Disney AIREAL: tecnología de sensación táctil por aire comprimido

Escrito por Rodrigo Alonso
Videojuegos y consolas
0

No es una broma: Disney ha desarrollado un dispositivo que utiliza una nueva tecnología táctil diseñada para que los usuarios que juegan a sus consolas o PCs con dispositivos como Kinect de Microsoft puedan sentir de verdad sensaciones gracias a pequeños disparos de aire comprimido. Este dispositivo se llama AIREAL.

En el siguiente vídeo lo vamos a poder ver muy claramente. El usuario está jugando a la videoconsola a un juego que consiste en devolver con las manos los balones que se le lanzan. AIREAL lanza pequeños disparos de aire comprimido justo a las manos del usuario para que este sienta una sensación como que realmente está tocando los balones. Una imagen vale más que mil palabras, y un vídeo vale más que mil imágenes, así que aquí lo tenéis.

Imaginad la cantidad de posibilidades que AIREAL podría ofrecer. Ya no es solo el sentir que tocamos los balones en el juego del ejemplo que hemos puesto antes, sino que también podría crear una impresionante sensación de realidad virtual si por ejemplo estuviéramos jugando a un shooter y sintiéramos los disparos que nos dan en el cuerpo, o las balas que nos pasan al lado de la oreja. Para lograr esto, Disney ha diseñado AIREAL de manera que lanza aire comprimido en forma de anillo de vórtice.

Pero, ¿cómo funciona realmente?

AIREAL cuenta con un sistema de 5 altavoces que están apuntando a la zona central del interior del aparato para crear un impulso de aire (muy hábiles los de Disney). Ese impulso de aire crea un vórtice que se impulsa a través de una boquilla capaz de moverse en dirección al usuario, el cual es detectado por una mini cámara de profundidad 3D. El aire comprimido lanzado tiene forma de vórtice por un motivo muy sencillo: cuando éste golpea al usuario, crea un sistema de baja presión que se colapsa al impactar y crea una fuerza que el usuario puede sentir fácilmente.

AIREAL

Según Disney, AIREAL tiene un bajo coste, ya que se puede fabricar casi en su totalidad por una impresora 3D (excepto los altavoces y la cámara 3D, suponemos).

Continúa leyendo