Gigabyte GA-B75-D3V: análisis completo

Escrito por Miguel Ángel Rodríguez

No es justo comparar el socket 1155 con el chipset Z77. Demostraríamos ser muy “cortos de miras” aunque también es cierto que como ocurre con todo, siempre se le da más importancia a lo que tiene más impacto entre el público en general. Esto es lo que sucede con chipsets como el B75 que, aunque comparte socket con el Z77, no es ni mucho menos un referente. Pocas placas como la que ocupa hoy nuestro análisis ocupan esos huecos que a menudo pasan desapercibidos. Y es el caso de la Gigabyte GA-B75-D3v.

Pero también es verdad, como hemos querido reseñar en nuestra conclusión sobre el análisis que os invitamos a leer, que fabricantes de la talla mundial como Gigabyte no se pueden permitir el lujo de dejarse llevar exclusivamente por el marketing que puedan generar otros segmentos más apetecibles. Esta placa no es ni será nunca un “top ventas” sencillamente porque está dirigida a un público muy particular sin mucha repercusión mediática, pero esto no quita que si un fabricante entra de lleno en este segmento debe trabajar con la absoluta convicción de hacer un producto top dentro de sus limitaciones.

Primando la sencillez y la estabilidad por encima del rendimiento, Gigabyte ha puesto sus esfuerzos en conseguir, a un precio muy contenido, una placa que seguro que no va a defraudar a ninguna de las personas que buscan justo eso.

Gracias por leer nuestro análisis sobre la Gigabyte GA-B75-D3v.

Continúa leyendo