Cómo conectar dos o más monitores a un ordenador portátil

Cómo conectar dos o más monitores a un ordenador portátil

Rodrigo Alonso

Uno de los principales problemas que tienen los portátiles modernos es su escasa conectividad, y esto implica que en la mayoría de los casos tan solo podremos conectar un monitor externo a éstos, sea mediante su única salida de vídeo HDMI o USB-C. Por lo tanto, si quieres poder tener dos o más monitores conectados a tu portátil, necesitarás recurrir a las soluciones alternativas que te vamos a proponer en este artículo.

Como decíamos hace un momento, la mayoría de ordenadores portátiles tienen un problema y es que tan solo cuentan con una salida de vídeo. Normalmente, los fabricantes instalan solo un conector HDMI o, en los más modernos, USB-C con salida de vídeo. Esto limita mucho la posibilidad de instalar más de una pantalla para usar nuestro ordenador portátil.

Hay diferentes mecanismos de saltarse este tipo de restricciones, aunque ninguno es precisamente perfecto. Podemos optar por diferentes tipos de acople que, más o menos, permiten instalar pantallas adicionales. Además, podemos optar por mecanismos más «rudimentarios»

 

Formas de conectar más monitores a tu portátil

Tenemos dos posibilidades si queremos conectar más de una pantalla a nuestro ordenador portátil. Si solo tiene un conector de video, entonces necesitaremos un duplicador. No es la mejor de las opciones, pero no hay más para este caso, ya que no podemos ampliar la propia placa base de nuestro portátil para que pueda incorporar más puertos de este estilo, por lo que tenemos que optar por un dispositivo que haga esta función de forma externa.

Si nuestro ordenador portátil cuenta con un puerto USB-C tenemos más opciones. Este debe ser compatible con DisplayPort o bien con Thunderbolt, principalmente porque son los dos tipos de interfaz que se utilizan a la hora de transmitir vídeo y audio, pero además, puede ser que nuestro portátil también incorpore una interfaz HDMI, que nos permitirá hacer lo mismo . Por esto mismo es tan importante revisar bien las especificaciones cuando se adquiere un ordenador portátil, siendo que no solemos prestar mucha atención a los puertos que puede tener incorporados, pero al tratarse de algo que puede ser que terminemos por utilizar, siempre debemos comprobar todo lo que nos ofrece

Vamos a explicarte las opciones que puedes elegir entre las dos que hemos mencionado, algunas son más económicas, ya que al final, tener que comprar un adaptador o un cable es más barato que tener que comprar un dispositivo externo que actúe como un punto intermedio entre nuestra placa base y las pantallas que queramos conectar.

 

Mediante el puerto USB-C

Los ordenadores portátiles más modernos ya suelen incluir un puerto USB-C. Este conector es genial, ya que además de transferir datos, permiten transferir vídeo. No se marca esta compatibilidad, ya que cualquier USB-C 3.1 o superior ya ofrece esta compatibilidad. Aunque, no está de más consultar las características en el manual del fabricante del portátil.

Si tu portátil tiene este conector, podrás conectar dos pantallas sin ningún problema. Hay diferentes opciones actualmente en el mercado y te vamos a dejar a continuación con algunas recomendaciones

 

Cable USB-C a DisplayPort

Esta es la más cómoda de todas, sin lugar a dudas, ya que lo tenemos todo junto. El cable en un extremo tiene un conector USB-C y en el otro un conector DisplayPort. Simplemente es conectar el cable al ordenador y al monitor. Una cosa, asegúrate que el monitor tenga conector DisplayPort ya que, si no tiene, no te servirá de nada. Algunas opciones son:

 

Adaptador USB-C a DisplayPort

Puede que ya tengas un cable DisplayPort, ya que antes tenías el ordenador conectado de este modo. Si este es tu caso, una opción sencilla es comprar un adaptador. Algunas de las opciones interesantes son:

 

HUB USB-C

¿Por qué quedarse solo en un simple DisplayPort? Una de las características del USB-C es que ofrece un gran ancho de banda, permitiendo diferentes tipos de conexiones. Puedes optar por un HUB que agregue puertos USB, lector de tarjetas y conector HDMI. Sí, este tipo de elementos suelen optar por el HDMI en vez de por el conector DisplayPort. Algunas opciones son:

 

Duplicador de pantalla

En un portátil más convencional y que solo tiene una salida HDMI, tendremos que recurrir a adaptadores y/o hubs HDMI para poder tener dos o más monitores. También existen adaptadores de USB a HDMI, pero honestamente no os los recomendamos salvo que sean de buena marca porque suelen dar bastantes problemas, especialmente si los monitores tienen resolución Full HD o más, ya que sufren carencias de alimentación, lo que impedirá que podáis utilizar las pantallas.

A tenor de esto, nuestra recomendación es que, si compras un hub o multiplicador de puertos HDMI, compres uno que tenga alimentación extra para evitar precisamente estos problemas. Hay algunos de marcas de cuestionable reputación que afirman no necesitar alimentación y ofrecer resolución 4K, pero generalmente son solo duplicadores (es decir, que sacan la misma imagen en todos los monitores) y no te permiten extender tu escritorio para usar los monitores de forma adicional. Si ves un duplicador que cuesta menos de 10 euros… desconfía.

 

¿Qué adaptador deberías comprar?

Antes os hemos dicho que no recomendamos los adaptadores mediante USB «salvo que sean de buena marca», y Startech es la mejor para ello, así que sí que os vamos a recomendar un adaptador de esta marca.

Este adaptador que os ponemos arriba es capaz de ofrecer dos salidas HDMI (a 1080p o una de ellas a 4K) con tan solo un puerto USB 3.0, pero ten en cuenta que tan solo es compatible con sistema operativo Windows.

Por otro lado, también del mismo fabricante (y bastante caro, por cierto) tienes esta otra alternativa si tu portátil tiene USB-C con salida de vídeo, que te permitiría conectar con uno solo de estos puertos hasta 4 monitores adicionales mediante HDMI. Ojo, que también es compatible tan solo con Windows, no vale para Linux o Mac.

Finalmente, te vamos a recomendar este otro splitter que de una salida de vídeo HDMI del portátil es capaz de sacar señal de vídeo a dos monitores 4K a 60 Hz mediante HDMI. Es caro, pero créenos que si va a ser algo que utilizarás todos los días terminarás agradeciendo su calidad.

Por supuesto, también tienes otras alternativas en forma de «docking station», aunque en este caso suelen ser productos muy caros y que se lanzan al mercado bajo el abrazo de los propios fabricantes de portátiles. A este respecto no vamos a recomendaros nada en concreto porque depende mucho de la marca del portátil, pero no te costará mucho realizar una búsqueda poniendo, por ejemplo, «docking station Lenovo» o «docking station Dell» en tiendas como Amazon para encontrar modelos compatibles.

Ahora que ya tienes todas las opciones disponibles, solo te queda elegir la mejor para ti y empezar a disfrutar de una doble pantalla, una vez que la pruebes no volverás a querer utilizar uno sola.

disclaimer
¡Sé el primero en comentar!