¿Te molesta el touchpad en el portátil? Así lo puedes desactivar

¿Te molesta el touchpad en el portátil? Así lo puedes desactivar

Juan Diego de Usera

La utilidad del cierta superficie táctil en nuestro portátil es innegable. Gracias a él podemos manejar el cursor de nuestro equipo casi como si lo hiciéramos con un ratón. Por tanto, nos evita tener que llevar un ratón encima. Por desgracia, su ubicación dentro del chasis del equipo siempre ha sido un detalle controvertido que, al final, lo acaban tocando sin darse cuenta en el momento menos oportuno. En este artículo veremos varias formas de desactivar el Touchpad si tienes instalado Windows.

Si bien el touchpad es un componente necesario en un portátil, por si no tienes un ratón que conectarle, generalmente molesta más que ayuda, por lo que terminamos comprando un mouse que no solo es mucho más cómodo para el día a día, sino que se convierten en esencial para jugar con ciertos videojuegos. El problema de este panel táctil es que sin darnos cuenta tendemos a apoyar las muñecas sobre él para teclear más cómodamente y en la mayoría de ocasiones, ese espacio que ocupamos termina por activarlo y provocarnos un pequeño problema.

 

¿Para qué queremos desactivar el Touchpad?

El hecho de desactivar el touchpad nos permitirá desplazar libremente nuestras manos, haciendo más cómodo el uso del teclado, ya que podremos descansar cómodamente las muñecas en vez de tenerlas suspendidas en el aire, lo que no es solo beneficioso posturalmente, sino que también nos relajará las manos que no se cansarán tanto.

Portátil Apaga Repentinamente

En general, tenemos comprobado que la mayoría de usuarios de ordenadores portátiles suelen usar un ratón convencional, ya sea vía USB o inalámbrico, para controlar el punto de su ordenador portátil. Sin embargo, ocurre a veces que nos podemos encontrar con conflictos entre el mouse convencional y el Touchpad, lo que nos va a llevar a querer desactivarlo.

 

Métodos para desactivar el touchpad

Existen muchas maneras en las que podrás hacer que el touchpad quede inactivo y, por tanto, no exista problema alguno al pulsarlo. Aunque si esto te ocurre muy a menudo y tu portátil es nuevo, no lo dudes y, si puedes, cámbialo por otro modelo que te resulte mucho más manejable y cómodo. Máxime si vas a pasar muchísimas horas todos los días tecleando a destajo.

Sea cual fuere el motivo por el que quieres desactivar el touchpad de tu portátil, te vamos a explicar cómo hacerlo a través de una serie de procedimientos distintos cuyos pasos son extremadamente sencillos. Es decir, los podrás llevar a cabo en muy pocos minutos.

 

Deshabilita el touchpad desde Windows

La ventaja de deshabilitar respecto a desinstalar es que en el primer caso el periférico no será utilizado por Windows y su uso será ignorado por el PC. En cambio, si decimos desinstalarlo en menos de un suspiro, el sistema operativo lo detectará de nuevo cuando reiniciemos el sistema, por lo que no habrá servido de nada todo lo que hemos hecho.

No olvidemos que los touchpad, al igual que los ratones, utilizan drivers generales para todos ellos, por lo que ya viene de serie en Windows.

¿Cómo hacerlo? Pues solo tenéis que seguir los siguientes pasos:

  1. Conecta antes de nada un ratón a tu portátil y comprueba que funciona sin problemas.
  2. Nos vamos al Administrador de dispositivos del panel de control.
  3. Vete al acceso directo del touchpad y con el botón derecho del ratón, pulsa en Deshabilitar dispositivo.
  4. Es posible que te encuentres con que habrá veces que después de una actualización de Windows se vuelva a habilitar el touchpad, así que solo tienes que repetir los mismos pasos que os hemos indicado más arriba.
 

También puedes hacerlo desde la BIOS

Algunos portátiles nos permiten desactivar el Touchpad desde la propia BIOS. Para ello solo tenemos que realizar el proceso inverso para cuando lo queremos activar. El cual consiste en los siguientes pasos:

  1. Nos desplazamos hasta el menú Advanced.
  2. Buscamos la opción Internal Pointng Device.
  3. Lo deshabilitamos seleccionado Disabled.
  4. Salimos guardando los cambios.

Touchpad BIOS

 

Conecta otro ratón al ordenador

La mejor manera de tener el touchpad configurado en nuestro portátil es que cuando detecte que hemos conectado un ratón, este se desactive de manera inmediata. Por desgracia, esta opción solo la podemos ejecutar desde Windows 10 en adelante.

Estos son los pasos que debéis seguir:

  1. Para configurar esta función lo primero que haremos será hacer clic en la tecla de Inicio de Windows y selecciona la opción de Configuración que aparece en el menú que se desplegará.
  2. Una vez dentro de esa pantalla de Configuración nos dirigimos a Dispositivos e impresoras.
  3. Acto seguido debemos buscar una opción denominada Ratón y panel táctil.
  4. Haz scroll hacia la parte inferior de la pantalla, con la rueda del ratón para localizar una casilla que indica Mantener encendido el panel táctil cuando tenemos un ratón conectado.
  5. En el caso de que dicha opción no estuviese ya seleccionada, no tenéis más que revertir la selección y ya habréis terminado de preparar vuestro portátil. Sin embargo, si os encontráis con que ya estaba seleccionada esta opción, no la toquéis y dejadla tal cual está.

Como habéis podido comprobar, este procedimiento es extremadamente sencillo de llevar a cabo por parte de cualquier usuario y no tiene mayor misterio. Eso sí, procura no desinstalarlo, ya que si lo haces a los pocos segundos, minutos o en el siguiente reinició Windows lo detectará inmediatamente y de nuevo volverás a las mismas.

¿Nuestra recomendación? Un ratón convencional es mucho mejor que un touchpad siempre, por lo que independientemente de si vuestro ordenador es un portátil o no, llevar encima uno USB o Bluetooth, es siempre la mejor alternativa para cualquier tipo de trabajo o actividad que queramos llevar a cabo.

Ratón Conectado Portátil

 

¿Cómo desactivar el Touchpad con un botón?

Otra opción tan válida como la que acabamos de ver, es desactivar por completo el touchpad de nuestro portátil. Pero, debemos tener en cuenta que, una vez lo hagamos, será siempre necesario tener conectado un ratón para poder manejar el cursor.

Pues bien, la forma de hacerlo es bien sencilla en algunos portátiles. Dado que algunos de ellos lo permiten hacer desde una tecla. Con solo pulsarla, generalmente en combinación con las teclas de Función y otra que haya decidido el fabricante del portátil, ya tendremos el Touchpad desactivado.

Touchpad portátil desactivar tecla

Por supuesto, también existe una otra manera de deshabilitar el dispositivo. Sin embargo, implica abrir el portátil y desconectar el cable de datos que comunica el touchpad con la placa base. No obstante, dado el riesgo que entraña esta operación y lo absurda y compleja que es, no hemos querido contemplarla como opción válida, existiendo, como habréis visto, otras más sencillas por software y que no son tan invasivas porque, si lo pensáis bien, ¿qué sentido tiene andar tocando este componente cuando nos puede sacar de un pequeño problema si nos dejamos en casa el mouse inalámbrico.

De todas formas, si estás decidido a hacerlo, adelante. Tienes muchas formas de llegar a ese objetivo manipulando el portátil desde distintos puntos. Tal y como os hemos explicado a lo largo y ancho del presente artículo.

 

¿Y si tengo un Mac?

En este caso el método es más fácil pero difícil a la vez. Solamente deberemos acceder a la configuración del trackpad, para ello hay varios métodos, pero el más sencillo es acceder a través de la lupa de búsqueda situada en el panel superior derecho de nuestro ordenador.

Ahí escribiremos “trackpad” y nos abrirá los ajustes del sistema referentes a este componente en el apartado de accesibilidad. Será en ese momento cuando veremos múltiples casillas, donde una de ellas pone lo siguiente: “Ignorar el trackpad integrado en presencia de un trackpad inalámbrico o ratón”

Esa será la que nos importe, puesto que al marcarla, si tenemos una opción B como un ratón conectado, sea por cable o de forma inalámbrica, dejará de funcionar. Y es que, es la única forma que Apple nos permite realizarlo, evitando así que si el otro periférico se estropea o simplemente no tenemos, no nos quedemos con un ordenador inútil, ya que sin el trackpad no podríamos volver a desmarcar esa opción. Algo que tiene bastante sentido a nivel de seguridad.

1 Comentario