Endesa se frota las manos: las RTX 40 necesitarán una fuente de 1200 W

Con el precio de la factura eléctrica cada vez más alta en toda Europa y la concienciación ecológica de la ciudadanía, actualmente se hace difícil no pensar en el gasto energético de un PC. Donde antes podíamos dejar semana o meses encendidos sin apagar, esto ya no es tan común y parece que con las próximas RTX 4090 y RTX 4090 Ti la cosa se va a complicar, a menos que seas el dueño de una eléctrica. Este será el consumo de las RTX 40 de gama alta.

Hemos hablado mucho de esto y a futuro lo seguiremos haciendo, no deja de ser la salsa del hardware sobre todo si la información tiene base y vienen de filtradores de información tecnológica que en el pasado han sido -en varias ocasiones- fuentes de información fidedigna.

Las NVIDIA RTX 40 se esperan con TDP de 600 W

RTX 4090 600 W Fake

Para sorpresa de nadie y aunque desde la serie GTX 700 de NVIDIA el consumo TDP de las tarjetas gráficas ha ido disminuyendo tangiblemente y se han sostenido los TDP de forma muy correcta. El aumento generación tras generación de rendimiento de estas y el resto del hardware hace presuponer sin mucho margen de error, que las próximas generaciones tendremos unos consumos para nada comedidos.

Según la información obtenida a través de una conversación entre dos filtradores de información en Twitter, se puede entender que la próxima serie de tarjetas gráficas por parte de la californiana NVIDIA la serie RTX 40 -Lovelace- tendrá un TGP superior a 600 W.

De ser esto correcto, como se apunta en el propio intercambio, podemos esperar que para sistemas con un Intel i9-13900K junto a una de estas gráficas RTX 4090 Ti deberíamos tener al menos una fuente de alimentación (PSU) de más de 1000 W, seguramente 1200 W para lograr la máxima eficiencia. Esta información es la que apuntilla que para el uso de los 18.432 CUDA se requiere mucha potencia, la cual se calcula en un TGP para las gráficas de al menos 600 W como mencionábamos.

Más potencia, más consumo

De ser todo esto cierto -cosas de la rumorología- tanto los ensambladores como los usuarios deberíamos comenzar a mirar fuentes de al menos 1200 W, fuente que de normal no llenan en la actualidad las estanterías de los comercios y aunque puedan parecer detalles muy alarmantes no hace tantos años estas PSU eran montadas en equipos comparativamente mucho menos potentes y no hablamos de rigs de minería, sino de equipos gaming normal y corrientes.

El paso a Ada Lovelace con su “doble de rendimiento” se augura mucha potencia. Aún recordamos algunos las palabras de AMD en su momento cuando citaban que si queríamos potencia, debíamos tener consumo. Pues NVIDIA con esta nueva familia, aunque los 600 W de TDP realmente puedan parecer una locura comparativamente con Ampere en rendimiento y consumo, da entender que de ser lo que se espera no tendrán las RTX 40 una eficiencia energética tan desorbitado como podemos llegar a pensar.

Aún tenemos muchos detalles que conocer sobre esta nueva serie de RTX 40 y tenemos aún margen hasta su salida, se esperan 66,4 TFLOPS en Fp32 a 1,8 GHz, que sería ese “doble de potencia” respecto a una RTX 3090. En cualquier caso las eléctricas se frotan las manos, NVIDIA ya saborea los dólares que va a ingresar y los usuarios tiemblan ante este avance sin control, puesto que la gran mayoría tendría que pasar por caja para adquirir una PSU de nueva factura.