Este es el KROM Kayros, ¿el mejor mando para PC y móviles?

Este es el KROM Kayros, ¿el mejor mando para PC y móviles?

8.8
Rodrigo Alonso

Cuando hablamos de jugar a videojuegos, en la actualidad ya no se hace únicamente en PC y consola, sino que los smartphones se han convertido en una herramienta que está copando gran parte del mercado. Por este motivo, el tener un buen mando ya no solo se limita para el PC o la consola, sino que también resulta de lo más útil para aquellos que se toman en serio jugar en el smartphone. Pero, ¿y si te decimos que puedes tener un mando que sirva para las tres cosas? Hoy te presentamos el análisis del KROM Kayros, un mando inalámbrico para PC, consolas y smartphones, altamente configurable y con RGB, ¿es el mejor del mercado? ¡Vamos a verlo!

KROM define al Kayros como un mando Bluetooth ergonómico que está pensado para la competición, ya que ofrece un excelente rendimiento. Es compatible con varias plataformas gracias a su conectividad Bluetooth y USB, y es perfecto para juegos de tipo shooter y arcade tanto por su amplia autonomía de hasta 12 horas de batería como por sus características avanzadas de personalización.

 

KROM Kayros, características técnicas

 KROM Kayros
Tipo de mandoAsimétrico
Botones23
Botones adicionales configurables2
ConexiónBluetooth 5.0
USB
RGBSí, configurable
SoftwareNo
Dimensiones155 x 105.5 x 59 mm
Peso260 g
BateríaLitio, 12 horas de autonomía
PVPR39,90€

Como podemos ver en las especificaciones técnicas, el KROM Kayros es un mando inalámbrico con conexión Bluetooth 5.0 (pero que también se puede conectar mediante USB), lo cual lo hace compatible con PC, consolas y smartphones (KROM dice que es compatible con Switch, pero nosotros hemos probado y también funciona perfectamente en PS4), diseñado para el juego intensivo con materiales de máxima calidad (tiene incluso inserciones de goma para mejorar el agarre) y botones pensados para una pulsación natural e intuitiva.

Incorpora 23 botones, dos de ellos configurables y ubicados en la parte trasera, pero es que tiene funciones avanzadas como el modo auto disparo y el modo turbo que podremos configurar como queramos. Por supuesto, también incluye iluminación RGB tanto para el joystick izquierdo como para los botones principales, así como una barra LED de adorno.

El KROM Kayros tiene joysticks analógicos y botones con vibración para sentir cada pulsación. Se puede elegir el nivel de vibración pulsando el botón Turbo y los botones + y – del propio mando, y además se pueden configurar de manera independiente en sus cuatro botones principales. De igual manera, la función de auto disparo es configurable y se puede seleccionar entre 5, 12 y 20 pulsaciones por segundo, algo que puede resultar muy útil en los juegos de disparos.

Finalmente, a destacar que KROM incluye un soporte para poder anclar el smartphone al propio mando y así tener una mayor comodidad a la hora de utilizar estos dispositivos para jugar.

 

Así es el KROM Kayros

El KROM Kayros viene embalado en una caja cartón blando con los habituales colores negro y naranja que utiliza esta marca. En la parte frontal podemos ver una imagen del mando a todo color acompañada de la marca, el modelo y la lista de compatibilidad, mientras que en la parte trasera tenemos un croquis de las funciones del mando.

En ambos laterales de la caja nos topamos con sus principales características resumidas.

La caja se abre en forma de cofre, y en su interior encontramos el mando encajado en una estructura de plástico, así como su soporte para smartphones.

KROM Kayros

Bajo este plástico, tenemos un folleto informativo, el manual de instrucciones en varios idiomas y el cable de carga y conexión USB.

KROM Kayros

El soporte para smartphones es de quita y pon, y podremos anclarlo al mando fácilmente. El soporte para el smartphone es extensible para poder colocarlo en cualquier posición, y también para poder adaptarse a distintos tamaños.

Aquí tenemos ya el KROM Kayros que, como podéis ver, tiene un diseño asimétrico parecido al del mando de la Xbox. Los laterales están engomados para mejorar el agarre y ambas cubiertas de los joysticks están estriadas con la misma finalidad. Como podéis apreciar, en el centro tiene varios botones extra: el redondo del centro con el logo de KROM es el de encendido y apagado, mientras que a la izquierda y derecha tiene botones de select y start. Bajo esto, los botones de más y menbos y en el centro el botón Turbo.

KROM Kayros

Los botones principales (YXAB) tienen una tipografía bastante particular que, estéticamente, nos gusta bastante. Además, está hundida bajo la cubierta del botón para destacar más una vez que la iluminación se encienda.

KROM Kayros

En la zona inferior encontramos un conector minijack de 3.5 mm para poder conectar unos auriculares analógicos.

KROM Kayros

En la zona superior tenemos los habituales gatillos, así como el conector de alimentación USB-C y el botón de sincronización inalámbrica.

KROM Kayros

Por debajo, tenemos dos botones configurables adicionales, que realmente nos habría gustado que fueran más palancas que botones pero bueno. También está aquí el anclaje para el soporte de smartphone.

Anclar el soporte es tan sencillo como insertarlo en el agujero y empujarlo hacia abajo, quedando así bien fijo (de hecho, luego cuesta bastante sacarlo).

KROM Kayros

Hecho esto, ya podremos colocar nuestro smartphone abriendo el soporte extensible y colocarlo como queramos gracias al «brazo» articulado.

KROM Kayros

Aquí hemos de reseñar un punto negativo, y es que a pesar de que por tamaño encaja perfectamente, el soporte no es capaz de soportar adecuadamente el peso de un iPhone 11 con su funda, y tenemos que colocarlo bastante arriba para que no caiga por su peso hacia atrás.

KROM Kayros

Visto el mando, ha llegado la hora de probarlo para ver qué tal funciona.

 

Funcionamiento y rendimiento

Una cosa curiosa es que el mando se encenderá no solo al pulsar el botón central, sino también cualquiera de los botones principales. Al hacerlo, automáticamente se encenderá la iluminación, la cual podremos controlar pulsando combinaciones de botones; por ejemplo, para encenderla y apagarla hay que pulsar R1 + L1 durante 5 segundos, o para cambiar la intensidad hay que pulsar SET + D-Pad a izquierda o derecha.

KROM Kayros

El mando cuenta con dos zonas de iluminación: la barra LED de adorno, que podremos configurar con SET y los botones de más y menos, y la zona del joystick izquierdo, el botón Home y los cuatro botones principales, que se controlan con SET + D-Pad arriba y abajo.

KROM Kayros

Este mando no cuenta con un software de configuración, así que lamentablemente todo lo tendremos que configurar mediante combinaciones de teclas como estas que os hemos contado.

KROM Kayros

Por ejemplo, para configurar los niveles de vibración hay que pulsar y mantener el botón Turbo y luego pulsar los botones más y menos. Para configurar las macros de los botones traseros, hay que pulsar y mantener dichos botones 5 segundos y luego pulsar cualquier secuencia con los demás botones, para terminar pulsando de nuevo el botón y así guardar la macro en la memoria.

En cuanto al modo Turbo y Auto disparo, también se pueden configurar y activar / desactivar; por ejemplo, para activar el modo Auto-Fire hay que pulsar el botón Turbo y mantenerlo apretado mientras pulsamos cualquier otro botón, como ABXY o L1/R1.

Por cierto, que la iluminación del KROM Kayros se ve realmente muy bien incluso en condiciones de mucha luz, pero es en penumbra cuando luce espectacular.

KROM Kayros

En uso, el mando se siente bastante cómodo en las manos, incluso si eres usuario de manos grandes como es mi caso. Esto es cuestión de gustos personales, pero siempre he sentido mucho más cómodo el mando de la Xbox que el de la PlayStation, y como este Kayros tiene un diseño similar al de la primera, me ha resultado muy cómodo desde el primer momento.

Ahora bien, he de decir que los botones traseros si bien se pueden pulsar con cierta comodidad, habría resultado más cómodo que hubieran sido palancas como las que tiene el mando Elite de Xbox, por ejemplo, pero no se puede tener todo en un mando de 40 Euros, ¿no?

Los botones principales tienen una sensación de pulsación muy buena y no cuesta mucho esfuerzo pulsarlos repetidamente; además, con la función vibración, tienes un feedback táctil al pulsarlos, aunque he de advertir que esto puede no ser del gusto de todo el mundo (no obstante, se puede desactivar, así que no hay problema). Los joystics se mueven fácil y grácilmente y resultan muy cómodos y precisos al moverse, denotando una muy buena calidad de construcción por parte de KROM. En cuanto al D-Pad, personalmente no lo utilizo demasiado, pero su funcionamiento me parece correcto, y me gusta que el accionamiento sea «seco» y no «esponjoso» como le sucede a los mandos de PS4 con el tiempo.

Hemos probado el KROM Kayros tanto con un smartphone como en el PC (mediante cable en este caso), así como en una PlayStation 4 Pro que, aunque el fabricante no lo menciona, funciona perfectamente a través de Bluetooth. Las sensaciones jugando con este mando a todo tipo de juegos han sido excelentes, aunque también hemos de advertiros de que en el caso de los juegos de móvil, tienen que ser compatibles con mando Bluetooth o los controles serán bastante erráticos de lo contrario.

 

Conclusión y veredicto

Llevamos tiempo diciendo que KROM ha mejorado enormemente la calidad de sus dispositivos, y este Kaylos es la prueba de ello, y ya no solo por la calidad de materiales y construcción, que es cercana a excelente, sino también por el rendimiento del dispositivo, que durante nuestras pruebas se ha mostrado rápido, sólido, y cómodo. Además, gracias a su diseño asimétrico, nos parece un mano realmente muy cómodo para utilizar durante horas y horas sin sufrir cansancio.

KROM Kayros

Solo le encontramos dos pegas a este mando, y la primera de ellas es más bien una percepción nuestra: quizá cuesta un poco configurarlo a tu gusto, todo con métodos abreviados y con el manual de instrucciones en la mano, pero una vez configurado todo se guarda y ya no tendrás que hacerlo más. La siguiente pega sí que es algo que tiene que ver con el fabricante, y es que el soporte para smartphones es un poquito endeble y apenas puede con el peso de un iPhone 11, que no es de los terminales más pesados precisamente.

Con todo, opinamos que estamos ante un excelente mando para usar en PC, consolas y smartphones, y creemos que se merece nuestro galardón de Oro, así como nuestra recomendación por su relación calidad / precio.

KROM Kayros
KROM Kayros
Dimensiones 155 x 105.5 x 59 mm
Pantalla No
Conectividad Bluetooth 5.0, cable USB
Materiales Plástico, goma
Batería Sí, 12 horas de autonomía
RGB
Tipo de USB USB-C

Lo mejor

  • Compatible con PC, Switch y smartphones
  • Agradable iluminación RGB
  • Tacto de los botones
  • Altamente configurable
  • Soporte para smartphones de quita y pon

Lo peor

  • La personalización es un poco liosa
  • Soporte un poco endeble
Autonomía
8.5
Comodidad
9
Rendimiento
8.8
Calidad materiales
8.5
Diseño
9
Precio
9
Iluminación RGB
9

Puntuación global

8.8
¡DEJA TU VALORACIÓN!
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!