Solo podrás usar SSD PCIe 5.0 en placas base de nueva generación

Hoy en día, el formato M.2 para los SSD se ha estandarizado, y a pesar de que existen actualmente tres tamaños diferentes dependiendo de su longitud, un denominador común entre todos ellos son los 22 mm de ancho y, en base a esto, los fabricantes de placas base han diseñado sus socket M.2. Sin embargo, parece ser que la próxima generación de SSD PCIe 5.0 tendrá un diseño ligeramente más grande, con 25 mm de ancho, lo que podría significar que no serán compatibles con muchas de las placas base actuales.

En la actualidad, tenemos tres tamaños diferentes de SSDs en formato M.2 que van desde 30 hasta 110 mm de longitud. Por un lado, los SSD de 30 mm son difíciles de encontrar y normalmente solo los vemos en equipos de factor de forma pequeño, mientras que los de 110 mm de largo están más extendidos en el ecosistema de servidores. Son los SSD M.2 2280, de 80 mm de largo, los más utilizados en la industria en general, pero como hemos dicho antes, todos ellos tienen 22 mm de ancho.

Los SSD PCIe 5 tendrán 25 mm de ancho

Por lo que parece, el PCI-SIG (el consorcio responsable de especificar los buses de interconexión) ha aprobado una opción más ancha en la especificación de los SSD PCIe 5.0, y aparentemente se olvidó de mencionarlo a los fabricantes de placas base. Esta información ha salido a la luz porque Gigabyte así lo ha especificado en sus próximas placas base de chipset X670E y X670 para la nueva generación de CPUs de AMD, compatibles con el formato de SSD 25110.

Estamos, por lo tanto, ante un ancho adicional de 3 mm, que no parece mucho, pero si tenemos en cuenta que los fabricantes de placas base se ven obligados a «embutir» una gran cantidad de chips, componentes, disipadores y zócalos en un espacio bastante reducido, puede significar la diferencia entre que podamos conectar un SSD en su zócalo o no.

Por otro lado, parece que este cambio puede tener que ver con la preparación para las unidades PCIe 5.0 NVMe de nueva generación, en las que como hemos visto ya en el pasado parece que su controladora se va a calentar bastante más que en las generaciones anteriores, dándole así una mayor superficie para refrigeración.

SSD 25110

La nueva generación de placas base estará preparada para el cambio

Esta noticia es un poco agridulce, ya que es tanto buena como mala. La parte mala es que en muchas placas base de la generación actual no podremos instalar estos nuevos SSD más anchos porque no cabrán en el zócalo físicamente, ya que en muchos casos no hay espacio para poder instalarlos. La parte buena es que esto proporcionará a los SSD una mayor superficie de disipación de calor, por lo que en teoría se calentarán algo menos. Por otro lado, otra buena noticia es que los fabricantes de placas base parece que ya se están poniendo al día, puesto que como hemos indicado antes Gigabyte ya ha especificado este cambio y garantiza la compatibilidad en su próxima generación de placas base.

Placa AORUS X670

Ahora bien, todavía no hay que dar nada por sentado, pues si veremos o no unidades de SSD que utilicen este factor de forma más ancho o no todavía es algo que está en el aire y que depende, en última instancia, de los fabricantes de SSD. En su mano queda decidir si quieren implementar esta especificación, aprobada por el PCI-SIG, o si prefieren mantener el ancho de 22 mm que tenemos hasta ahora para garantizar una mejor compatibilidad de sus unidades con placas base y portátiles actuales.

En cualquier caso, lo que sí parece claro es que la próxima generación de placas base compatibles con SSD PCIe 5 estará preparada para el nuevo formato de SSD.