Cooler Master Seidon 240M: análisis completo y comparativa

Cuando tenemos un procesador de gama alta instalado en nuestro sistema pero nuestra caja no permite la instalación de disipadores de gran tamaño es un buen momento para pensar en un sistema de refrigeración líquida cerrado que no requiere mantenimiento. Tiene una gran parte de las ventajas de la refrigeración líquida tradicional, pero al no requerir ningún mantenimiento es ideal para poder despreocuparnos como si de un disipador por aire se tratara. Ahí es donde entra en juego Cooler Master con su gama de disipadores Seidon, y en concreto destaca el Cooler Master Seidon 240M que es el modelo que analizamos hoy.

Este tipo de disipadores cada vez están cogiendo más fama dado que cuentan con una buena eficiencia térmica y emiten un bajo nivel de ruido. Además, su facilidad de instalación siempre es una ventaja, sobre todo para usuarios que no quieren complicarse la vida con sistemas de mayor rendimiento pero de tediosa instalación como pueden ser las refrigeraciones líquidas tradicionales que, además, requieren un mantenimiento periódico. Eso sí, este Cooler Master Seidon 240M cuenta con un radiador doble de 240mm que requiere una caja compatible con este tamaño de radiador, pero si tenemos una de éstas el Seidon 240M incluye todo lo necesario para funcionar a máximo rendimiento sin necesidad de añadir ningún accesorio extra.

Como siempre, esperamos que nuestro análisis os guste y os resulte de utilidad.

Cooler Master Seidon 240M: análisis completo y comparativa