Así supera ASRock la restricción para overclock de Intel a sus CPU

Así supera ASRock la restricción para overclock de Intel a sus CPU

Javier López

Uno de los puntos que más cabrea a los usuarios de CPUs Intel es el hecho de que, llegado a cierto punto de necesidad, en algunos modelos de sus procesadores no se puede realizar overclock. Esto es muy típico cuando nos quedamos cortos de rendimiento y queremos apretar la CPU. Como sabemos, esto solo está disponible en modelos K, algo por lo que Intel cobra un plus, pero que ahora con la nueva tecnología de ASRock puede que termine cambiando gracias a BFB Technology.

Quien no ha tenido una CPU de Intel donde para ahorrar el máximo dinero hemos pasado de escoger un procesador desbloqueado por uno sin dicha posibilidad. Quien tiempo después no ha intentado buscar la manera de subir la frecuencia de dicho procesador mediante varias técnicas distintas, algunas sin éxito.

Bien, pues aquí entra ASRock con su BFB Technology para deslimitar dichas posibilidades, o al menos en parte, porque muchas de sus placas base ahora permiten un aumento de la frecuencia en nuestra CPU.

ASRock BFB Technology, impulsa el rendimiento de tu CPU no K

asrock aqua

Antes de comenzar a explicar qué es BFB Technology y cómo funciona, debemos tener en cuenta que esta tecnología no está disponible en todas sus placas base, por desgracia. ASRock admite esta técnica (por ahora) en las placas base que alberguen los siguientes chipsets:

  • Z390, B365, Z490, H470 y B460.

Además, tendremos que tener en nuestra placa base correspondiente con dicho chipset una versión de UEFI/BIOS mínima que el fabricante denomina en cada una de las placas base. Por lo tanto, no hay una versión igual para todas, tendremos que consultarlo en la web de nuestra placa, aunque lo más lógico es instalar la última y olvidarnos como tal, asegurando el soporte de esta tecnología.

ASRock por supuesto hace una declaración de responsabilidad y avisa a los usuarios de que BFB puede dañar la CPU o desestabilizar el sistema y donde la disponibilidad de la misma está sujeta a cambios sin previo aviso. En cualquier caso y como suele ser normal en este tipo de técnicas, el fabricante no se hace responsable de lo que haga el usuario, lógicamente.

Cómo funciona esta tecnología patentada de ASRock

ASRock-BFB-2

Es sencillo, como ya sabremos, Intel usa varios estados P en sus CPU. El PL2 activa lo que la marca llama como Base Frequency Long Term, el cual tiene una duración muy corta en tiempo y supone una limitación de TDP Up cuando ese tiempo se agota para después dar paso al PL1. Este último es el denominado TDP en términos de energía, ya que bajo sus términos Intel define los requisitos térmicos. Por lo tanto, en una CPU de 65 vatios, el PL1 es dicha cifra.

El estado PL2 es un estado de mayor entrega de energía que al mismo tiempo es definido por otro parámetro llamado Tau y que conlleva un multiplicador para frecuencia y consumo (1,1X, 1,25X y similares). Este parámetro define el tiempo en el que PL2 puede estar a máxima frecuencia y consumo, a lo que ASRock define como Turbo Boost Short Term.

Estos términos definen la energía entregada, así como el consumo, cuando el Tau se agota en el PL2, la CPU entra en el PL1 mientras la temperatura lo permita. Como PL2 representa por norma general la carga de un solo núcleo, la frecuencia alcanzada será la máxima permitida por Intel.

Cuando al sistema se le requiere carga para la CPU, dicho procesador solo podrá mantener la frecuencia de PL2 en el tiempo dictaminado por Tau y aquí es donde entra la magia de ASRock. La placa elude la restricción y permite que tanto la frecuencia como el consumo se eleven a PL2 (como mínimo) mejorando el rendimiento.

No es overclock al uso, pero aumenta bastante la frecuencia y el rendimiento

No es un overclock propiamente dicho, pero desbloquea el rendimiento de la CPU como tal sin tener que ser una versión K o KF. Los datos que ofrece la compañía son muy alentadores: desde un 3,9% hasta un 29% bajo Cinebench R20 y dependiendo del procesador probado. Lo mejor de esto sin duda es que es sencillo de activar mediante un setting en BIOS y además no excede como tal del PL2 de Intel de forma original, sino que lo potencia a costa de mayor consumo y mayor temperatura.