad: ¿Cómo se remasterizan las películas antiguas?

Seguro que muchos de vosotros os habéis encontrado más de una vez con alguna película antigua «remasterizada«, con mayor resolución y calidad que la versión original. Y no se a vosotros, pero a mi me entró la curiosidad desde el primer momento que escuché esa palabra, y me hizo preguntarme cómo podían publicar una película en resolución Full HD (o más) cuando en la época en la que fue grabada ni siquiera teníamos en mente la «alta definición«. En los siguientes párrafos os explicamos cómo es este proceso de remasterizado.

Para empezar tenéis que saber las películas antiguas, ahora remasterizadas, se grabaron originalmente con una tecnología de película de 35 mm (el famoso rollo de cinta de negativos), que ya desde su origen en 1892 tenía una resolución nativa de 4096 x 3112 (hola, 4K). Estas copias originales de las películas, además de ser guardadas como oro en paño, son conocidas como «copias máster», y tienen una definición incluso superior al 4K actual pero en formato 4:3; es lógicamente muy superior al Full HD que podemos ver en los DVDs y Bluray en los que se comercializan las películas, versiones adaptadas a los soportes de cada época: primero cintas VHS, luego DVDs, y finalmente Blurays.

Remasterizado

Explicado ésto, ya os habréis dado cuenta que las películas que nos llegan a los consumidores finales están siempre adaptadas a la calidad máxima que el soporte reproductor puede aceptar, y no de la calidad de la película, que lleva más de 100 años grabándose en una resolución superior al 4K. Por ello, cada cierto tiempo, suelen «remasterizar» una película, tomando de nuevo la cinta máster y sacando una adaptación a otras resoluciones, por supuesto aplicando más técnicas de corrección y tratamiento de imágenes para mejorar todavía más lo que vemos los usuarios finales.

Las mejoras son evidentes, tanto en resolución como en nitidez. Aquí tenéis un ejemplo con Aliens, el regreso, película publicada por primera vez en 1986, hace 28 años de nada:

Después de leer estas líneas, ya sabréis por qué a día de hoy podemos disfrutar de películas en alta definición que fueron grabadas incluso antes de que estas dos palabras llegaran a nuestros pensamientos.

11 Comentarios