Windows 11 tiene un nuevo problema… ¡que no tiene solución!

Windows 11 tiene un nuevo problema… ¡que no tiene solución!

Roberto Sole

Cada actualización del último sistema operativo de Microsoft supone una retahíla importante de problemas de funcionamiento. Se ha reportado ahora que tras actualizar Defender en Windows 11 se borran todos los accesos directos del menú de inicio y barra de tareas. Pues bien, Microsoft ha dicho que no hay manera automática de restaurarlos, hay que hacerlo mano.

El mal funcionamiento y los problemas son una constante desde el lanzamiento de Windows 11. Un sistema operativo desarrollado por parte de Microsoft ad-hoc para Intel y su nueva arquitectura de procesadores. Tanto es así, que los usuarios con un AMD Ryzen destacan los problemas de rendimiento y funcionamiento.

Nueva actualización, nuevo problema

Según indica Microsoft, en la actualización 1.381.2140.0 para Windows Defender, se ha dado un nuevo problema. Según parece, el antivirus de la compañía lo que hace «por seguridad» es eliminar los accesos directos del menú de inicio y la barra de tareas. La compañía no ha dado datos del motivo de este suceso.

Microsoft indica que el problema no solo esta presenta en Windows 11, también está presente en Windows 10. Se indica también que los accesos directos no pueden ser restaurados automáticamente, se debe hacer de manera manual.

Después de que los usuarios instalen la actualización de inteligencia de seguridad de Microsoft Defender 1.381.2140.0, el menú Inicio, los accesos directos de aplicaciones anclados a la barra de tareas y en el escritorio pueden ocultarse o eliminarse.

Además, pueden ocurrir errores al intentar ejecutar archivos ejecutables (.exe) que dependen de archivos de acceso directo. Los dispositivos afectados principalmente tienen habilitada la regla de reducción de superficie de ataque (ASR) «Bloquear llamadas API de Win32 desde macros de Office».

Después de instalar Security Intelligence versión 1.381.2140.0, las detecciones dieron como resultado la eliminación de ciertos archivos de acceso directo de Windows (.lnk) que coincidían con el patrón de detección falsa.

La instalación de Security Intelligence Update versión 1.381.2164.0 o posterior debería evitar el problema, pero no restaurará los accesos directos eliminados previamente. Deberá volver a crear o restaurar estos accesos directos por otros medios.

Explica Microsoft

Lo bueno es que en esta ocasión el fallo es menor y solo nos quitara un poco de tiempo restaurar los accesos directos. Tampoco es un problema que este afectando a todos los usuarios, serían unos pocos los afectados.

Hace algunos años paso algo más grave y es que tras una actualización de Windows 10, algunos usuarios reportaron que se habían eliminado parte de sus archivos. Por suerte, esta vez solo se eliminan accesos directos reemplazables de manera sencilla.

Microsoft Windows defender

Inicia el año como lo termino, con problemas

Debemos recordar que en la actualización Windows 11 22H2 ya se dieron muchos problemas. Esa gran actualización, sobre todo, estaba enfocada en la optimización del rendimiento en juegos. La realidad fue bastante distinta y es que, tras actualizar, los juegos tenían un mal rendimiento o no se ejecutaban.

Tal fue el revuelo que Microsoft paralizo la distribución de la actualización hasta haber corregido el fallo. Y si sumamos todos los problemas acontecidos, uno se pregunta la necesidad de sacar este sistema operativo. Algo que también debemos cuestionar es si funciona el programa «Insiders», no tanto del lado de los usuarios, sino de la compañía que muchas veces no hace ni caso de los reportes.

¡Sé el primero en comentar!