Kingston HyperX Fury

Kingston HyperX Fury

Rodrigo Alonso

Logo-Kingston

Si la marca Kingston es bien conocida por algo, es sin duda por su memoria RAM. Desde hace muchos años surten una gran parte del mercado con sus módulos de memoria, bien acogidos por los usuarios por su indudable estabilidad y calidad. Y si una gama de memorias destaca dentro de Kingston, tampoco hay duda de que es la serie HyperX, una gama enfocada al alto rendimiento pero que abarca modelos que cubren las necesidades de prácticamente cualquier usuario, desde las gamas más básicas como las HyperX Blu hasta las de más alto rendimiento como las HyperX Predator. No obstante, Kingston ha decidido hacerle un lavado de cara a la gama más básica dentro de la serie HyperX, cambiándole también el nombre. Y esto es precisamente de lo que trata nuestro análisis de hoy, ya que vamos a analizar una pareja de módulos de memoria Kingston HyperX Fury.

Estos Kingston HyperX Fury vienen a sustituir a las anteriores HyperX Blu, siendo como hemos comentado antes la gama básica aunque eso sí, dentro de la serie HyperX que como sabéis es de alto rendimiento. En concreto nos han enviado una pareja de módulos de 4 GB cada uno que funcionan a 1866 Mhz y que tienen un agresivo color rojo metalizado. Dentro de la gama HyperX Fury podremos encontrar módulos de memoria que irán de entre 1333 Mhz hasta los 1866 Mhz como los que analizamos hoy, y que estarán disponibles en diversos colores: blanco, negro, azul y rojo. También habrá kits disponibles desde 8 GB (2×4 GB) a 16 GB (2×8 GB).

Veamos sus características técnicas.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Specs

Tenemos pues entre manos un kit de dos módulos de memoria de 4 GB cada uno que funcionan a una velocidad máxima de 1866 Mhz. Cuentan con perfil XMP configurado, por lo que no deberíamos de tener ningún problema para configurarlos a dicha velocidad en prácticamente cualquier placa del mercado.

ANÁLISIS EXTERNO.

Como es habitual en Kingston, estas HyperX Fury vienen embaladas en un blíster de plástico que las protege durante su transporte. La parte frontal es de plástico transparente para poder admirar los módulos de memoria sin tener que abrir el embalaje, a la vez que nos muestran la etiqueta identificativa con los datos de las memorias.

Kingston HyperX Fury -001

Kingston HyperX Fury -002

Abrimos el blíster cortando la etiqueta por un lateral, y ya podemos ver los módulos de memoria y acceder a ellos.

Kingston HyperX Fury -003

Como siempre, debajo de uno de los módulos nos encontramos el manual de instrucciones e información sobre la garantía, además de una pegatina con el logo de HyperX.

Kingston HyperX Fury -004

Kingston HyperX Fury -005

Aquí tenemos los dos módulos de 4Gb cada uno ya fuera de su embalaje. En esta imagen podemos apreciar que Kingston ha mantenido el PCB de las mismas en color negro en lugar del verde habitual. En casi todos los últimos modelos de la compañía el PCB ha pasado a ser de color negro, bastante más elegante y estético en contraste con el color de los disipadores que el color verde.

Kingston HyperX Fury -006

Aquí podéis ver el detalle de la etiqueta que lleva cada uno de los módulos.

Kingston HyperX Fury -007

En cuanto a los disipadores, Kingston ha cambiado el diseño para adaptarse a esta nueva serie de memorias. El diseño es asimétrico, y aunque no llega a ser totalmente de perfil bajo dado que tiene algunas crestas para mejorar la disipación de calor, prácticamente sí que lo es, y realmente dudamos que tengamos problemas de compatibilidad con disipadores utilizando estas memorias, ya que esas crestas de las que os hablamos apenas se levantan un par de milímetros con respecto al PCB. De hecho, nosotros los hemos probado con un disipador Noctua NH-D14 y hemos podido poner y quitar las memorias sin desmontar el disipador sin ningún tipo de problema.

Kingston HyperX Fury -008

Kingston HyperX Fury -009

TESTEO.

Para poner a prueba estas memorias Kingston HyperX Fury hemos utilizado el siguiente hardware:

Nos ha resultado curioso y muy cómodo que nada más encender el ordenador, con las HyperX Fury ya instaladas, y acceder a la BIOS, la placa base directamente tenía habilitado el perfil XMP y las memorias estaban configuradas a 1866 Mhz.

Como es habitual, abrimos boca mostrándoos una captura de CPU-Z mostrando todos los parámetros relativos al procesador, placa base y por supuesto, las memorias.

CPU-Z

Como podéis ver en la captura, estas memorias han sido fabricadas en la semana 10 de este año, es decir, a mediados de Marzo, por lo que están prácticamente «recién salidas del horno».

Vamos con los test sintéticos.

Aida64 cache & memory benchmark

Aida64

Datos de rendimiento muy elevados son los que nos muestra Aida64, teniendo en cuenta que se trata de una gama de memorias «básica», aunque ya no nos lo parece tanto. Mirad la siguiente gráfica, comparándolas con otras memorias de Kingston que han pasado por nuestras manos:

Gráfica Aida64

Podemos ver que el rendimiento no está demasiado alejado de otros módulos de gama alta, como por ejemplo los HyperX Beast a 2133 Mhz. Como es lógico, estas HyperX Fury nos dan mejor rendimiento que otros módulos a 1600 Mhz, puesto que están configurados a 1866 Mhz. Son solo 266 Mhz más, pero la diferencia de rendimiento es sustancial.

SiSoft Sandra (Memory Bandwidth y Latency)

Sandra Bandwidth Sandra Latencia

SuperPi 32M

SuperPi 32M

La diferencia en SuperPi de entre estas memorias y las HyperX Beast a 2133 Mhz es de tan solo 17 segundos, lo cual no está nada mal teniendo en cuenta la diferencia de precio entre ambas. Sin duda estas HyperX Fury nos proporcionan un rendimiento más que suficiente para prácticamente cualquier tarea, excepto claro, los sistemas que busquen el máximo rendimiento sin importar el coste.

WPrime 1024M

WPrime

En este test la diferencia de rendimiento ha sido todavía menor, siendo estas HyperX Fury tan solo 2.036 segundos más lentas que las HyperX Beast a 2133 Mhz.

CONCLUSIÓN.

Parece que el lavado de cara y el cambio de nombre le ha sentado fenomenal a estas memorias de Kingston. La gama HyperX Fury proporciona una amplia variedad de capacidades, velocidad e incluso colores para cumplir con todas las necesidades que casi cualquier usuario, exceptuando entusiastas, pueda tener. Con unos datos de rendimiento lo suficientemente elevados para incluso formar parte de sistemas Gaming sin problemas, estas HyperX Fury son una apuesta segura para casi todo el mundo teniendo en cuenta lo anteriormente mencionado aunado a su rango de precios y por supuesto la garantía de Kingston.

PROS:

  • Excelente rendimiento.
  • Prácticamente no se calientan.
  • Disipadores «casi de perfil bajo» compatibles con prácticamente todos los disipadores de CPU del mercado.
  • Estética agresiva a la vez que bonita.
  • Precio.
  • Calidad y garantía de por vida de Kingston.

CONTRAS:

  • Nada destacable.

Puntuación

Por ello, estas memorias Kingston HyperX Fury se hacen merecedoras de nuestro galardón de Platino, así como de nuestra recomendación por su excelente relación calidad – precio.

HZ_MedalsCatg_1_PlatinumHZ_Stamp_PriceAndQuality_Mod1