Cómo convertir un monitor viejo en un televisor para la cocina

Cómo convertir un monitor viejo en un televisor para la cocina

Josep Roca

En muchos hogares las familias suelen comer en la mesa de la cocina mientras escuchan y ven la televisión en una pantalla de pequeño tamaño en comparación con la del salón de estar. Al mismo tiempo, es posible que te hayas quitado de encima tu viejo monitor y no sepas que hacer con él. ¿Qué tal transformar tu viejo monitor en un televisor? Pues vamos a enseñar como hacerlo.

Con la llegada y el éxito de las plataformas de emisión de contenido por internet, o también conocidas por streaming, como Netflix, HBO, Disney+ y un largo etcétera. La visualización de la televisión convencional ha bajado en picado. Sin embargo, hay mucha familias que siguen viendo canales convencionales, sobre todo a la hora de comer o para amenizar el rato. Especialmente si nos encontramos largos periodos haciendo la comida. Sea cual sea vuestro perfil y si queréis darle un nuevo uso a vuestro monitor, os vamos a enseñar como usarlo como televisor.

Cómo convertir tu monitor en televisor

A simple vista parecen iguales, pero la gran diferencia entre un monitor y un televisor es que el último tiene la capacidad de sintonizar canales a través de la televisión digital terrestre. Sin embargo, poco a poco vemos como los nuevos modelos de televisión se van independizando del uso de la TDT y los proveedores de contenido se van acercando a otra opciones, como son aplicaciones para smartphone y tablet que nos permiten ver esos mismos canales. Al final llegará el punto que por desuso la TDT morirá y solo quedará un resquicio para una generación ya muy envejecida que no conoce la red de redes.

Monitor Televisor Cocina

Por lo que con productos como un Amazon FireTV, un Google Chromecast o cualquiera de los llamados TV Stick o TV Box te serán suficientes para convertir tu monitor en un televisor. Eso sí, ten en cuenta que muchos monitores carecen de altavoces, por lo que si no les añades unos externos no vas a oír nada, por lo que no todos los modelos son los adecuados.

También hemos de tener en cuenta la relación de pantalla. El estándar televisivo son los 16:9, por lo que cualquier imagen fuera de ello se verá entrecortada y deformada. Si tu viejo monitor cumple con ambas especificaciones, entonces podrás disfrutar de él como televisor en tu cocina o en cualquier otro lado donde necesites uno, como por ejemplo tu taller de trabajo.

Consejos para personas mayores o con pocos conocimientos

Así pues, lo único que necesitas es un adaptador USB que le dé las capacidades de una SmartTV a tu viejo monitor y con ello ya podrás ver la televisión. Sin embargo, es posible que quieras dejarle el monitor a una persona con conocimientos nulos de informática y a la que si le colocas la interfaz de una SmartTV se pierda. ¿Qué hacer en esos casos? Pues adquirir un decodificador TDT convencional y dejarlo conectado al monitor para convertirlo en televisor. Esto les será suficiente para poder usarlo y no se encontrarán con complicaciones adicionales.

1 Comentario