Tu futuro Chromebook tendrá almacenamiento el doble de rápido

Llamamos memoria flash a todo sistema de almacenamiento persistente, cuyos datos no se pierden al apagar el ordenador, que se basa en chips de memoria. Sin embargo, los hay de muchos tipos distintos bajo el mismo consumo. Estos suelen diferir en la velocidad, a la hora de transferir los datos y, por tanto, en su nivel de consumo. Pues bien, la memoria flash para almacenamiento UFS 4.0 acaba de ser presentada.

La mayor ventaja de la memoria flash, sea del tipo que sea, es su velocidad de acceso. Tanto por el hecho de no utilizar mecanismos móviles, como por el enorme ancho de banda de sus interfaces. En especial de las memorias NVMe usadas en los SSD más rápidos para PC. No obstante, existe el problema que la transferencia de información es lo que más energía consume y no precisamente almacenar los datos. Lo cual es un problema en dispositivos que buscan combinar rendimiento y bajo consumo.

Es por ello que existen diferentes memorias flash en el mercado, siendo la más lenta y más simple la eMMC, la cual lleva años resistiendo pese a tener fecha de caducidad por su baja velocidad de transferencia. Sin embargo, resiste en dispositivos que no necesitan altas velocidades de transferencia. En el otro extremo, en cambio, tenemos los SSD NVMe con velocidades de transferencia decenas de veces más altas que el caso anterior. Pues bien, la memoria UFS se sitúa entre las dos anteriores en cuanto a consumo y velocidad. Siendo ideal para ordenadores portátiles de bajo consumo.

¿Qué nos trae la nueva memoria flash UFS 4.0?

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que nos encontramos ante un estándar de la JEDEC, el consorcio encargado de crear las especificaciones comunes en cuanto chips de memoria. Ya sean estas memorias volátiles, conocidas como RAM, o no volátiles, llamadas Flash. En el caso con el que nos encontramos, el UFS 4.0, este nos trae cambios importantes respecto a la versión 3.1 del estándar, la más avanzada hasta el momento.

UFS 4.0 1 TB Samsung

El mercado objetivo del UFS 4.0 son los teléfonos móviles de alta gama, sin embargo, podríamos verlo en ordenadores portátiles también y especialmente en Chromebooks. Basado en la V-NAND de séptima generación en el caso de Samsung, Puede alcanzar los 4.2 GB/s de velocidad a la hora de escribir datos de forma secuencial y 2.8 GB/s de forma aleatoria. Por lo que las cifras duplican la velocidad. Eso sí, para conseguirlo han reducido hasta en un 46% el consumo por bit transmitido. ¿Otros mercados objetivos para este tipo de memoria flash? Los cascos de realidad virtual y/o aumentada con capacidad de procesamiento interno, así como los coches.

Su ancho de banda supone que muchos portátiles que se encuentran a medio camino entre los diseñados para rendimiento y portabilidad la podrían adoptar. Sin embargo, pese a que el estándar se encuentra terminado, hemos de partir de la base de que hasta el tercer trimestre de este año no empieza su producción. Esto significa que deberemos esperar hasta a finales de años o más bien al año que viene para ver los primeros dispositivos en usarla. ¿La capacidad de almacenamiento por chip? Hasta 1 TB de almacenamiento. En todo caso nos queda preguntarnos si la memoria UFS 4.0 reemplazará a la NVMe en portátiles gaming de baja gama.

1 Comentario