Estos consejos harán bajar la temperatura de la placa base de tu PC

La placa base o madre es donde se conectan todos los elementos de hardware de un ordenador y haciendo uso de la infraestructura de la misma estas se comunican. No obstante, como cualquier otro sistema electrónico una placa base se sobrecalienta. En este tutorial os explicaremos las consecuencias de este fenómeno y como evitar un daño que puede ser fatal para nuestro PC.

Solemos asociar sobrecalentamientos a los procesadores, memorias y tarjetas gráficas por el hecho que es habitual realizar ejercicios de overclock con dichos componentes. No obstante todos ellos están conectados a la placa base, la CPU a través del socket, RAM con los módulos DIMM o SO-DIMM y la tarjeta gráfica a través del puerto PCI Express. Hemos de partir del hecho que en la placa base hay una serie de circuitos clave para el funcionamiento del ordenador, como por ejemplo el sistema de distribución de la energía eléctrica entre los diferentes componentes y la intercomunicación con los periféricos a través del Southbridge, conocido también como chipset.

Es precisamente en la distribución de la energía y la circuitería analógica asociada donde una placa base puede sufrir sobrecalentamientos, ya que ciertos componentes se degradan con el tiempo de uso o nos podemos encontrar con cortocircuitos que o bien dejen esa parte de la placa base con sobrecalentamiento inutilizada, lo que nos llevaría a tener que cambiarla, o simplemente esta rinde mucho peor.

Cómo evitar el sobrecalentamiento

Flujo Aire Caja placa base sobrecalentamiento

Hemos de partir de la base que las placas base no son más que un conjunto ordenador de componentes electrónicos, los cuales están pensados para funcionar en un rango de temperaturas concreto. Refrigerar una CPU, una tarjeta gráfica o los módulos de memoria RAM es fácil con los componentes para refrigeración que hay para ello.

Hemos de partir del hecho que una placa base es más difícil de refrigerar por su gran tamaño. Por lo que depende de que las partes más calientes del ordenador reciban la refrigeración adecuada y que el diseño de la caja en la que todos están embutidos esté bien diseñada y construida de cara a conseguir aire fresco del exterior y de expulsar el aire caliente. No en vano, en el mercado hay diseños de ordenadores preconstruidos y de cajas que han llegado a poner en llamas alguna placa base en el proceso.

Por lo que cuando compres una caja para PC mira bien las impresiones de otros usuarios y reflexiona muy bien cómo vas a realizar el montaje del sistema de refrigeración, en especial asegúrate de que esta respire y que el aire caliente pueda salir sin problemas. Así que no encajones a tu ordenador de escritorio, ya que puedes llegar a ahogarlo y hacer que entre otras cosas la placa base se sobrecaliente.

Tu placa base se sobrecalienta por el polvo

Polvo en una placa base

Tampoco nos podemos olvidar del polvo, puesto que la mejor manera de evitar el sobrecalentamiento una vez nos hemos asegurado que el sistema de refrigeración está bien pensado es limpiar el polvo del ordenador. Por el hecho de que la acumulación del mismo significa un aumento general de la temperatura. Así que mantén tu PC bien limpio por dentro.

Comprueba los ventiladores

Polvo interior PC

Dice la sabiduría popular que es mejor prevenir que curar, así que no solamente es suficiente con limpiar el ordenador cada cierto tiempo, sino también es importante comprobar que los elementos encargados de refrigerar funcionan. Por eso es crucial limpiar cada cierto tiempo los ventiladores de nuestro ordenador y revisar que estos funcionen.

De paso aprovecha para verificar que el posicionamiento de los ventiladores no es contraproducente y recuerda que por muchos ventiladores que soporte una caja esto no significa que tengas que utilizarlos todos, ya que un exceso puede suponer la obstrucción de ciertos flujos de aire y esto es contraproducente.

Tu placa base se sobrecalienta por los MOSFET

MOSFET Placa Base Sobrecalienta

En las placas base, al igual que otros componentes electrónicos que han de trabajar con la energía eléctrica encontramos un tipo de dispositivos electrónicos llamados MOSFET, lo cual son las siglas para metal oxide semiconductor field effect transistor. Entre sus diferentes trabajos se encargan de ejecutar las variaciones de voltaje que van ocurriendo a medida que la electricidad se distribuye por los diferentes componentes de la placa.

De manera simplificada, lo que hacen los MOSFET es controlar la velocidad a la que los electrones fluyen a través de la placa base, si la temperatura de la placa base está por debajo de los 80 grados Celsius entonces la corriente es más rápida y la transferencia de energía es más eficiente. ¿Qué ocurre si hay un sobrecalentamiento por el hecho que los MOSFET dejan de funcionar? Pues que el flujo de electrones empieza a disminuir y con ello el rendimiento de la placa base.

El problema es que el material utilizado para la construcción de estos componentes es el que aumenta la temperatura. Es por ello que muchos fabricantes de placas base suelen colocar estos componentes debajo disipadores de calor para mantenerlos frescos. Por lo que la mala salud de estos componentes lleva a que la placa base se sobrecaliente. Así que hay que vigilarlos de cerca.

Si es necesario reemplaza los MOSFET

Reemplazo MOSFET

Si crees que los capacitadores MOSFET han dejado de funcionar es tan fácil como realizar una comprobación de estos haciendo uso de herramientas de medición y reemplazarlos por otros con las mismas especificaciones. Muchas veces estas vendrán marcadas en el mismo componente electrónico, pero en otras tendrás que mirar el despiece y las especificaciones técnicas de dicha placa base.

En todo caso, no recomendamos hacer esta operación si careces de los conocimientos suficientes. A la hora de hacer la operación de reemplazo, tampoco os recomendamos cambiar un solo capacitador de la placa si estos se encuentran en conjunto. Lo habitual es reemplazarlos todos de golpe cuando llega el momento. En todo caso también puedes preguntar a alguien con conocimiento. Eso sí, evalúa el coste del proceso y si te merece la pena continuar con tu placa base actual o comprarte otra compatible con los componentes de tu ordenador o llegar a hacer una actualización al completo.

La realidad es que si eres precavido y efectúas los mantenimientos correspondientes a tu ordenador cada cierto tiempo, entonces tu placa base te durara muchos años. Al fin y al cabo todo se reduce en entregarle el mimo necesario a tu ordenador. Con ello evitarás tener una placa base que se sobrecalienta y, por tanto, donde su funcionamiento se vea negativamente afectado.

3 Comentarios