Intel golpea a AMD con su nueva CPU gaming i7, ¿superan a los Ryzen?

Intel golpea a AMD con su nueva CPU gaming i7, ¿superan a los Ryzen?

Josep Roca

Si hace menos de un día os adelantamos los primeros benchmarks en los que los Ryzen 5000 de escritorio intercambiaban golpes con los Intel Core de undécima generación, esta vez nos toca mirar los resultados en PassMark entre un 11700K de Intel y un 5800X de AMD, cuyos resultados nos han sorprendido, especialmente en lo que al procesador de Intel se refiere.

Intel no quiere dejar de ser una opción para el mercado entusiasta, especialmente ahora que AMD con sus Ryzen 5000 «Vermeer» están en la cima del rendimiento y se esta viendo como la demanda por estos nuevos procesadores de la empresa dirigida por Lisa Su es cada vez más grande.

Intel Rocket Lake Cohete

Dado que la guerra comercial entre Intel y AMD es un juego de suma cero, en el que un traspiés de una es beneficio de la otra, existe una enorme competitividad que ha hecho que Intel después de años con saltos generacionales decepcionantes en los que el aumento del IPC se podía contar con los dedos de una mano.

La respuesta a los Ryzen 5000 son los Intel Rocket Lake-S, con los cuales la empresa fundada por Gordon Moore después de muchas generaciones de sus Intel Core han decidido aumentar el IPC en dos cifras.

El Intel Core i7-11700K iguala al AMD Ryzen 7 5800X en PASSMARK

Desconocemos si estos resultados son obtenidos con una versión definitiva del procesador o con una muestra de ingeniería, pero en la base de datos del benchmark PassMark se han visto públicos los resultados de un Intel Core i7-11700K, el cual sorprendentemente se encuentra a la par de AMD Ryzen 7 5800X.

El 11700K obtiene un resultado de 3584 puntos en el benchmark de un solo hilo de ejecución, mientras que el 5800X obtiene un resultado de 3509 puntos de media en la misma prueba, ya que la base de datos hace una media ponderada de todos los procesadores de un modelo de los que se han subido resultados.

En lo que a multi-hilo se refiere, el chip de Intel obtiene 54255 frente a los 54489 del de AMD. Recordar de paso que estamos ante dos procesadores de 8 núcleos y 16 hilos de ejecución.

Rocket Lake-S, la última gran CPU a 14 nm de Intel

Rocket Lake Reverso

La familia Rocket Lake-S hace uso de los núcleos Cypress Cove, los cuales son los mismos núcleos utilizados en el Ice Lake de 10 nm, pero con la diferencia que han sido portados al nodo de 14 nm de Intel, lo que convierte a la undécima generación de Intel en la última en funcionar bajo su nodo de 14 nm.

El hecho que Rocket Lake-S este a la par de Zen 3 hace que nos preguntemos que hubiese ocurrido si Intel hubiese podido desplegar esta arquitectura bajo su nodo de 10 nm. AMD utiliza el nodo de 7 nm de TSMC para Zen 3, el cual equivale al de 10 nm de Intel en cuanto a especificaciones, por lo que el hecho que Intel haya conseguido igualar en rendimiento a los Zen 3 con un nodo de fabricación inferior es algo a destacar positivamente.

En todo caso no podemos negar que si AMD no hubiese tenido éxito con sus arquitecturas Zen entonces Intel no se hubiese puesto las pilas y nos tendríamos que haber conformado con otro decepcionante y minúsculo salto en rendimiento de una generación a otra. Por lo que si esta competencia a degüello entre ambas nos beneficia en forma de grandes procesadores para nuestros ordenadores entonces bienvenida sea.