Estas son las mejores CPU para jugar a los juegos de PS3 en PC

¿Qué tal rinde el emulador RPSC3 bajo Intel Core 12? Pues por lo que parece ser excelentemente y de nuevo las CPU de la marca se vuelven las mejores si quieres jugar a juegos de PlayStation 3 en tu PC. No obstante hay que hacer algunos cambios en la configuración del emulador para obtener ese rendimiento extra.

Una de las desventajas que tiene la PS5 es que solo es compatible hacia atrás con PS4 de manera directa, pero no lo es con PS3. Esto ha hecho que muchos de los que disfrutaban de la primera consola HD hayan tenido que moverse al PC para asegurarse poder jugar a los juegos de su consola una vez más. Dicha situación se agravó hace ya unos meses cuando SONY anunció que iba a cerrar la tienda online de PS3 y aunque recularon, la espada de Damocles sobre dicha consola ya había sido puesta encima y camino en convertirse en «abandonware» había comenzado.

Una solución para muchos ha sido el uso de emuladores en PC, los cuales permiten jugar a sistemas antiguos en nuestro ordenador, no obstante la arquitectura de PS3 tiene cierto nivel de complejidad. En concreto, no desde la parte gráfica donde su GPU es una GeForce GTX 7900 de 2006 con 256 MB de VRAM, sino desde la parte del procesador debido a su arquitectura única basada en el Cell Broadband Engine, donde para él el mejor y más avanzado de estos emuladores es el RPCS3 que gracias a los Intel Core 12 ha alcanzado nuevas cotas de rendimiento.

RPSC3 rompe récords en los Intel Core 12

Intel Core 12 RPSC3

Si tienes un Intel Core 12 y usas RPSC3 y pretendes sacar más rendimiento entonces tienes que hacer lo que dicen los creadores del emulador:

Si estás utilizando una CPU Alder Lake (Intel Core 12) con RPSC3, asegúrate que desactivas los núcleos pequeños, de otra forma estarás perdiendo mucho rendimiento, ya que sin los E-Cores obtienes AVX-512 y un mejor ratio de comunicación en el ring. El rendimiento de los ADL es de lejos el mejor de cualquier arquitectura de CPU.

Comparando un i9-11900K y un i9-12900K, ambos a 5,2 GHz, con el AVX-512 activado y con el HyperThreading desactivado se traduce en el área de inicio de God of War: Ascension en una subida de 10 FPS, 78 FPS vs 68 FPS respecto a los Intel Gen 11, el cual ya obtiene más rendimiento que Zen3. La generación 12 aumenta aún más la diferencia.

El motivo por el cual desactivar los E-Cores da mucho más rendimiento aquí tiene una explicación muy sencilla, Intel desde hace tiempo que utiliza una interconexión en anillo como topología de sus CPU, que es curiosamente la misma que la del CBEA de PS3, por lo que el hecho de que haya más elementos aumenta la latencia de intercomunicación entre estos. Bajo el mismo principio piden desactivar el multihilo, ya que esto significa tener a efectos prácticos 16 núcleos en la infraestructura de comunicación.

Hemos de aclarar que esto tiene relación con el hecho de que la gestión de la comunicación entre núcleos es uno de los elementos clave del rendimiento de PS3, de ahí que sea necesario reducir a 8 la cantidad de núcleos activos en el procesador. Lo que queda claro es que el Intel Core 12 es ahora la mejor CPU para RPSC3.

Intel no recomienda activar el AVX-512 en Gen 12

Intel Core 12 en caja

Como ya os hemos comentado alguna que otra vez, la clave para poder emular los núcleos SPE de la CPU de PS3, el Cell Broadband Engine, es el uso de instrucciones AVX-512. Por desgracia la compañía de Pat Gelsinger no recomienda activarlos bajo «supuesta» amenaza de pérdida de garantía. ¿Lo que nosotros creemos? Dado que es necesario desactivar los E-Cores para activar el AVX-512 esto los convierte en una especie de versión miniatura de los futuros Xeon Workstation, lo que explicaría la política de Intel, ya que esto le hace competencia a sus procesadores.

No olvidemos que las instrucciones AVX-512 por su naturaleza tienen un coste energético mucho más alto que el resto, por lo que si las vais a utilizar aseguraros tener una buena refrigeración con vuestro Intel Core 12. Para terminar, recordar que RPSC3 alcanzó hace poco la compatibilidad total con todos los juegos de la consola.