El AMD Threadripper 3990X mueve el Crysis… sin GPU

El AMD Threadripper 3990X mueve el Crysis… sin GPU

Rodrigo Alonso

A finales de la década pasada, Crysis era el juego más exigente del momento, hasta tal punto que decir que un PC podía mover el Crysis era sinónimo de que tenía una gran potencia. Ahora, con el nuevo AMD Threadripper 3990X ya en la calle, han querido probar si solo con la CPU era capaz de hacer funcionar el juego, sin necesidad de una GPU dedicada, y la respuesta es que sí, es capaz de ello.

El viernes de la semana pasada AMD puso en el mercado su nueva bestia, el Threadripper 3990X que cuenta con 64 núcleos y 128 hilos de proceso. Ya durante el fin de semana se han fulminado varios récords del mundo de rendimiento de CPU en HWBot con este procesador, pero también han realizado pruebas para ver hasta dónde puede llegar el ingente rendimiento que proporciona este 3990X en un PC de sobremesa.

Jugar al Crysis solo con la CPU

Poner este procesador de 4.000 euros en la calle para el mercado «doméstico» no tiene demasiado sentido, en realidad. Se trata de un procesador orientado a profesionales, especialmente aquellos que necesiten renderizar contenido (de hecho, AMD lo vende bajo ese lema) muy rápidamente. Pero también permite realizar «burradas» como la que vamos a ver a continuación, pero no sin antes explicarla.

Los juegos, por su naturaleza, implican cantidades masivas de operaciones muy simples que se realizan cada segundo, y hablamos del orden de millones de operaciones por segundo. Las GPU están diseñadas precisamente para poder hacer esto a nivel de hardware, especialmente porque tienen muchos procesadores de flujo (Stream Processors) capaces de realizar estos cálculos básicos simultáneamente.

Por su parte, los procesadores están diseñados para poder manejar operaciones mucho más complicadas, y por ello no pueden realizar tantísimas al mismo tiempo. Pero claro, ahora llega el Threadripper 3990X con 128 hilos de proceso (es decir, que puede realizar 128 tareas a la vez, cada una con sus correspondientes cálculos) y rompe todos los esquemas.

En el vídeo de arriba podéis ver que están ejecutando Crysis en una máquina virtual (saltad al minuto 9:12), lo que significa que la tarjeta gráfica instalada en el sistema tan solo sirve para mostrar la imagen en la pantalla. Crysis se está ejecutando totalmente por software en el AMD Threadripper 3990X y es la CPU la que realiza todos los cálculos y operaciones necesarias para que el juego funcione… y funciona.

Ciertamente no es que Crysis se ejecute a resolución 4K y 60 FPS (viendo el vídeo, si va a 20-25 FPS ya es un logro), pero funciona. Un juego que hace una década era el referente de potencia de un PC gaming (de hecho hoy en día muchos PCs no pueden moverlo a una tasa de FPS digna) ahora se ejecuta tan solo con un procesador.

Este hecho, que no es más que una curiosidad porque es absurdo gastar 4.000 euros en un procesador (mas lo que cuesta el resto del sistema) solo para jugar al Crysis sin gráfica, viene a demostrar simplemente la potencia bruta que tiene el nuevo procesador de AMD, capaz de hacer las veces de tarjeta gráfica si se requiere.