¿Se puede cambiar la tarjeta gráfica de un portátil?

Aunque parezca mentira, se puede cambiar la tarjeta gráfica de un portátil. Aunque solo en el caso de algunos modelos que hacen uso de un tipo de módulo de expansión diseñado para ello. Os explicamos como identificarlos y que tipo de mejora podéis hacer en ellos. Para que así vuestro ordenador no se os quede corto a la hora de ejecutar los juegos más punteros.

Solemos tener la idea de que en un ordenador portátil su tarjeta gráfica no se puede cambiar. Lo cual es cierto si esta se encuentra en el mismo chip que el procesador. Sin embargo, existen modelos con un chip gráfico dedicado con su memoria de vídeo en medio de la circuitería del portátil. Son los llamados portátiles para gaming o estaciones de trabajo para la creación de contenido.

Pues bien, la sabiduría popular nos dice que no es posible cambiar la tarjeta gráfica de un portátil. Aunque no siempre es así, ya que existen casos donde la tarjeta gráfica se encuentra en una placa aparte. Haciendo uso de una variante de los conectores PCI Express donde se conectan unas tarjetas gráficas con una forma distinta a las de sobremesa. Son los llamados módulos MXM. Pues bien, en muchos casos dicho módulo no se encuentra soldado y podemos reemplazar la tarjeta gráfica de nuestro portátil por una más potente. Eso sí, dichos módulos son mucho más caros que una tarjeta gráfica de sobremesa.

Cómo cambiar la tarjeta gráfica de un portátil

Primero de todo has de tener en cuenta que es posible que no puedas hacerlo, ya que no todos los modelos pueden. Y es que en los últimos tiempos se ha buscado hacer portátiles cada vez más finos. Esto se ha conseguido con el reemplazado de ciertos componentes por otros. Pues bien, la reducción en altura ha llevado a los módulos MXM para tarjetas gráficas en portátiles sean cada vez más escasos. Sin embargo, aún quedan modelos en el mercado que los incluyen y puede que seas uno de los afortunados.

Modulo MXM portátil cambiar gráfica

Pues bien, las tarjetas gráficas para portátil que se pueden cambiar son aquellas que se encuentran en una placa aparte, colocada encima de la principal y a la que llamamos MXM. Por lo que para saber si vuestro portátil tiene esa capacidad deberías abrirlo y tener en cuenta el tipo de placa Mobile PCI Express Module o MXM tienes montada en tu portátil.

  • MXM-A tiene una anchura de 82 mm y 70 mm de longitud, da una potencia máxima de 55 W y está pensada para tarjetas gráficas con buses de 64 o 128 bits. Es decir, 2 o 4 chips de memoria.
  • MXM-B, en cambio, tiene una longitud más grande, 105 mm. El consumo máximo es de 200 W y está pensado para tarjetas gráficas con interfaces de memoria de 192 o 256 bits. Es decir, 6 u 8 chips de memoria.

Por lo que si la tarjeta gráfica se encuentra en u módulo MXM podrás cambiarla por una que sea del mismo tipo. Eso sí, es importante tener en cuenta el sistema termal que utilice. No en vano, en el caso de las MXM-B nos encontramos con algunos modelos de tarjeta gráfica para portátiles de alta gama que usan sistemas de refrigeración que no pueden caber en nuestro portátil. Por lo que deberás mirar en las especificaciones del módulo MXM con el que quieras cambiar la gráfica de tu portátil y ver que sean iguales en cuanto a consumo que el que había antes en tu PC.

¡Sé el primero en comentar!