¿Te molesta el touchpad en el portátil? Así lo puedes desactivar

La utilidad del touchpad en nuestro portátil es algo innegable. Gracias a él, podemos manejar el cursor de nuestro equipo casi como si lo hiciéramos con un ratón. Por tanto, nos evita tener que llevar un ratón extra encima. Aunque su ubicación en el chasis del equipo siempre ha sido algo controvertida para los usuarios. Que, al final, lo acaban activando sin darse cuenta cuando emplean el sistema. En este artículo veremos varias formas de desactivar el touchpad del portátil en Windows 10.

Si bien el touchpad es un elemento necesario en un portátil por si no tienes un ratón que conectarle, generalmente molesta más que ayuda y terminas utilizando un ratón USB, que es mucho más cómodo en el día a día, especialmente para jugar a ciertos videojuegos. El problema aparece al apoyar las muñecas de nuestras manos en el equipo para teclear, pues una gran cantidad de veces terminas por pulsarlo por accidente con las muñecas, moviendo el puntero del ratón en pantalla.

Además, el hecho de desactivar el Touchpad nos permitirá desplazar libremente nuestras manos, haciendo más cómodo el teclear y podremos descansar cómodamente las muñecas en vez de tenerlas elevadas, lo cual será beneficioso en cuanto a la postura y te ayudará a que tus manos se cansen mucho menos.

Métodos para desactivar el Touchpad

Existen muchas maneras en las que podrás hacer que el Touchpad quede inactivo y, por tanto, no exista el problema de pulsarlo y mover el cursor sin problemas. Aunque si esto te pasa muy a menudo y tu portátil es nuevo no dudes, si puedes, de cambiarlo por otro modelo, ya que estarás ante un diseño muy malo en el que este periférico integrado habrá sido colocado en una posición incómoda y, en consecuencia, poco práctica.

Sea cual sea el motivo por el cual quieres desactivar el Touchpad de tu portátil, te vamos a explicar como hacerlo a través de una serie de procedimientos distintos cuyos pasos son extremadamente sencillos. Es decir, los podrás realizar en muy pocos minutos y te resultarán ningún dolor de cabeza ni perdida de tiempo.

Deshabilita el touchpad desde Windows

La ventaja de deshabilitar respecto a desinstalar, es que en el primer caso si el periférico no será utilizado por Windows y su uso será ignorado por el PC. En cambio, si decimos desinstalarlo en menos de un suspiro el sistema operativo lo detectará de nuevo cuando reiniciemos el sistema.

No olvidemos que los touchpads al igual que los ratones utilizan driver general para todos ellos, el cual ya viene de serie en Windows

Busqueda Explorador de Archivos

¿Cómo hacerlo? Pues desde el administrador de dispositivos del panel de control, para ello no tienes que tener otro ratón conectado, para no confundirte a la hora de seleccionarlo en la lista, lo cual harás haciendo uso del botón derecho y seleccionando deshabilitar dispositivo. Recuerda que este proceso te dejará sin puntero, por lo que a continuación deberás conectar un segundo ratón a través de un puerto USB.

desactivar Touchpad administrador dispositivos

Es posible que te encuentres con que habrá veces que después de una actualización de Windows se vuelva a habilitar el touchpad, es por ello que lo mejor es hacer uso la tecla de deshabilitar que traen algunos teclados de portátil, lo cual es la forma más directa para hacerlo, por desgracia no todas las laptops tienen dicha tecla y es por ello que tenemos que buscar formar alternativas para desactivar el touchpad.

Conectando otro ratón

La mejor manera de tener el touchpad configurado en nuestro portátil es para que cuando detecte que hemos conectado un ratón, este se desactive de manera inmediata. Por desgracia esta opción solo la podemos ejecutar en Windows 10 hacia adelante.

  • Para configurar esta función, lo primero que haremos será apretar la tecla de «Inicio» de Windows 10 y seleccionar la opción de «Configuración» que aparece en el menú que se despliega.
  • Una vez estemos en la pantalla de «Configuración» nos dirigiremos a «Dispositivos e impresoras».

Configuración Windows

  • Acto seguido, deberemos de buscar una opción denominada «Ratón y panel táctil».

Configuración Mouse

  • Haz scroll hacia abajo con la rueda del ratón para localizar una casillla que dice «Mantener encendido el panel táctil cuando tenemos un ratón conectado». En el caso de que dicha opción estuviese seleccionada, no tenéis más que revertir la selección y ya habréis terminado de preparar vuestro portátil. Sin embargo, si os encontrarais con que ya estaba seleccionada esta opción, no la toquéis y dejadla tal cual está.

Como habéis podido comprobar, este procedimiento es extremadamente sencillo de llevar a cabo por parte de cualquier usuario y no tiene mayor misterio. Por lo que si es ideal si a la hora de trabajar o jugar con un portátil hacéis uso de un ratón externo y no requiere de mayores males de cabeza para hacerlo.

¿Nuestra recomendación? Un ratón convencional es mucho mejor que un Touchpad siempre, por lo que independientemente de si vuestro ordenador es un portátil, si tenéis la posibilidad de trabajar sobre una mesa sacar vuestro puntero de toda la vida, sinceramente, no hay color.

¿Cómo desactivar el Touchpad con un botón?

Touchpad portátil desactivar tecla

Otra opción tan válida como la que acabamos de ver, aunque algo más compleja de llevar a cabo, es desactivar por completo el touchpad de nuestro portátil. Pero, deberemos de tener en cuenta que, una vez lo llevemos a cabo, será siempre necesario tener conectado un ratón para poder manejar el cursor.

Hay algunos portátiles que llevan un botón físico en forma de tecla, como el que se puede ve en la imagen de arriba, el cual sirve para desactivar el touchpad. Simplemente, deberemos de activar este botón (generalmente, una combinación de las teclas «Función» y otra tecla que haya decidido el fabricante del portátil) para hacerlo.

Por supuesto que también existe una otra manera de deshabilitar el dispositivo. Sin embargo, esta manera implica abrir el portátil y desconectar el cable de datos que va desde él hasta nuestra placa base. No obstante, dado el riesgo que entraña esta operación, y lo absurda y compleja que es, cuando se puede hacer como acabamos de describir, no hemos querido contemplarla como opción válida existiendo, como habréis visto, otras más sencillas.

1 Comentario