¿Te faltan puertos USB en tu PC? Así puedes tener alguno más

¿Te faltan puertos USB en tu PC? Así puedes tener alguno más

Josep Roca

Todos tenemos una falta de puertos para conectar periféricos y, por tanto, acabamos comprando un hub para poder conectar una mayor cantidad de periféricos a nuestro PC al mismo tiempo. Sin embargo, todo replicador de puertos USB guardan un oscuro secreto, que muy poca gente sabe y que hay que tener en cuenta a la hora de comprar uno si no queremos llevarnos una sorpresa desagradable.

Los replicadores de puertos USB los puedes encontrar en cualquier lado, y van muy bien cuando usamos un portátil con no más de tres puertos y necesitamos conectar varios dispositivos al mismo tiempo. Por ejemplo, un disco duro, una impresora, un micrófono, una tarjeta de sonido externa. Lo normal es coger el primer concentrador que vemos en la tienda al lado de casa.

Las limitaciones de un replicador de puertos USB

La mejor forma de añadir puertos USB si tenemos un PC de torre es a través de una tarjeta de expansión que le dé la energía suficiente y el ancho de banda adecuado para cada uno de los puertos. En cambio, si usamos un replicador de puertos USB que se conecta a un puerto homónimo, entonces al rendimiento se acaba dividiendo entre los diferentes dispositivos. Entonces, ¿por qué no existe un problema para muchos usuarios? Por el hecho que podemos conectar varios periféricos en cadena y el tiempo que se le dedica a cada uno de ellos se distribuye de manera rotativa.

  • Si usamos un ratón o un teclado, entonces un hub USB no va a afectar en nada al rendimiento, ya que la latencia añadida es marginal.
  • En cambio, si hablamos de unos auriculares, una tarjeta de sonido o un disco duro externo, entonces se añade una latencia extra que afecta al rendimiento añadiendo tiempo adicional.

El problema viene cuando tenemos pocos puertos y no podemos usar una tarjeta de expansión para conectar más periféricos. Ahí es cuando nos pillamos los dedos y muchas veces se nos obliga a tener que liberar puertos usando interfaces como el Bluetooth para liberar puertos de nuestro portátil. El otro punto es el ancho de banda, desde el momento en que los puertos adicionales derivan de otro puerto, entonces la cantidad de bytes por segundo se han de compartir.

Lo que has de mirar realmente a la hora de comprar

Los replicadores de puertos USB 2.0 que se pueden encontrar a precio reducido usan un elemento llamado Transaction Traslator. Se trata de una memoria temporal que acumula las peticiones desde y hacia los periféricos. El problema viene con los que son del tipo Multi-TT, los cuales permiten realizar peticiones en paralelo, lo cual reduce latencia, pero a velocidades de USB 1.1. Es decir, con anchos de banda de 12 Mbps. Lo cual a día de hoy son paupérrimos, pero para muchos dispositivos es más que suficiente.

¿Nuestro consejo? Usa dichos replicadores de puerto solo si vas a usar ratón y teclado en ellos, no requieren siquiera la velocidad de un puerto USB de primera generación. En el caso de que seas músico, te interesa más la latencia que el ancho de banda. Por lo que usar un concentrador con capacidad Multi-TT te será mucho más beneficioso.

Replicador Puertos USB

¡Sé el primero en comentar!