Ultrabooks: Intel quiere reducir su coste apostando por el plástico

Escrito por Alex Gálvez

La llegada de los Ultrabooks basados en los procesadores Ivy Bridge está prevista para Junio, pero Intel quiere que también existan modelos que tengan un precio aproximado de 600$. Para ello propone a los fabricantes que reduzcan el coste usando para su fabricación el plástico como material principal, o bien una combinación de aluminio y plástico.

Los Ultrabooks actuales que están basados en los procesadores de la anterior generación, los Sandy Bridge, tienen un problema bastante grande y es precio que hay que pagar por ellos. Intel no quiere que se repita lo mismo con los nuevos Ultrabooks con Ivy Bridge, y es que las ventas de la los actuales modelos disponibles no han sido todo lo buenas que se esperaban.

Una buena manera de hacerlos más atractivos al público sería bajarles el precio, obviamente, pero para eso los fabricantes van a tener que optar por variar un poco los diseños y empezar a incorporar el plástico en sus carcasas. Actualmente el principal material usado en los Ultrabooks es el aluminio, que les da un toque de elegancia, robustez y ligereza muy superior al plástico, pero hay que rebajar costes y usa es la idea que plantea Jasonn Chen, el gerente de Intel en Taiwan.

Se estima que si los fabricantes optan por carcasas de plástico, el precio final de un Ultrabook de nueva generación podría rondar los 600$, que es bastante menos que los actuales 1.000$ que hay pagar actualmente como mínimo. La reducción del precio está muy bien, pero no hay que olvidar que unos de los atractivos principales que tienen los Ultrabooks es su diseño basado en aluminio, que los hacen realmente atractivos. Usar el plástico seria como dar un paso atrás, aunque si es en beneficio del precio final la cosa cambia.

Otra opción que se plantea es usar conjuntamente el aluminio y el plástico en las carcasas, no reducirían tanto el coste pero su diseño tampoco se vería muy cambiado. En cualquier caso Intel ha comentado que el grosor no cambiará al emplear un material diferente, pero con los nuevos Ultrabooks basados en Ivy Bridge no quieren cometer el mismo error y esperan que se vendan bien.

Continúa leyendo