¿Se puede conectar una consola y jugar en la pantalla de un portátil?

Como bien sabéis es necesario tener un monitor o una TV a la que conectar una consola para poder utilizarla y jugar con ella, así que es probable que muchos de vosotros os hayáis preguntado que si un ordenador portátil o incluso un All in One tienen pantalla integrada, ¿se podrá conectar una consola y usar esa pantalla para jugar? En este artículo vamos a abordar esto y os vamos a contar las alternativas que hay.

Si utilizas un PC tradicional consistente en el equipo con su monitor y periféricos, y el monitor tiene conexión HDMI, es muy sencillo conectar una PS4, Xbox One u otras consolas y utilizar el monitor del PC para jugar (de hecho, si el monitor tiene varias entradas de vídeo ni siquiera tendrás que estar conectando y desconectando uno y otro para cambiar entre PC y consola). Sin embargo, con los ordenadores portátiles y los AIO la cosa cambia, a pesar de que también cuenten con puerto HDMI.

No, no puedes conectar la consola en tu ordenador portátil

De manera literal, sí que puedes conectarlo en realidad. El problema radica en que los puertos HDMI de los ordenadores portátiles son puertos únicamente de salida de vídeo, es decir, que solo sirven para sacar la imagen del portátil a un monitor externo y no al revés. Por lo tanto, aunque puedes conectar la consola a un portátil no servirá de nada porque ese HDMI no admite conexiones entrantes.

HDMI en portátil

Y es que la pantalla de los portátiles va conectada directa e internamente a la placa base y no tiene ninguna otra entrada de vídeo que no sea la que le proporciona la propia tarjeta gráfica del equipo. Con los ordenadores All in One, salvo algunas excepciones que sí que tienen un puerto HDMI de entrada y que viene claramente identificado como «HDMI In», sucede exactamente lo mismo: aunque puedas conectar la consola, no verás nada en la pantalla del equipo.

A efectos prácticos, una consola es como un ordenador y su puerto HDMI es igualmente de salida y nunca de entrada. Por lo tanto, tanto los puertos HDMI de las consolas como de los ordenadores portátiles son siempre de salida y solo sirven para conectar directamente un monitor o TV a ellos, así que salvo en el caso que hemos mencionado antes de algunas excepciones en ordenadores All in One, nunca podrás utilizar la pantalla del portátil para conectar una consola.

La excepción de los ordenadores All in One

All in one

No todos, pero muchos ordenadores All in One sí que pueden hacer las veces de monitor externo y por lo tanto sí que sirven como pantalla para jugar a la consola. Un ordenador All in One integra todo el hardware en la propia carcasa de la pantalla (aunque hay excepciones en las que lo integran en la base, pero son las menos) y, de hecho, generalmente utiliza hardware de portátil para que quepa dentro. Sin embargo, como las pantallas son obviamente bastante más grandes que las de los portátiles se asemejan más a un monitor en sí que a una pantalla integrada.

A pesar de que internamente estas pantallas de los All in One sí que van conectadas al hardware (es decir, nunca tendremos que sacar un cable de vídeo), hay muchos ordenadores All in One que sí tienen puertos de vídeo de salida; tendrás que fijarte, en el caso de que tengan salidas o entradas HDMI, que éstas estén marcadas como entrada (HDMI In) o salida (HDMI Out): la salida es para sacar la imagen del All in One a otro monitor, tanto para duplicar la pantalla como para extender el escritorio, y la mayoría sí que cuentan con alguna de estas salidas. Sin embargo, es la entrada la que nos interesa aquí, pues será esta la que nos permitirá conectar una consola u otra fuente de vídeo para utilizar el monitor del All in One como pantalla.

Por lo tanto, si tienes un ordenador All in One y pretendes aprovechar su pantalla como monitor para conectar otras fuentes de vídeo como puede ser por ejemplo una consola, deberás fijarte en que el equipo cuente con entradas de vídeo HDMI In, ya que de lo contrario te encontrarás en la misma tesitura que con los ordenadores portátiles y a pesar de que físicamente puedas conectar una consola, ésta no funcionará.

No directamente, pero sí puedes jugar en tu portátil

Afortunadamente, no todo está perdido, al menos con las consolas de última generación. En el caso de la PlayStation 4 de SONY existe PS4 Remote Play, mientras que en el caso de las consolas de Microsoft tenemos Xbox Play Anywhere, dos sistemas diferentes pero con el mismo fin: poder jugar a sus respectivas consolas directamente en un PC. Tan solo necesitaremos tener el software instalado, conectar el mando de la consola al PC o portátil y contar con conectividad LAN entre el PC y la consola.

En el caso de la Xbox la cosa va más allá, ya que en lugar de necesitar un software específico los juegos directamente se vinculan a tu cuenta, y podrás disfrutarlos en PC sin necesidad siquiera de tener la consola encendida o que estén en LAN. El catálogo de juegos es bastante más limitado en este caso y solo un puñado son compatibles, pero algo es algo.

Por otro lado, también existen las opciones de Xbox Game Pass que te permite jugar a tus juegos de Xbox en cualquier PC, y PS Now en el caso de las consolas PlayStation que te permitirán hacer lo propio para el catálogo de juegos de las consolas de Sony. En este caso obviamente no estarás conectando una consola al portátil, pero sí que te permitirá jugar a tus juegos de consola en éste (y en PC, obviamente).

Lamentablemente, en la actualidad estas son las únicas alternativas que tenemos para poder jugar a la consola en un portátil, salvo las raras excepciones de equipos que incorporan un puerto HDMI de entrada que, generalmente, son equipos profesionales y bastante caros.