¿Cuáles son los tipos de cables SATA que puedes usar en tu PC?

Serial Advanced Technoilogy Attachment (SATA) es la evolución de la interfaz Parallel ATA (PATA) que sirve para conectar periféricos a un sistema central. Actualmente, utilizamos los cables SATA para conectar unidades de almacenamiento a nuestro PC, pero, ¿sabías que no todos los cables SATA para PC son iguales? Te contamos todos los tipos que existen y en qué se emplean.

Generalmente, cuando hablamos de cables SATA todos piensan en el mismo, sea con conector liso o acodado. Ese cable que todos conocemos se llama en realidad SATA-SATA, y es porque en los dos extremos tiene el mismo tipo de conector, hembra en este caso.

Cables sata con conector plano

No obstante, existen diferentes tipos de conectores y cables SATA más allá del que todos conocemos, así que vamos a proceder a contaros cuáles son, y para qué se usan cada uno de ellos. Para que podáis identificarlos visualmente y en el caso de dudas en el montaje podáis conocer a través de su función dónde y cómo se colocan los cables SATA dentro de nuestra torre

Cables SATA de datos y corriente: mismo nombre pero diferente función

Al igual que ocurre con el PCI Express, la interfaz SATA divide las conexiones para alimentación y datos en dos conectores distintos y, por tanto, nos encontramos con que no todos los cables SATA son de datos, puesto que también los hay de alimentación y tienen el mismo nombre. Para conectar un disco duro, aplicación más extendida hoy en día para usar este tipo de cable, se necesitan ambos conectores (datos y alimentación) y, mientras que uno se conecta a la placa base, el otro viene directamente de la fuente de alimentación.

Cable SATA de corriente

Los cables SATA de corriente tienen la misma forma interna con ese ángulo de 90º para que solo puedan insertarse en un sentido, pero a diferencia de los de datos, el conector es bastante más grande y tiene 15 pines de conexión, si bien solo cuatro cables de corriente le llegan y es compatible con conversores desde conector tipo MOLEX. Son los cables para dar corriente a los discos duros HDD/SSD y a las grabadoras o lectoras.

Por supuesto, existen conectores especiales que combinan datos y corriente en uno solo, pero la manera sigue siendo, al fin y al cabo, la misma que si pusiéramos los dos conectores el uno al lado del otro.

Tipos de cables SATA para PC

A continuación os dejamos una lista de los diferentes cables que hacen uso de la interfaz SATA y que podéis encontrar en el mercado, algunos de los que veréis en la lista son poco comunes o están en desuso. En cuanto a la longitud de los mismos, en general no suelen superar los 50 cm, ya que son cables internos. Sin embargo, nos podemos encontrar excepciones como son los cables eSATA de hasta 2 metros.

eSATA

Algunos ordenadores, muy pocos, pueden tener una interfaz externa eSATA, la cual sirve para conectar una unidad externa y tiene las mismas especificaciones en cuanto a ancho de banda y funcionamiento que una interfaz SATA convencional. ¿El problema? El conector es distinto en cuanto a forma y, por tanto, el cabezal del cable es también diferente.

Cables SATA eSATA

La velocidad de transferencia dependerá de la controladora que utilice el PC y si tenéis suerte es posible que os encontraréis que tiene una velocidad de 6 Gbps.Sin embargo, estas han sido reemplazadas con el tiempo con la llegada del USB 3 y su capacidad de llegar a los 10 e incluso 20 Gbps. Dado que la interfaz SATA no ha evolucionado en velocidad y tampoco con nuevas versiones, esta interfaz para unidades de almacenamiento externas ha caído en desuso al existir una alternativa mejor.

Cables SATA eSTA MicroSATA

Se trata de un cable que se usaba para unidades externas, como pueden ser discos duros externos o discos duros internos transformados por adaptadores tal y como se puede ver en la imagen. En muchos casos con tal de conectar una unidad de duro externa convencional suelen existir también los cables eSATA a MicroSATA, las cuales te permiten conectar un HDD interno convencional sin necesidad de caja ni adaptador.

Low Profile SATA

Si tienes una caja de PC de poco espacio o tu tarjeta gráfica es demasiado larga, este tipo de cables SATA te vendrán de perlas porque, como su nombre indica, son de perfil bajo. Sí, los cables normales ya son bastante planos, pero estos lo son aún más, ya que son tan finos como para que dos cables Low Profile SATA tengan el grosor de un cable normal.

Se suelen ver mucho más en ordenadores portátiles que no en sistemas de sobremesa, por el hecho que usar cables más estrechos es una mejor forma de aprovechar el limitado espacio que ocupan. Sin embargo, también tienen su utilidad en torres de PC en las que hay poco espacio debido a una gran tarjeta gráfica y, por tanto, se utilizan mucho en el montaje de cajas Mini-ITX con tarjeta gráfica gaming. Es decir, surgieron para dar solución a configuraciones en las que la tarjeta gráfica dificultaba la conexión SATA. Seguiremos teniendo la opción de instalar primero el cable SATA y luego la tarjeta gráfico. Sin embargo, no es necesario hacerlo si usamos estos cables.

Micro SATA

Este es un tipo de cable que combina en sus conectores la alimentación y los datos, reduciendo el tamaño al mínimo. Se emplea generalmente en portátiles y sistemas integrados, como esas cajas que incorporan cabinas con los conectores SATA ya dispuestos para que podamos conectar y desconectar discos duros sin necesidad de abrir la caja siquiera. Podéis verlo referido como uSATA o μSATA

Cable micro SATA

Por lo que al igual que en el caso anterior, no tiene especificaciones distintas a un cable SATA convencional y existe para que se pueda aprovechar mucho mejor el poco espacio disponible.

Puente microSATA a M2

En algunos ordenadores portátiles podemos ver un puente microSATA a M.2, el cual sirve para conectar una unidad SSD NVMe a dicho conector. Esto significa que vamos a perder una cantidad enorme de ancho de banda y, por tanto, de velocidad de transferencia. Por suerte unidades de este tipo ya no se ven, pero hace unos años eran extremadamente populares

SATA brackets

Se llaman así las interfaces que sirven para transformar los puertos SATA internos en puertos eSATA, como se puede ver en la imagen de abajo la estructura termina en un bracket que se coloca en la parte posterior de la torre y nos permite conectar una unidad con una interfaz eSATA a nuestro ordenador.

sata bracket

Este tipo de cable SATA surgió para instalar unidades mSATA SSD en un ordenador que solía tener un tamaño estándar o compacto. Sin embargo, por su posición en la placa base le puede quitar espacio a una tarjeta de expansión con interfaz PCI Express. A día de hoy, por el hecho de que los conectores eSATA están desuso, también lo están estos brackets.

Puentes SATA a otras interfaces

Esto no es un cable literalmente, sino más bien un adaptador, aunque por regla general deberemos conectarle cables de alimentación y datos SATA-SATA estándar. Sirve para convertir esta interfaz a otras, como USB, PATA o ATA.

Conversor SATA a USB

Estas existen por el hecho de que algunos sistemas a día de hoy, pese a que hacen uso de una interfaz SATA para conectar una unidad lectora o un disco duro, internamente son tratadas como interfaces USB. Es más, en la imagen que acompaña a estas líneas podéis ver una unidad de este tipo. Como curiosidad, las consolas PlayStation 4 y 5 no gestionan las unidades SATA a nivel interno, sino que usan un puente SATA-USB.

SATA Bridge

Se espera que en el futuro la interfaz SATA desaparezca de los chipsets y veamos, en cambio, estas interfaces para seguir utilizando los discos duros convencionales de toda la vida como unidades de almacenamiento interna.

Cables SATA Power y SATA-SATA

Terminamos con los tipos de cable que todos conocemos y que, de hecho, hemos explicado al principio. Son los cables «normales» de alimentación y datos para SATA, los más extendidos a día de hoy en los PC de torre y, por tanto, los que más se emplean.

SATA Alimentación Datos Disco Duro

Como se puede ver, en el caso de los cables SATA de alimentación, los tenemos lisos y acodados, y también con o sin clip de anclaje, así como de diferentes longitudes. Como es el tipo más usado, es también del que más variedad hay y, por tanto, con el tipo de cable que vais a encontrar en la mayoría de ordenadores a día de hoy, incluyendo los ordenadores portátiles, aunque en este último caso y tal y como hemos comentado antes, los fabricantes por temas de espacio suelen preferir cables SATA de bajo perfil o microSATA.

1 Comentario