Intel 3D XPoint NVDIMM: el sustituto de la RAM llegará este año

Dado el precio que tiene ahora la RAM, parece que Intel se ha animado a lanzar al mercado sus nuevos módulos de memoria NVRAM Intel 3D XPoint en formato NVDIMM para cubrir la demanda actual que hay en el mercado. Este nuevo tipo de memoria es un híbrido entre la actual memoria RAM, y la memoria NAND de los SSD.

El formato de memoria NVDIMM (Non Volatile DIMM) es uno con el cual casi ninguno de los que estáis leyéndonos estaréis familiarizados. De la misma manera que seguramente no estéis familiarizados con la memoria NVRAM (Non Volatile RAM) o memoria persistente. De manera sencilla, la memoria NVRAM es un tipo de memoria RAM cuyos contenidos no se pierden cuando se interrumpe el suministro eléctrico al módulo. Para lo cual poseen súper condensadores que almacenan una pequeña cantidad de corriente eléctrica, que se emplea para copiar todo el contenido de la RAM a un chip de memoria NAND. Y este chip va insertado en el propio NVDIMM, que es como se denomina a los módulos donde van montados este tipo de memorias.

Está claro que un tipo de memoria de estas características podría ayudar mucho para aplicaciones que realicen tareas críticas en los ordenadores, cuyos datos en la memoria RAM no se pueden perder de ninguna forma, en caso de un corte del suministro eléctrico en las instalaciones.

La memoria 3D XPoint usará un NVDIMM compatible con las ranuras DDR4 actuales

Algo que se temía desde que Intel anunciara el empleo de la memoria 3D XPoint como memoria NVRAM era que el tipo de formato de las ranuras donde se tuvieran que conectar los módulos NVDIMM fuera diferente al que se emplea actualmente en las placas base. Por suerte, parece ser que esto no sucederá, y que los módulos NVDIMM de este tipo de memoria emplearán las mismas ranuras que se emplea a la hora de instalar memoria DDR4 en las placas base actualmente.

Sin embargo, algo que debemos de tener muy en cuenta es que esta tecnología, inicialmente solo llegará para el mercado de servidores, no habiendo planes para su implementación en el mercado de ordenadores de escritorio. Algo que, por otro lado, tiene bastante sentido, dado que es en este segmento donde realmente suele ser importante que no se pierdan los datos almacenados en la RAM, en caso de un fallo en el suministro de corriente.

En la actualidad, Intel ya está comenzando a enviar las primeras muestras de ingeniería a sus socios, y afirman que los resultados están siendo lo suficientemente buenos como para mantener la fecha de introducción de estas memorias para la segunda mitad de este 2018.