Probamos el Samsung 990 PRO, un SSD diseñado para los PC next-gen

Probamos el Samsung 990 PRO, un SSD diseñado para los PC next-gen

8.3
Rodrigo Alonso

El mercado de los dispositivos de almacenamiento para PC se ha disparado desde hace ya un par de años, y es que cada poco tiempo van saliendo al mercado nuevos modelos de SSD con mayor velocidad, durabilidad y capacidad. En el día de hoy os presentamos el análisis de lo último que el gigante Samsung ha lanzado al mercado, el SSD 990 PRO que nos promete velocidades de hasta 7.450 MB/s de lectura y 6.900 MB/s de escritura. Veamos cómo es y qué tal funciona a continuación.

Samsung es uno de los fabricantes de hardware más importantes del mundo, y esto es así en gran parte por su división de almacenamiento, ya que muchos de sus SSD son pioneros en diversas tecnologías pero también son top ventas, a pesar de que no son precisamente conocidos por ser los más baratos. El Samsung 990 PRO es uno de esos modelos orientados a la gama alta que busca ofrecer el mejor rendimiento sin mirar mucho por los bolsillos menos afortunados.

Samsung 990 PRO, características técnicas

 Samsung 990 PRO
Factor de formaM.2 2280
InterfazPCIe 4.0 x4
NVMe 2.0
Capacidades1 TB y 2 TB
ControladoraPropietaria Samsung
Tipo de NANDSamsung V-NAND 3-bit MLC
SoporteS.M.A.R.T.
TRIM
NCQ
DevSleep
Garbage Collection
CifradoAES de 256 bit
IEEE1667
TCG/Opal
Lectura secuencial7.450 MB/s
Escritura secuencial6.900 MB/s
Lectura aleatoria1.400.000 IOPS
Escritura aleatoria1.550.000 IOPS
Durabilidad1.200 TBW
ConsumoMedia 5,5W
Máximo 8.5W
Temperatura de funcionamiento0 - 70 ºC
Dimensiones80 x 22 x 2,3 mm
Peso9 gramos
Garantía5 años o 1.200 TBW

Estamos como podéis apreciar viendo la tabla de especificaciones técnicas ante un SSD de última generación, con formato M.2 e interfaz PCIe 4.0 x4 y protocolo NVMe 2.0, gracias a lo cual Samsung presume de ofrecer, en conjunto con una controladora de fabricación propia y chips de memoria Samsung V-NAND 3-bit MLC, unas velocidades teóricas de hasta 7.450 MB/s de lectura y 6.900 MB/s de escritura.

Estos SSD Samsung 990 PRO vienen en capacidades de 1 y 2 TB nada más, pero el uso de sus chips MLC permite a la compañía coreana ofrecer una duraabilidad de hasta 1.200 TBW en el modelo de 2 TB, lo cual lo coloca como uno de los SSD de mayor durabilidad del mercado en este segmento.

A destacar también que este dispositivo tiene compatibilidad con S.M.A.R.T., TRIM, NCQ, DevSleep y Garbage Collection, todos ellos destinados a mejorar la funcionalidad y durabilidad del SSD. Además, también hay que mencionar un dato que nos preocupa un poco, y es que está diseñado para funcionar a una temperatura máxima de 70ºC, pero siendo un SSD PCIe 4 (que se calientan bastante normalmente) y al no tener disipador, es posible que sufra de Thermal Throttling (esto lo veremos durante las pruebas, claro).

Unboxing y análisis externo

Samsung ha embalado este dispositivo de estado sólido en una caja de cartón blando, en cuya cara principal podemos ver una imagen del dispositivo acompañada de la marca, el modelo, la capacidad y su increíble velocidad de lectura.

Samsung 990 PRO

En la cara opuesta del embalaje tenemos una descripción en varios idiomas del dispositivo, acompañada de los códigos de barras y los logos de cumplimiento de normativas. No dan datos técnicos más allá de indicar su interfaz y el protocolo NVMe 2.0.

Samsung 990 PRO

En el interior nos topamos con una carcasa de plástico de color blanco con el SSD encajado en ella para que no se mueva, y tapado por otro plástico transparente para dejarnos verlo.

Samsung 990 PRO

Bajo esto, tenemos también un folleto de instrucciones e información sobre la garantía.

Samsung 990 PRO

Aquí tenéis el Samsung 990 PRO, con su formato estándar M.2 2280 y que, como hemos mencionado antes, carece de disipador. En esta cara principal tenemos una etiqueta con la marca, el modelo, códigos de barras, número de serie y donde también se indica la capacidad de 2 TB del modelo que vamos a analizar.

Samsung 990 PRO

En la cara opuesta también tenemos una etiqueta, en este caso solo con los logos de las normativas (a la izquierda, donde pone Samsung SSD, está en el PCB).

Samsung 990 PRO

Si sois un poco observadores, ya os habréis fijado en la imagen anterior que esta etiqueta es un poco gruesa y «especial», y es que tiene una lámina de cobre por debajo para hacer las veces de disipador pasivo. Es muy fino pero algo hará si Samsung la ha colocado ahí.

Samsung 990 PRO

El conector es M.2 estándar, y justo pegado al conector tenemos el chip de la controladora. Eso sí, no os lo vamos a enseñar porque Samsung ha diseñado la etiqueta para que se rompa si quieres quitarla y, la verdad, lo «enguarrina» todo con restos de etiqueta y pegamento y casi que echaríamos a perder la estética del dispositivo. De todos modos, tan solo íbamos ver un IHS de color plateado con el logo de Samsung.

Samsung 990 PRO

Aquí podéis ver lo que os comentamos: en cuanto tiras un poco de una de las esquinas de la etiqueta, esta se raja (y en las cuatro esquinas por el mismo sitio).

Samsung 990 PRO

Recordemos que los chips de memoria NAND también están fabricados por Samsung, y concretamente son los V-NAND 3bit MLC que ya hemos visto en otros modelos de la marca (y de otras). Así pues, vamos a proceder a montarlo en nuestro banco de pruebas y ver qué tal funciona directamente.

Así funciona el Samsung 990 PRO

Para probar este SSD de Samsung hemos utilizado nuestro banco de pruebas Intel, consistente en el siguiente hardware:

  • Intel Core i9-12900K.
  • be quiet! Pure Rock 2 FX.
  • ASUS ROG Maximus Z690 HERO.
  • 2×16 GB CORSAIR Vengeance RGB DDR5 6.000 MHz.
  • TeamGroup CARDEA A440 2 TB (SSD de sistema).
  • CORSAIR RM1000i.
  • NVIDIA GeForce RTX 3070 Ti.

Como de costumbre, el sistema operativo utilizado ha sido Windows 11 de 64 bits con todas las actualizaciones instaladas, y hemos conectado el 990 PRO a uno de los zócalos M.2 PCIe 4 de la placa base sin ponerle el disipador que incorpora esta placa, de manera que así veremos si se calienta demasiado o no.

Antes de nada, lo primero que hacemos es instalar el software Samsung Magician para poder comprobar que todo está correcto, y muy especialmente la versión del Firmware del dispositivo, ya que un SSD tan nuevo suele recibir actualizaciones de firmware que mejoran su rendimiento desde el principio.

Firmware

Como podéis ver, tanto el SSD como el software están en la última versión y no tenemos que actualizar, así que vamos a aprovechar la coyuntura para contaros un poco qué es lo que este software tiene que ofrecernos (además de actualizar el firmware, claro).

Samsung Magician

En Magician podremos monitorizar el estado del dispositivo, así como ver sus características detalladas. Entre otras cosas, podremos ver su temperatura, ciclos de escritura y estado de la unidad, pero también podemos hacer pruebas de rendimiento, realizar una optimización del rendimiento (esto no es necesario porque Windows lo hace automático, pero fuerza el comando TRIM entre otras cosas), configurar el sobreaprovisionamiento, o podemos también realizar un borrado seguro o cifrar la unidad.

Samsung Magician

Como podéis ver en la captura de arriba, el 990 PRO nos está entregando 7.133 MB/s de lectura y 6.662 MB/s de escritura, con unas aberrantes cantidades de IOPS en lectura y escritura aleatoria. Son valores bastante cercanos a los que promete Samsung en las especificaciones, pero ya sabéis que cada benchmark mide de una manera y no siempre se alcanzan los valores teóricos. Los datos son normales y bastante prometedores.

Comencemos ahora sí con el banco de pruebas que solemos utilizar cada vez que analizamos un SSD, y lo primero es enseñaros la información de la unidad con CrystalDisk Info.

CDInfo

Podemos ver que este software nos confirma que tenemos el SSD conectado a un zócalo PCIe 4.0 x4, y que está funcionando a 42ºC en reposo, algo que ya de entrada nos preocupa un poco. Además, ha sido encendido solo 2 veces y su utilización no llega a una hora, por lo que parece que Samsung no ha hecho muchas pruebas antes de empaquetar este modelo para vender.

Vamos con la primera prueba de rendimiento, que como no podía ser de otra manera, le corresponde a CrystalDisk Mark.

CDMark

Los datos que nos arroja este benchmark están ligeramente por debajo de lo que, sobre el papel, nos dice Samsung que podíamos esperar, pero como ya sabéis cada benchmark es diferente y mide los datos de diferente manera, así que es normal que suceda esto. Con todo, casi 7.150 MB/s de lectura y más de 6.850 MB/s de escritura es excelente.

Continuamos con AS SSD Benchmark, un software que va a realizar una medición parecida pero al mismo tiempo va a otorgar puntuaciones arbitrarias sobre el rendimiento.

AS SSD

Aquí nos topamos con unos datos bastante por debajo de lo esperado y, sin embargo, tiene una puntuación mucho más alta que otros SSD… ¿por qué? Por la prueba de archivos 4K con 64 hilos simultáneos, donde nos ha dado un rendimiento más que excelente. Esto significa que, según este benchmark, este SSD puede no dar tan buen rendimiento cuando está trabajando con un solo archivo muy grande, pero su rendimiento con muchos archivos pequeños es simplemente bestial.

Como sabéis, este benchmark tiene dos pruebas adicionales, y la primera nos va a mostrar la velocidad del SSD a la hora de copiar distintas cosas: una ISO (un solo archivo muy grande), un programa (varios archivos medianos) y un juego (muchos archivos pequeños).

AS Copy

Los datos distan de ser excelentes, pero aun así son bastante buenos, y nos muestran un rendimiento sostenido bueno en general. Sigamos con el otro bench de este programa, que nos va a mostrar qué tal se comporta el SSD con archivos no comprimibles, el talón de Aquiles de casi todos los SSD.

AS Compression

Aquí nos encontramos un rendimiento bastante desigual, y además por debajo de lo que debería. Para empezar, sufre un bajón terrible en la prueba de lectura, del que luego no se recupera, y en la de escritura sufre varios bajones de los que sí se recupera pero que denota que la controladora Samsung está sufriendo de lo lindo.

Veamos qué tal se comporta este Samsung 990 Pro con distintos tamaños de archivo, y para ello nada mejor que ATTO Disk Benchmark.

ATTO

En este benchmark nos encontramos unos datos que no podemos catalogar sino de desastre. El rendimiento hasta 8KB es normal, y lo que nos extraña muchísimo es que luego el rendimiento se dispara con archivos de 32KB pero luego, en lugar de seguir subiendo hasta llegar a su máximo, pega un bajón y permanece estable en unos 2.100 MB/s de escritura y 2.500 MB/s de lectura. Hemos repetido esta prueba varias veces y siempre hemos obtenido el mismo resultado, por lo que entendemos que debe ser así como funciona este SSD.

Para terminar con las pruebas, vamos a ver lo que nos dice Anvil Benchmark, una prueba que nos mostrará también el rendimiento aleatorio en IOPS.

Anvil

El rendimiento en esta prueba podemos catalogarlo de muy bueno, y la cantidad de IOPS (operaciones de entrada y salida simultáneas) que es capaz de manejar este SSD lo hace apto incluso para funcionar en entornos más profesionales o de memoria caché en un NAS.

Conclusión y veredicto

Si bien es cierto que no estamos ante el mejor SSD del mercado en términos de rendimiento, lo que sí podemos deciros sobre este Samsung 990 Pro es que nos ha dejado un sabor de boca un tanto agridulce. Es un SSD que en tareas cotidianas y en las que se le exige el máximo al SSD se comporta de forma excelente, siendo apto incluso para cargas de trabajo muy intensas como puede ser el alojar una base de datos de alta disponibilidad.

Sin embargo, luego hemos podido ver que aunque el rendimiento que tiene es consistente durante las pruebas, los resultados son bastante dispares y nos hacen pensar que Samsung todavía tiene bastante que trabajar en el firmware de este dispositivo para optimizar su funcionamiento y salvar estas carencias. No nos entendáis mal, estamos ante una unidad excelente para cualquier tipo de PC cuando hablamos de su funcionamiento a la hora de la verdad, pero del que las cifras distan bastante de lo que prometía el fabricante.

Samsung 990 PRO

Estamos no obstante ante una de las primeras unidades de este SSD, que todavía no está a la venta siquiera (saldrá a la venta, teóricamente, esta Navidad), así que la compañía coreana todavía tiene bastante margen de mejora para optimizar su rendimiento, y estamos seguros de que así será cuando salga a la venta y todos podamos comprarlo.

Con todo, creemos que este Samsung 990 Pro se merece nuestro galardón de Oro.

HZ_2018_MedalsCatg_2_Gold

Samsung 990 PRO
Samsung 990 PRO
Tipo SSD
Interfaz PCIe 4.0 x2 NVMe 2.0
Factor forma M.2 2280
Velocidad lectura secuencial 7.450 MB/s
Velocidad escritura secuencial 6.900 MB/s
Capacidad 2 TB
Sobreaprovisionamiento
MTBF 1.5 millones de horas
TBW 1200 TBW
Lectura aleatoria 1.400.000 IOPS
Escritura aleatoria 1.550.000 IOPS

Lo mejor

  • Excelente rendimiento bajo altas cargas de trabajo
  • No se calienta demasiado (no hace Throttling)

Lo peor

  • Rendimiento inconsistente
Compatibilidad
9
Rendimiento
7.5
Calidad materiales
8.7
Diseño
8

Puntuación global

8.3
¡DEJA TU VALORACIÓN!
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!