AMD Mantle ya es oficial: os contamos todos los detalles

Hoy AMD se enorgullece de anunciar que Mantle está oficialmente desvelado. Este es un gran momento para AMD, ya que Mantle ha estado siendo desarrollado durante más de dos años junto con desarrolladores de juegos como Johan Andersson y su equipo de DICE, Dan Baker y Tim Kipp de Oxide Games o el equipo entero de Square-Enix responsable de THIEF. Juntos han creado la primera API gráfica diseñada para y hecha por desarrolladores de juegos. Os contamos todos los detalles oficiales.

¿Qué es Mantle?

Para lo que no estén puestos en el tema, vamos a explicar brevemente que es Mantle. Es una API (Application Programming Interface), o un lenguaje que los desarrolladores de juegos pueden utilizar para escribir el código que crea los gráficos que los usuarios vemos en nuestras pantallas. En su versión actual (la primera, claro), la API Mantle aprovecha de manera única el hardware de la arquitectura Graphics Core Next (GCN) de las tarjetas gráficas modernas AMD Radeon para obtener un rendimiento máximo.

Explicado un poco más profundamente, la funcionalidad de Mantle es similar a la de DirectX y OpenGL, con la singularidad de que Mantle está diseñada para ser una API de más bajo nivel. Con «bajo nivel» nos referimos a que el lenguaje de Mantle permite a los desarrolladores controlar los parámetros de la propia arquitectura de las tarjetas gráficas. El primer beneficio de tener una API de bajo nivel es una gran reducción de los llamados «cuellos de botella», como por ejemplo los que se producen cuando la GPU y la CPU tienen que traducir/comprender/reorganizar el código en tiempo real antes de que puedan ejecutarlo y presentárselo al usuario en forma de imágenes en la pantalla.

AMD Mantle

¿Qué beneficios nos proporciona Mantle?

De manera inmediata, AMD ha querido compartir con nosotros los siguientes detalles sobre qué nos aporta Mantle a día de hoy. (NOTA: para hacer funcionar las aplicaciones compatibles con Mantle es necesario tener instalados los drivers AMD Catalyst 14.1 BETA (o superiores) que AMD lanzará muy pronto (teóricamente han dicho que esta misma tarde lo harán). En el momento de escribir este artículo todavía no han sido publicados).

  • Mantle mejora el rendimiento en juegos que están limitados por la potencia del procesador. Es una herramienta increíblemente poderosa para aliviar los cuellos de botella entre CPU y GPU (como hemos explicado antes) que se producen en juegos donde la API es ineficiente o no es capaz de usar todos los hilos de proceso. Así pues, sistemas de gama básica o media y procesadores de precios modestos serán los más beneficiados con Mantle. AMD hace hincapié en que la gran mayoría de ordenadores existentes no son de gama alta, sino más bien gama media.
  • Mantle tiene un menor impacto en escenarios que son más dependientes de la tarjeta gráfica, pero aun así supone un incremento de rendimiento.
  • El incremento de rendimiento es por supuesto lo que más le interesa a los usuarios, por tanto AMD ha elaborado una pequeña muestra en su laboratorio con algunos ejemplos para que los veamos:
    • Battlefield 4 (EA-DICE)
      • Ordenador limitado por la potencia del procesador: Mejora de rendimiento de un 40,9% (1080p) y 40,1% (1600p) con los ajustes gráficos en Ultra y 4xAA con un procesador AMD A10-7770K y una tarjeta gráfica AMD Radeon R9 290X.
      • Ordenador limitado por la potencia de la tarjeta gráfica: Mejora de rendimiento de un 2.7% (1080p) y 1.4% (1600p) con los ajustes gráficos en Ultra y FAA, usando un procesador Intel Core i7-4960K con una gráfica AMD Radeon R7 260X.
      • Mejora media a 1080p: 13.28% (Media con las R9 290X y R7 260X en procesadores i7-4960X, A10-7770K, FX 8350 e i5-4670K).
      • Mejora media a 1600p: 11.35% (Media con las R9 290X y R7 260X en procesadores i7-4960X, A10-7770K, FX 8350 e i5-4670K).
    • StarSwarm (Oxide Games): AMD recalca que la demo StarSwarm es un escenario óptimo para Mantle puesto que los desarrolladores del motor gráfico Nitrous de Oxide Games han utilizado el máximo potencial que puede entregar Mantle.
      • Ordenador limitado por la potencia del procesador: Mejora de rendimiento de un 319% (1080p) y 281% (1600p) en el test RTS con los ajustes gráficos en Extreme, con un procesador AMD A10-7770K y una tarjeta gráfica AMD Radeon R9 290X.
      • Ordenador limitado por la potencia de la tarjeta gráfica: Mejora de rendimiento de un 5.1% (1080p) y 16,7% (1600p) en el test RTS con los ajustes gráficos en Extreme, usando un procesador Intel Core i7-4960K con una gráfica AMD Radeon R7 260X.
      • Mejora media a 1080p: 115.65% (Media con las R9 290X y R7 260X en procesadores i7-4960X, A10-7770K, FX 8350 e i5-4670K).
      • Mejora media a 1600p: 75.19% (Media con las R9 290X y R7 260X en procesadores i7-4960X, A10-7770K, FX 8350 e i5-4670K).
  • AMD quiere recalcar que de momento se trata de la primera versión de Mantle, y como es lógico seguirán mejorando la API de ahora en adelante para mejorar todavía más el rendimiento que proporciona. Además, como lanzamiento inicial, tiene una serie de errores conocidos en los que ya están trabajando para solucionar, así que irán lanzando nuevas actualizaciones y parches a medida que vayan solventándolos. Podéis acceder a la lista completa de errores conocidos en la página web que AMD ha puesto a disposición del público (como es lógico esta página estará en continua actualización a medida que vayan solventando los problemas).

Pero esperad, ¡que todavía hay más!

Como hemos explicado antes, las aplicaciones no se beneficiarán de Mantle hasta que no tengamos instalados los drivers Catalyst 14.1 BETA que AMD lanzará próximamente. Estos drivers, además de habilitar la API Mantle, ofrecerán lo siguiente:

  • La versión Catalyst 14.1 BETA es también el driver «Frame Pacing phase 2» que AMD prometió en Octubre del año pasado. Habilita la solución frame pacing para DirectX 10 y 11 en resoluciones altas (1600p o más) con productos que no cuentan con su tecnología XDMA, como por ejemplo las AMD Radeon HD serie 7000, o las Radeon R9 280X y 270X. Este driver también soluciona gran parte de los problemas cuando se utiliza la tecnología AMD Dual Graphics, como por ejemplo cuando se usa una de las nuevas APUs Kaveri con una Radeon R7 250.
  • Esta nueva versión también es la primera que habilita el driver HSA para gráficos, el cual permite a la CPU y GPU de las nuevas APUs Kaveri cooperar en conjunto para mejorar el rendimiento.

Si tenéis alguna duda no dudéis en dejarnos un comentario y os la resolveremos encantados.