¿Por qué muchos problemas de PC se solucionan con solo reiniciar?

¿Por qué muchos problemas de PC se solucionan con solo reiniciar?

Rodrigo Alonso

Las personas y los ordenadores pueden ser muy similares en algunos sentidos; después de un largo día de trabajo, ir al gimnasio y hacer recados, la energía se agota y necesitamos descansar. De una manera que poco tiene que ver pero cuyo fundamento es parecido, con los PCs sucede lo mismo, y te sorprendería la cantidad de problemas que se pueden solucionar simplemente con reiniciar el PC.

Cuando tienes un problema con el PC y le preguntas a tu amigo informático o a un servicio de asistencia técnica, lo primero que te van a preguntar es casi siempre que si has probado a reiniciar el PC. Esta frase se ha convertido casi en un meme (en parte por la famosa serie televisiva The IT crowd), pero realmente tiene mucho sentido si comprendes qué es lo que sucede cuando reinicias el equipo.

¿Por qué reiniciar el PC arregla (casi) todos los problemas?

Cuando estás usando el PC, hay procesos y aplicaciones que se abren y cierran todo el tiempo. Incluso aunque cierres un programa que tenías abierto, muchas veces hay servicios o subprocesos que se quedan residentes en memoria, lo que eleva el consumo de memoria y pasado cierto tiempo puede producir incluso una sobrecarga en la RAM. Además, estos procesos residentes en ocasiones pueden entrar en conflicto con otros produciendo errores sin motivo aparente.

Error windows

Estos problemas en el PC no tienen por qué manifestarse necesariamente en forma de mensaje de error, sino que podemos encontrar numerosos síntomas de diferente índole, como por ejemplo que las actualizaciones de Windows no funcionan, que un juego se niega a ejecutarse, o por supuesto los famosos y temidos BSOD (Pantallazo Azul) de Windows.

Una de las cosas que conseguimos al reiniciar el PC es precisamente vaciar completamente la memoria RAM. Como memoria de tipo volátil que es, ésta pierde los datos que contiene en cuanto deja de recibir energía o cuando recibe el comando de reinicio, y por lo tanto es lo primero que ganamos reiniciando el sistema. Si había algún proceso residente que estaba entrando en conflicto con otro y nos generaba algún problema, habremos terminado con él.

Igualmente, lo segundo que ganamos reiniciando el equipo es un mejor rendimiento, ya que al final todos esos procesos y servicios residentes en memoria también van ralentizando el funcionamiento del PC poco a poco, en mayor o menor medida.

Botón de reset PC

Así pues, en el momento en el que empieces a notar que el PC va lento o que comiences a tener problemas, ya sabes que es lo primero que debes hacer: reiniciar el PC.

Cómo reiniciar el equipo de manera correcta

Aunque parezca algo evidente, incluso los reinicios en el PC hay que hacerlos de una manera controlada para evitar problemas. Casi todas las cajas de PC tienen un botón físico de RESET que nos permite reiniciar (conocido como «reiniciar de botonazo»), pero es algo a lo que solo deberíamos recurrir como último recurso, ya que cortará de inmediato cualquier operación que el PC estuviera realizando, y si por ejemplo en ese momento estaba escribiendo algún archivo éste podría quedar corrupto (a esto hay que añadir que si ese archivo era de sistema, podría producir que el sistema operativo diera error al arrancar). Por supuesto, el botón de encendido de la fuente de alimentación y quitarle el cable o desenchufar el PC tienen el mismo efecto.

Por lo tanto, siempre que sea posible es necesario realizar un reinicio controlado. Para ello, en sistemas operativos Windows simplemente haz clic con el botón derecho del ratón sobre el botón de Inicio, selecciona Apagar y luego Reiniciar.

Reiniciar PC WIndows

Si tu equipo utiliza sistema operativo MacOS, entonces haz clic en el icono de la manzana mordida ubicado en la esquina superior izquierda de la pantalla y simplemente selecciona la opción «Reiniciar…». Aparecerá una pantalla de confirmación como la que podéis ver a continuación, donde lógicamente deberemos marcar Reiniciar (y es recomendable no marcar la opción de volver a abrir las ventanas para evitar ralentización en el equipo).

Reiniciar Mac

Si utilizas sistema operativo Linux, obviamente dependerá de la distribución, pero generalmente simplemente tendrás que ir al menú en el entorno gráfico y seleccionar la opción de reiniciar. En cualquier caso, siempre tienes la opción de hacerlo con la línea de comandos, introduciendo el siguiente:

shutdown -r