¿Por qué no deberías comprar un portátil con memoria RAM soldada?

Las memorias DDR de bajo consumo, conocidas como LPDDR, no se crearon para usarse en PC, sino en teléfonos móviles. Donde el limitado espacio y el bajo consumo hacen que tengan sentido. Sin embargo, cuando hablamos de ordenadores portátiles este tipo de RAM lleva un tiempo usándose. ¿Por qué no comprar un portátil con memoria soldada?

Uno de los fenómenos comerciales que más se han visto en los últimos años es la aparición de portátiles cada vez más delgados. Esto supone ciertas decisiones de cara al diseño industrial y las especificaciones de los mismos. La primera de ellas y la más obvia es el tema del consumo energético y la temperatura que alcanzan dichos ordenadores. Lo que supone el uso de procesadores a menores frecuencias y, por tanto, menos potentes.

El otro punto está en los componentes dentro del ordenador, se intenta recortar al máximo la altura y esto lleva al empleo de RAM soldada o LPDDR. Es decir, de memoria que no se coloca sobre módulos SO-DIMM, sino que sus chips acaban siendo soldados a la placa. A otro nivel, esto se puede aplicar en el caso del almacenamiento. No olvidemos que muchos ordenadores de bajo consumo no solo tiene la RAM, sino también su almacenamiento soldado a placa.

¿Cuáles son las desventajas de un portátil con memoria soldada?

Hemos de partir de la idea que hay ciertos factores, forma o diseños industriales que no son posibles usando módulos de RAM convencionales. Lo cual significa hacer ciertos sacrificios en rendimiento y capacidad de expansión. Por lo que en ciertos tipos de portátiles sí que tiene justificación que se use memoria soldada. Ya sea en cuanto al tipo de memoria RAM utilizada o en el almacenamiento.

RAM Soldada placa portátil

El problema viene cuando hablamos de un portátil de mayor rendimiento. Y esto se debe a que tanto Intel como AMD usan el mismo controlador de memoria integrado para toda una familia de procesadores. Por lo que algunos fabricantes que son muy listos hacen la trampa de coger memoria RAM soldada o LPDDR y usarla en su portátil. ¿Provoca problemas de rendimiento acaso? De entrada no, pero es una chapuza a medio o largo plazo. ¿El motivo? Llegará un momento en que necesitarás más RAM y, por tanto, no la podrás ampliar. ¿Qué ocurre si uno de los chips de memoria soldada a la placa falla? Pues vas a perder capacidad de la RAM y ancho de banda.

Nuestra recomendación es que a no ser que busques portátil donde la portabilidad y el bajo peso sea lo más importante, huyas de los que tengan memoria soldada. Por lo que en cualquier portátil gaming si ves memoria LPDDR en las especificaciones ten claro que te vas a encontrar con uno de peor calidad que el resto. En cuanto al almacenamiento, pues tanto de lo mismo, pero en uno diseñado para juegos o creación de contenido, la cosa cambia. La razón no es otra que estos tienen el suficiente grosor como para usar ranuras M.2, de tal manera que la vida de tu PC no dependerá de lo que dure su almacenamiento y puedas reemplazarlo cuando este deje de funcionar.

¡Sé el primero en comentar!