Review: Scythe Ninja 5, un enorme disipador que sorprende en rendimiento

Review: Scythe Ninja 5, un enorme disipador que sorprende en rendimiento

Miguel Ángel Rodríguez

Estamos ante el último sistema de refrigeración para procesadores del fabricante nipón. Lo primero que nos viene a la cabeza al ver el paquete del nuevo Scythe Ninja 5 son las dimensiones brutales de un disipador de aire que, viniendo de donde viene, pretende competir con las refrigeraciones líquidas compactas que pueblan el panorama actual del hardware. ¿Justifican las dimensiones del disipador a la nueva creación de Scythe? Vamos a conocerlo ahora.

Índice

Scythe Ninja 5: especificaciones y características

Vamos a empezar a conocer más a fondo al Scythe Ninja 5 para lo cual vamos a empezar con las especificaciones del propio disipador.

Con las especificaciones ya podemos empezar a tomar las primeras conclusiones. Estamos ante un disipador de un tamaño excesivo por lo que los problemas de interferencias e incluso de cabida en determinadas cajas hay que ponerlo en entredicho. Estamos ante un disipador de 138 x 155 x 180 mm (atención a la altura del disipador) y, aunque estas dimensiones son con los ventiladores incluidos, debemos tener en cuenta que su tamaño puede provocar limitaciones. El peso es otro de los grandes handicaps, pues estamos ante un disipador de casi 1,2 Kilos de peso.

El material es cobre niquelado y es compatible con todos los sockets de la actualidad (incluidos AM4 y LGA2066)

Si nos extendemos más en las características del producto, el Scythe Ninja 5 utiliza la última versión del sistema de montaje Hyper Precision (HPMS III) para una distribución más uniforme del peso. Punto muy importante teniendo en cuenta semejante disipador.

igualmente el tamaño del disipador condiciona el uso de dicho disipador con memorias de perfil alto y Scythe salva el problema con un diseño especial en el que reduce el tamaño de las aletas inferiores para salvar la interferencia con memorias de perfil alto admitiendo, con esta medidas, memorias de una altura de hasta 55 mm.

Además el disipador viene acompañado de dos ventiladores con una velocidad máxima de 800 RPM de baja sonoridad y con un gran rendimiento gracias a su configuración Push/Pull.

Embalaje y análisis externo

Empezamos con el producto y vamos a conocer el aspecto externo empezando, como es habitual, con el embalaje.

Lo primero que nos llamo la atención cuando llegó el disipador es el paquete en el que viene embalado. Estamos ante un paquete de dimensiones enormes y de un peso más que considerable que ya nos augura el producto que tenemos en nuestra manos.

La caja es de cartón (bastante fuerte) y está decorada de una forma bastante elegante con predominio del fondo negro. En la parte frontal tenemos una foto general del disipador en tres cuartos con el modelo en la parte superior izquierda y el ya conocido logo con las dos guadañas cruzadas del fabricante japonés. En la parte inferior la compatibilidad del disipador y por supuesto la compatibilidad con AM4 y LGA2066.

 

Si damos la vuelta y observamos la parte posterior del embalaje tenemos la política de garantía del producto fuera de Japón, en tres idiomas diferentes.

En los laterales del embalaje tenemos otros datos de sumo interés. En el primero de ellos podemos ver las principales características de las que os hablábamos hace unos instantes y en el otro lateral tenemos las especificaciones del disipador en siete idiomas diferentes junto con un diagrama de detalle del mismo.

Por fin abrimos el embalaje y vamos a empezar a conocer el disipador más en detalle. Pero antes vamos a ver los accesorios que incluye.

  • 1 destornillador tipo Phillips
  • Tornillería necesaria para todos los sockets
  • Soportes para montaje Intel y AMD
  • 1 backplate
  • 1 jeringuilla con pasta térmica
  • 4 abrazaderas para los dos ventiladores
  • manual de usuario
  • Splitter para conectores de 4 pines

Por fin vamos a observar en detalle el disipador propiamente dicho. Como os hemos dicho, la primera impresión es que es uno de los disipadores con mayor tamaño del mercado y en cuanto a peso podemos decir lo mismo.

La forma del disipador es la típica de todos los disipadores en forma de cubo y en el se destacan las cuarenta aletas de aluminio que, si os fijáis bien, están más separadas de lo habitual para mejorar, con su diseño, el rendimiento de los ventiladores de baja velocidad y por tanto de baja sonoridad.

El disipador cuenta con 6 heat pipes de cobre niquelado y cada uno de los heat pipes tiene un diámetro de 6 mm. Además los 6 heat pipes están soldados directamente al bloque (que por supuesto está fabricado en el mismo material) con lo que el contacto con dicho bloque es total.

Los heat pipes recorren, como debe ser, todo el disipador con el fin de transmitir uniformemente el calor y repartirlo por igual a lo largo de las cuarenta aletas de aluminio.

Por cierto, como podéis observar, la última de las aletas del disipador está pintada en negro siguiendo los colores y el diseño que Scythe quiere dar al disipador.

Vamos a fijarnos un poco más en el bloque. Aunque está hecho de cobre con esa película de niquel, está totalmente pulido para hacer perfecta la unión con el procesador.

Os dejamos un detalle de los tornillos de fijación a los sistemas de retención.

un último detalle, antes de pasar a conocer los ventiladores que incluye el pack, es que en la parte inferior del disipador se acortan las aletas por los laterales con el fin de no interferir con módulos de memoria de perfil alto. No olvidemos que el fabricante dice que el disipador puede convivir perfectamente con memorias de hasta 55 mm de altura.

Vamos a pasar a analizar los dos ventiladores que incluye Scythe con su Ninja 5. Los ventiladores que Scythe incorpora con el nuevo Scythe Ninja 5 (SU1225FD12L-CDP) son ventiladores de baja velocidad y por lo tanto de baja sonoridad. Aún así el volumen de aire evacuado es bastante considerable. El ventilador puede girar entre las 300 y las 800 RPM y el caudal de aire evacuado puede ir desde el mínimo de 16,6 CFM hasta un máximo de 43,03 CFM que para un ventilador que funciona a un máximo de 800 RPM es un valor muy alto. Está claro que para disipadores y radiadores siempre debemos buscar ventiladores con una alta presión estática de aire y el alto caudal del aire no es tan importante como lo es en las cajas. Tened en cuenta que en disipadores y en radiadores la fuerza del ventilador girando a bajas revoluciones ya es más que suficiente para refrigerar los disipadores teniendo en cuenta que están pegados a ellos.

Otro dato curioso es el número de aspas que se eleva hasta las once que para un ventilador de 120 mm es bastante elevado. Y decimos curioso porque este dato choca con la teoría de la que hemos hablado antes. Normalmente el número de aspas es directamente proporcional al caudal de aire pero inversamente proporcional a la presión estática. Ventiladores con menos aspas pero más anchas facilitan la mayor presión estática del aire.

Instalación del Scythe Ninja 5

Comenzamos con el montaje del disipador y lo hacemos en la plataforma AM4 con una placa X470. El equipo sobre el que vamos a realizar el montaje es el siguiente:

  • Placa Base MSI X470 Gaming M7 AC
  • Procesador AMD Ryzen 7 2700
  • Memoria RAM 2×16 Gb G.Skill Sniper X

El montaje es sumamente sencillo. Tan solo comenzar diciendo que el backplate que debemos usar es el que viene por defecto con la placa. El backplate que viene con el Scythe Ninja 5 es exclusivamente para Intel. Y si os fijáis en la segunda foto solo vamos a «presentarlo» sobre la placa sin utilizar los brackets que acompañana a la placa.

El segundo paso es poner los topes de plástico que incluye Scythe entre sus accesorios. Es importante que la pequeña película de goma que tiene en uno de sus extremos, esté hacia arriba (o al menos eso dice el manual). Supongo que se hará con el fin de que los soportes no vibren una vez sean instalados.

Aquí tenéis el detalle de cómo debe quedar el tope de plástico.

Acto seguido utilizaremos los soportes de retención y los atornillamos a los propios topes de plástico que hemos puesto anteriormente.

Si os fijáis ya solo falta poner el disipador con sus dos ventiladores. Eso sí y solo a modo de consejo para facilitar la instalación, montad los ventiladores antes de fijar el disipador a la placa. Además los ventiladores van a sobresalir por encima del disipador pues, por el propio diseño del disipador, la parte inferior tiene las aletas recortadas para que no interfiera el disipador con memorias de gran altura.

Una vez montados los ventiladores en el propio disipador, procedemos a anclar el propio disipador en las barras de retención que ya hemos montado con anterioridad. Para ello vamos a utilizar el propio destornillador phillips que viene entre los accesorios del pack. Es muy importante ir apretando poco a poco cada lado para poder distribuir de la forma más uniforme posible el peso del disipador sobre el procesador. Esta medida es muy importante para no dañar el procesador y por supuesto para que las temperaturas de todos los núcleos del procesador sean uniformes.

En la segunda foto tenéis un detalle de como atornilla el disipador a las barras de retención.

Inconvenientes a tener en cuenta:

  • El hecho de tener que montar los ventiladores para salvar la parte inferior del disipador hace que sobresalgan por la parte superior y eso hace que el disipador con los ventiladores incluidos alcance los 180 mm de altura. Este punto es muy importante a la hora de escoger caja.
  • Muchos de los usuarios que utilizan AMD y por la propia configuración de las placas preferían montar los ventiladores de forma que el ventilador expulsara el aire por el techo. Esto ya no es posible. Las antiguas versiones de Ninja permitían instalar cuatro ventiladores. Con el Ninja 5 y por su diseño ya no es posible.

Pero no todo son inconvenientes y si en algo se ha diseñado bien este disipador es en evitar las interferencias con memorias y, como veremos en la foto, con la propia GPU.

El hecho de que Scythe haya eliminado las aletas de la parte inferior del disipador, hace que se pueda montar incluso con módulos de memorias de hasta 5,5 cm de altura. Muy pocas memorias os puedo asegurar que sobrepasan dicha altura por lo que hace al disipador prácticamente compatible con cualquier altura de disipador de las memorias.

Además hay que tener en cuenta que cuando realizamos el montaje de la GPU, ésta no interfiere en absoluto con el disipador, es más, la distancia entre la GPU y el disipador hace que se pueda montar sencillamente una GPU en el PCI-e más alto sin necesidad de quitar el disipador.

Pruebas de rendimiento

Las pruebas se han realizado con una temperatura ambiente de +23º. Esta temperatura nos va a ayudar a entender mejor cual es el rendimiento de nuestro Scythe Ninja 5.

Las primeras pruebas que hemos realizado con nuestro e1quipo de prueba han sido, en términos generales, bastante positivas si tenemos en cuenta que uno de los puntos débiles de los procesadores Ryzen es la refrigeración. Si bien es cierto que de Ryzen a Ryzen 2 la mejoría en este aspecto ha sido muy importante, también es cierto que con respecto a las nuevas plataformas de Intel la diferencia sigue siendo importante.

Esto os lo digo con el fin de que no os asustéis si comparáis con las referencias que podáis encontrar en otras webs al comparar con Kaby Lake o Coffee Lake.

Con el procesador en stock. las temperaturas que obtuvimos fueron bastante buenas. Hablamos de 27 grados en idle y de 38 grados en full pasando un programa como el propio CPU-Z benchmark.

Probamos a hacer overclock con el Ryzen 2 2700 y lo conseguimos poner a 4,2 Ghz a 1,42 v si bien es cierto que las temperaturas eran bastante altas y es difícil justificarlas para un uso intensivo 24/7. Hablamos de 46º en modo idle y de 89º en full.

Conclusión

Scythe sigue versionando a su ya más que conocido disipador tope de gama y en este caso lo hace ya con la versión 5.

Desde el punto de vista del rendimiento, no os vamos a decir nada nuevo si os decimos que estamos ante uno de los mejores disipadores de aire del mercado, si bien es cierto que con un coste bastante grande en términos de tamaño con las dificultades que eso puede entrañar sobre todo para chasis de pequeño tamaño.

El precio actual del disipador en el mercado (incluyendo los dos ventiladores) es de unos 70 € por lo que lejos de ser un precio excesivo para su performance si se posiciona como uno de los más caros disipadores de aire del momento.

Pros

  • Buen rendimiento a la altura de los mejores disipadores de aire
  • Muy fácil montaje
  • Diseño pensado para evitar interferencias en memorias y GPU
  • Compatible con todos los sockets del mercado

Contras

  • Muy voluminoso
  • La colocación de los ventiladores hace que se incremente su altura